Escenario

"Conocer el pasado es importante para encarar el futuro"

El actor habló de la película "La noche de 12 años", que está en cartel en Rosario. El filme rescata la historia de tres dirigentes tupamaros.

Domingo 30 de Septiembre de 2018

Después de consagrarse definitivamente como actor en la miniserie "Historia de un clan" y en la exitosa película "El ángel", Ricardo "Chino" Darín enfrentó el desafío de encarnar al ex dirigente tupamaro Mauricio Rosencof en la película "La noche de 12 años", que está en cartel en Rosario. El filme está inspirado en los años de cárcel y tortura que sufrieron tres figuras de la política uruguaya: José "Pepe" Mujica, Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernandez Huidobro. En declaraciones a medios europeos, el Chino Darín habló de la intensidad de la filmación y aseguró que este fue el papel que más le costó abordar y del que más le costó salir.

   El actor comentó que la historia y los compañeros de proyecto son las cosas que más lo atraen de cada película, pero que es el personaje el factor decisivo. En este caso encarnó a un personaje encarcelado para el que adelgazó doce kilos, un reto físico que lo afectó en lo mental. "Sentí angustia, irascibilidad, intolerancia...Sentí palpitar el hambre en carne propia y en un momento me asusté, sentí que se me iba un poco de las manos", confesó.

   En ese sentido añadió: "Creo que esta película es de la que más cosas me llevé. El proceso de adelgazar, de acercarse a una cuestión psicológica tratando de entender qué le pasa a personas que se exponen a esa tortura durante años fue muy duro. Hay un punto donde pensás «si yo me siento así después de dos meses, como se habrán sentido ellos luego de 12 años»".

   El esfuerzo físico fue compartido con sus compañeros de reparto, Antonio de la Torre y Alfonso Tort. Los tres interpretan a Rosencof, José Mujica —que llegaría a ser presidente de Uruguay—y Eleuterio Fernández Huidobro, posteriormente ministro de Defensa. Miembros del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, opositor a la dictadura militar uruguaya (1973-1985), pasaron doce años en la cárcel, sufriendo todo tipo de torturas.

   En ese período se centra "La noche de 12 años", dirigida por el uruguayo Alvaro Brechner, que la semana pasada se presentó en la sección Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián, tras haber participado en Horizontes de la reciente Mostra de Venecia. Según Darín, "esta historia trasciende porque son tipos que después pudieron desarrollar sus vidas casi exponencialmente respecto a lo que era su vida pública previa a toda esta situación".

   "Es una película que va más allá de la humanidad, que profundiza en la supervivencia, en la esperanza y en la desesperanza", resaltó el actor, quien pudo conocer muchos de los detalles reales directamente a través de Rosencof, quien fue muy generoso al hablarle de sus "sueños, pesadillas, esperanzas, angustias e inclusive de la sexualidad en el encierro", añadió.

   Sobre ese encuentro, recordó que fue algo excepcional en su carrera: "Es la primera vez que pude interactuar con una persona que tuve que interpretar. Después de leer la historia, de investigar, Mauricio me invitó a su casa, me prestó libros, me abrió a su anecdotario y a su corazón. Es el recuerdo más lindo de esta experiencia", rememoró.

   "Mauricio nos dijo: «Esta historia es nuestra, nosotros la vivimos, nosotros ya la escribimos y la contamos. Ahora les toca a ustedes hacerla propia»", contó el actor. Y agregó: "El pasado es importante para encarar el futuro, la fórmula de no mirar para atrás no sirve para nada".

   Darín también recordó el momento en el que volvió a ver a Rosencof durante el estreno del filme. "Nos dijimos «gracias». Fue un lindo momento. Todavía tenía el bagaje de ver la peli, me trajo de nuevo la sensación del rodaje. Y mientras la veía me acordaba de lo que yo había sufrido interpretándolo, solamente dando un vistazo... Tenerlo ahí para abrazarlo fue un rescate", explicó.

   "La noche de 12 años" es la tercera película de Alvaro Brechner, nacido en Montevideo y radicado en España, director de "Mal día para pescar" y "Mr. Kaplan", ganadoras de numerosos premios internacionales.

    "Quisimos abordar esta historia desde la responsabilidad, el compromiso y el respeto de quien está tratando una historia real", aseguró Darín, quien indicó que aunque el filme pone en foco un hecho concreto que sucedió en Uruguay, se puede "establecer un parentesco" con otras situaciones similares ocurridas en algunas regiones. "Es extrapolable a cualquier situación de violación de derechos humanos y de la libertad, así se universaliza el recibimiento de esta película", afirmó.

   Para el actor, esta fue una experiencia "muy interesante y apasionante por momentos, y por momentos muy desesperanzadora también. Fue realmente una montaña rusa emocional", afirmó Darín, y destacó que el papel le ha permitido "descubrir algo sobre la humanidad en general, más allá de Mujica, Rosencof y Huidobro". "Una de las sensaciones que me quedó es que son tipos que vivieron una de las cosas más heavys que conozco, y sin embargo llama la atención el nivel de aceptación: han hecho las paces con su pasado y la historia y no se han guardado esa factura en el bolsillo para irla a cobrar. Es admirable", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario