Escenario

Con una ceremonia fina y austera, los Magazine se refugiaron en el teatro

El Círculo sirvió de imponente marco para la 17ª entrega de los premios creados por Carlos Bermejo La celebración, previa de la fiesta del Bicentenario, contó con el apoyo de la cúpula de Telefé

Lunes 28 de Septiembre de 2009

"Refugiados", según las palabras del propio presentador, en el teatro El Círculo de los vientos de la crisis, Carlos Bermejo le dio forma a la 17ª entrega de los premios Magazine con una puesta fina y austera, con la presencia de la actriz española Assumpta Serna y sin la de Mirtha Legrand, con el apoyo de la plana mayor del grupo Telefé y de la comunidad artística rosarina, y la firme convicción de que sin cultura no hay futuro. La gala de las distinciones más famosas de la ciudad, donde el oro fue para el periodista Nelson Castro, fue trasmitida en directo por Canal 5.

De entrada Bermejo, acompañado por las bellísimas Gachi Santone y Denise Wocjcicki, aclaró que la ausencia de la diva de los almuerzos no se debía "a un desaire", sino a la convalecencia de su hermana melliza. Y luego de un comienzo a todo cuerpo de baile, llegó la premiación.

Natalia Lobo fue la primera; refirió a su padre rosarino y sus colores volvieron a vestir una gala como la del Martín Fierro, compitiendo con los amarillos de la magnífica sala y los rojos de un telón en pantalla de video gigante. La otra de largo multicolor fue la espigadísima Erica Fontana, emocionada al recordar sus sueños cumplidos en el "Telefé noticias" rosarino y reeditados en el "Diario de medianoche" porteño.

Tanta elegancia, como la de Anita Martínez y Mariela Spirandelli, una de rojo y otra de blanco, tuvo una contraparte descontracturada: las zapatillas. Con remera y saco para Diego Peretti, y con remera y guitarra para el cordobés David Bolzoni, quien además de recibir el reconocimiento cantó "Yo renaceré" de la telenovela "Vidas robadas". Las lució también Sergio Lapegüe, el aplaudido más ruidosamente, quizás por su simpatía, su prende y apague o sus latiguillos al estilo de "hágase amigo".

También el negro se midió con los tonos claros. Una impecable Selva Alemán y una vaporosa Graciela Borges, preocupada "por los afectos", vistieron de oscuro, como Julia Zenko que agradeció su galardón con un tributo a Elis Regina, como el de su último disco. Igual, entre los varones, a un correctísimo Arturo Puig, que aún bambolea su flequillo de "Grande Pá" y que recordó su primera gira artística a los 19 años junto a Angel Magaña y Ubaldo Martínez en Rosario, donde conoció a la mítica Rita La Salvaje.

Luego de darle un beso en la boca a un bigotudo en la pantalla, la risa general ayudó a festejar a un Martín Seefeld que hizo mención de su atuendo de saco claro, un estilo ratificado por Lisandro Cavartota de "Bótelos". A su compañero de escena, el humorista Germán Mazzetti, se lo vio extraño sin la peluca de Osvaldito, y repetido cuando subió a recibir otro premio con Jorge Fossetti, como integrantes de Marca Cañón. A la hora de los agradecimientos, el dúo cómico cumplió con su parte: hacer reír.

Otro que mostró su arte fue el bailarín Hernán Piquín, lo mismo que el escritor y periodista del diario La Capital Sebastián Riestra quien recitó un poema a las palabras. La voz de Hugo de Cruz sonó al arte de vender y la de Javier Migled a tango en una de las tres intervenciones que tuvo el ballet dirigido por Pecky Land, encargado de abrir y cerrar la ceremonia.

Más agradecidos. Carolina Balparda subió a la tarima por el programa municipal de integración "Ceroveinticinco" y Viviana Marini por el micro de rescate histórico "Rosario, patrimonio de todos". La Fundación Osde también tuvo su turno para agradecer.

El director de "Elsa y Fred" y "Anita", Marcos Carnevale, viajó hasta su Inriville natal, y Pablo Gavira hasta la más peligrosa de sus aventuras para compararla con la de producir un programa como "Alternativos 100 por ciento" en forma independiente. Convocados a escena, a Marcelo Casal, de "Amanece que no es poco" de LT3, lo acompañó su inseparable ladero José Cazorla, y a Roberto Paz la ruidosa y aérea barra de "Bien temprano".

Para el final de la gala quedaron la española Assumpta Serna, quien impactó por su vestido verde y por las faldas su marido, el actor escocés Scott Cleverdon, y el tándem a cargo de la dirección artística de Telefé. Junto a Bernarda Llorente, Claudio Villarruel abogó por "libertad para trabajar" y "libertad para crear" y retomó las palabras de Rita Cortese cuando destacó la presencia del gobernador Hermes Binner en un evento evocativo de la cultura. Ni la esposa del mandatario, Silvana Codina, ni el intendente Miguel Lifschitz pudieron ocultar su sorpresa. El Magazine de Oro fue para Nelson Castro, considerado un maestro de periodistas. Contrariamente a la suposición de que sentaría posición ante el debate de la ley de medios, el conductor de “El juego limpio” sólo agradeció a sus padres y “a la vida”.
Cuando la hora 23 pendía como la espada de Damocles sobre la producción, debido a los tiempos televisivos, Bermejo y Gachi Santone bajaron del escenario para agradecer el apoyo recibido en tiempos de crisis como éstos.
No era para menos. En la sala, las autoridades mencionadas se codearon con la plana mayor del grupo Telefé. Allí estaban el presidente de la empresa, el español Luis Bello, Villarruel y Llorente, y los gerentes generales de Canal 5 de Rosario y Canal 8 de Mar del Plata, Claudio Ipólitti y Pablo Breitman.
Para cerrar, y “si los vientos soplan a favor”, Bermejo prometió una gran celebración para el 2010 cuando se entreguen los Magazine del Bicentenario “a quienes ayudaron a fundar este bendito país”.
Afuera el húmedo frío de primavera esperaba a los invitados a la celebración que siguieron derecho a la Estación Fluvial donde se sirvió una cena. Mientras tanto, Bermejo ya planeaba los Magazine del año próximo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario