Escenario

Con la Mole como ganador del Bailando, Tinelli lleva a Canal 13 al podio

Marcelo Tinelli concluyó anoche un exitosísimo 2010 con la última  emisión de “Showmatch” que tuvo picos de 43,3 puntos -según el  minuto a minuto de Ibope- y que tuvo como ganador del “Bailando por  un sueño” a Fabio “La Mole” Moli, pero también a Canal 13 que puede  ganar el año gracias a la labor del conductor nacido en Bolívar.  

Martes 21 de Diciembre de 2010

Marcelo Tinelli concluyó anoche un exitosísimo 2010 con la última  emisión de “Showmatch” que tuvo picos de 43,3 puntos -según el  minuto a minuto de Ibope- y que tuvo como ganador del “Bailando por  un sueño” a Fabio “La Mole” Moli, pero también a Canal 13 que puede  ganar el año gracias a la labor del conductor nacido en Bolívar.

En un final electrizante a las 1.04 de hoy, Tinelli mostró la  papeleta con el millón y medio de llamados y sms telefónicos, que  indicaba que La Mole con 50,24 puntos derrotaba a Paula Chávez que  consiguió 49,76, cuando Ibope cantaba que Showmatch estaba  aposentado sobre un colchón de más de 40 puntos de rating.
Así, Tinelli ratificó su condición de “imbatible” y se colocó  con mediciones notables en el rol de nave insignia de Canal 13 como  reconoció el propio gerente de Programación, Adrián Suar.
Porque para el 13, Marcelo Tinelli es como el aire, un  elemento más que necesario y la emisora no puede darse el lujo de  cometer el mismo error que Telefé perpetró a principios de la  década cuando ahuyentó y dejó ir al hombre de Bolívar.

Con “Showmatch” y productos de su escudería como “Este es el  show”, “La Cocina del show” y “Sábado show”, Tinelli llevó al  primer puesto del rating a Canal 13, luego de más de 10 años de que  la emisora de Constitución estuviera estacionada en el segundo  lugar.
En este 2010, Showmatch fue el dueño indiscutido del prime  time, pero gracias a uno de sus satélites, “Este es el show”, el 13  pasó a ganar las tardes -un horario maldito para el canal- y eso le  permitió a la emisora construir un liderazgo de varios meses y  prepararse para llevarse el año.

Pero Tinelli además superó a prepotencia de rating los  recelos y la desconfianza dentro del 13 y del Grupo Clarín, con  quien lo unen dos años más de contrato, que comenzarán a desandarse  en abril de 2011, tal como él anuncio anoche.
Son muchos los especialistas en la TV Argentina que  consideran que hoy “Tinelli es más necesario para Canal 13, que el  13 para Tinelli, que puede llevarse su éxito de regreso a Telefé,  si así lo desea”.

En paralelo al clímax del éxito, Tinelli recibió sanciones  por bailes de cierto contenido erótico y críticas por la calidad  artística o intelectual de su ciclo, aunque el conductor con el  correr de los años se ha blindando contra estas últimas.
Pero lo que ya parece fuera de duda es que Tinelli comparte  olfato con el grueso del público argentino y eso lo ha demostrado a  lo largo de su exitosa carrera, y aunque algunos años puede  costarle un par de meses dar con el punto exacto, finalmente lo  encuentra y a partir de ahí surfea en la cresta de la ola.

En este 2010, Tinelli se mostraba cauteloso y como le  manifestó a Télam se conformaba con un promedio de 20 puntos, pero  desde un principio el piso fue de 25 y desde allí superó varias  veces los benditos 30, que muy pocos pueden alcanzar.
Más allá de las discusiones, es indudable la capacidad de  Tinelli y de su equipo para producir entretenimiento y generar un  show gigantesco al que hay que alimentar durante cuatro días a la  semana, aunque a veces el ciclo haya abusado de golpes bajos en  temas delicados como el HIV o la violencia de género.

En el resto del mundo, el “Bailando por un sueño” se emite  una sola vez por semana, mientras que en la Argentina esa máquina  devoradora que es la TV exige que sea cuatro emisiones por semana,  y Tinelli estructura todo para que así sea.
Apoyado en su olfato, Tinelli fue construyendo este monstruo  con vedettes de generosa geografía, fenómenos mediáticos, freaks,   bailarinas,  y hasta ídolos populares como ocurrió este año con  Fabio “La Mole” Moli.

Pero este año, el ciclo tuvo más que nunca como protagonista  al propio Tinelli que fabricó personajes como Tito el  guardaespaldas, su falso noviazgo con Coki Ramírez, Peter Alfonso,  Ricardo Fort, Belén Francese, Lola Ponce, Amalia Granata, Matías  Alé y otros, con los que jugó en escena y se divirtió, consiguiendo  una buena cosecha en rating.
Y como viene ocurriendo desde que Tinelli adoptó los formatos  Bailando, Cantando y Patinando por un sueño, el programa se repitió  hasta el hartazgo en otros canales, en otros programas y a  cualquier hora, dándole la razón al conductor de haber encontrado  algo que le dé que hablar a la gente en la oficina, en el bar o en  su casa. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS