Escenario

"Con este disco volvimos al sonido más fuerte, pasamos el umbral"

Lolo Luciani , voz líder del grupo local Fluido, habló del regreso "al riff, a la patada" en "Umbral", la obra conceptual que presentan hoy en Vorterix.

Viernes 10 de Agosto de 2018

Fluido regresa a sus raíces para dar el salto. "Volvimos al riff, a la patada, pasamos el umbral", dice Lolo Luciani, voz líder de la banda que toca esta noche, a las 21.30, en Vorterix (Salta 3519), para presentar su nuevo disco "Umbral".

El show del grupo local -que también integran los infaltables Rodrigo Prado, en guitarra eléctrica, y Javier Vega, en bajo, más la potente novedad de Max Mateo, en batería- será precedido por dos bandas que dejarán la vara alta: Cabezones y Hotel Rush. Fluido vuela hacia otro lado para encontrar su mejor esencia, esa que te empuja para adelante. Y pide rock.

Planteada como una obra conceptual, sobre todo en lo sonoro, el disco se planteó en tres etapas. Las dos primeras fueron adelantadas entre diciembre de 2016 y todo el año pasado, y hoy es el día de mostrar la obra completa, con las 11 canciones del disco, grabado con la producción musical del también baterista de Cielo Razzo Javier Robledo.

Este material marca un punto de inflexión en la banda rosarina, que a lo largo de 18 años de vida llega a su cuarto larga duración de estudio. "Complementos" fue el debut en 2006; luego llegó "En órbita" en 2010 y el anterior a "Umbral" es "Desde el aire", de 2014. El arranque fue en 2002 con un demo titulado "Fluido" y el EP "Estímulo", de 2005. Lolo, la histórica voz cantante y también compositor, desgranó ante Escenario el pulso y el corazón que tuvo este nuevo material.

—¿Por qué "Umbral"?

—Fue como haber querido volver al riff, al sonido más fuerte, a la patada, pero inclusive nos pasamos más de lo que habíamos hecho hasta ahora y nos salió algo un poquito más heavy. Por eso es que decimos «pasamos el umbral» y elegimos el término que le da título a la obra. Y además lo hacemos con una vuelta no estrictamente al pasado, sino con todo lo que incorporamos en los discos anteriores, que terminó siendo una mixtura fuerte entre lo rítmico y lo armónico.

—¿Las tres etapas se asocian a momentos distintos?

—"Umbral" es una obra completa de once canciones, no son tres EP, sino que son tres volúmenes de una misma obra que se grabó todo junto en una misma época. Simplemente decidimos fraccionarlo en la forma de mostrarlo y repartimos un poquito lo que eran los temas fuertes y los intermedios. Pero es una obra conceptual entera.

—"Saliste a gritar alto y quisieron tapar tu voz" cantás en el tema que le da título a este material y que abre el disco. ¿Es una declaración de principios?

—Nosotros elegimos ese tema para presentar la obra, pero la canción en sí plantea sacar todo lo que nos traba para hacernos oír y también sacarse toda la mochila para gritar lo que uno tiene para decir. También se refiere a lo que la gente entiende como "umbral de dolor" en relación a pasar ese umbral para que salga tu voz, tu mensaje y que pueda ser escuchado.

—En "Embrión" decís "la historia se escribe hoy si estás presente". ¿Tiene que ver con el activismo de los jóvenes en temas vitales, como la ley de despenalización del aborto?

—Totalmente, cuando habla de estar presente me refiero a participación, salir a participar, salir a luchar, ya sea en un caso como este o en otro, si uno considera que tiene que rememorar algo y que no tiene que volver a pasar, o quejarse de algo que está pasando en este momento. Estar presente se refiere a participar y estar.

—¿Qué los motivó a tener este cambio en lo sonoro sobre todo?

—Fue una necesidad llegar a este cambio, así como surgió la necesidad en su momento de hacer "Desde el aire". Cuando hicimos ese disco teníamos ganas de hacer canciones más largas, más experimentales, con intros, con solos, sacarnos esa etiqueta de banda new metal, que sabemos que llevamos influencias, pero que no nos representa totalmente. Y ahora, después de eso, sentimos la necesidad de volver a la esencia y el origen de Fluido. Tuvo que ver también el hecho de que hace un par de años festejamos los diez años de "Complementos", después los 15 de la banda, que nos puso a sacar del cajón temas de aquella época. Y al hacerlo y ver la respuesta de la gente, eso nos entusiasmó mucho para volver a un disco fuerte y terminamos grabando el disco más fuerte que hicimos hasta ahora.

—¿Se sienten new metal o no?

—Nosotros surgimos en la época del auge del new metal y tenemos matices de ese género, pero más que nada en la banda. Por parte de la voz no, porque yo no grito, no rapeo, no toco las temáticas que tocaba el new metal. No nos sentimos con esa etiqueta, pero era una forma de mostrarnos y direccionar lo que hacíamos. Lo nuestro, con matices del new metal, lo terminamos mezclando con cosas del rock nacional o bien con otros estilos como el grunge, o algo más stoner, o el hard rock mismo. Si bien sabemos que nacimos con ese movimiento, no creemos que sea la forma de definir a Fluido.

—¿Después de 18 años de carrera, les pasa que para muchos son todavía una banda nueva?

—Sí, es un crecimiento constante. Después de "Complementos" en 2006 empezamos a tocar en lugares más grandes. Hoy es en Vorterix y en septiembre vamos a Palermo y hacemos una gira por Santa Fe, Rafaela, Paraná y Venado Tuerto. Tenemos público que nos sigue hace mucho tiempo y otro que va descubriendo la banda. Nosotros nos sentimos muy orgullosos del camino que elegimos haciendo un estilo que no responde a los cánones del comercio y la difusión de la música en la mayoría de los medios, haciendo algo estrictamente propio, totalmente en castellano, con discos arriesgados y tomando volantazos en el camino musical. Sabemos que no hay una movida en el género nuestro donde poder insertarnos, como la movida del rocanrol, del heavy o del blues. Creo que pudimos inventar un camino.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario