Escenario

Cómo es la dieta biomolecular que convirtió a Charly García en Superman

Sigue un tratamiento con sueros rejuvenecedores, antioxidantes, medicina ortomolecular, meditación y alimentos nutricionales.

Miércoles 28 de Marzo de 2018

"Me siento Superman", afirmó Charly García en una entrevista con la revista Gente. Es que a la leyenda viva del rock nacional se lo vio renovado, pleno, luego de su concierto en febrero pasado en el Teatro Coliseo. Pero no sólo la música lo hace sentir mejor sino que, desde hace dos meses, una terapia revitalizante biomolecular llena de energía a Charly.
"Ahora soy un Charly biomolecular, con más energía de la que tenía, que era mucha, eh", contó García acerca de su novedosa terapia.
Se trata de un tratamiento antiage que lo mantiene con energía, con sueros rejuvenecedores que fortalecen los órganos y eliminan el estrés. A su vez, García tiene un apoyo domiciliario del tratamiento bajo antioxidantes, medicina ortomolecular y un seguimiento nutricional cada semana.

charly1.PNG


A diario, Charly se somete a una estricta dieta hormonal, que consiste en suspender bebidas azucaradas o alcohol, comer cada tres horas y aumentar el consumo fuera de las comidas de frutos secos, nueces y almendras, leches vegetales, licuados de clorofila y hojas verdes. Además: un huevo de granja por día, actividad física por 40 minutos diariamente y una estricta meditación, entre tantas otras cosas.
Fue su amiga Moria Casán quien le dio la idea a Charly García de empezar un tratamiento personalizado de este estilo y tratarse con el doctor Rubén Mühlberger.
"Me voy mejor de lo que vine, como me pasa siempre", explica García desde la clínica. "Me siento súper contento. Aparte del tratamiento, Rubén me escucha, tenemos buenas charlas. Pasamos de lo real a lo fantástico. El vino al concierto del Coliseo. Por eso hablamos sobre Nikola Tesla, el verdadero inventor de la electricidad, que la hizo para regalarla, no como (Thomas Alva) Edison que la vendía, je", bromeó, en diálogo con Gente.
A su vez, revela que siempre se siente con "energía" y "con ganas de volver" a la clínica. "Con esta terapia me siento Superman. Me acuerdo cuando pasé por situaciones o internaciones feas, donde el trato no era el mejor. Esto es todo lo contrario, estoy esperando que llegue el día para venir. Tengo consulta una vez por semana, con atención personalizada del doctor", agregó García, en relación a los múltiples problemas de salud que atravesó. En 2016 fue hospitalizado por un problema en su cadera e internado de urgencia por un cuadro de fiebre y deshidratación a raíz de una bacteria.

revistagente.PNG

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario