Escenario

Códigos de la selva se imponen en "El ardor", el film de Pablo Fendrik en Cannes

Brutalidad, justicia y sangre son algunos de los temas que se imponen en "El ardor", con el que el director regresó al último Festival de Cannes. La película se estrena el jueves y transcurre en Misiones.

Domingo 31 de Agosto de 2014

Brutalidad, justicia y sangre son algunos de los temas que se imponen en "El ardor", con el que el director Pablo Fendrik regresó al último Festival de Cannes. Para este tercer trabajo, luego de las premiadas "El asaltante" y "La sangre brota" premiada en el festival francés, el realizador argentino convocó a un elenco internacional integrado por el mexicano Gael García Bernal y Alice Braga, la actriz brasileña de "Soy leyenda", "En el camino" y "Elysium".

La película, que se estrena el jueves, transcurre en la selva misionera y relata la historia de un agricultor y su hija asediados por mercenarios que arrasan la selva a su paso, en un raid que intentará detener un enigmático personaje. Según explicó a Escenario "a diferencia de los western tradicionales, donde siempre se trata de dominar lo salvaje; acá lo salvaje pone un límite. De alguna manera, la naturaleza contraataca", lo que no implica que el filme cumpla con las reglas del genero donde las coordenadas son la violencia, la sangre, la frontera y hasta el misticismo.

—¿Qué te inspiró "El ardor"?

—Todo empezó hace como seis años cuando nos conocimos con Gael en el Festival de Cannes y nos dieron ganas de algún día hacer una película juntos. Meses más tarde se me ocurrió una idea que me pareció que podía ser ideal para que él la protagonizara. Me puse en contacto con él, nos encontramos en La Habana y a partir de ahí empezó un larguísimo proceso para desarrollar "El ardor". Luego decidí que el protagonista debía transcurrir unas secuencias en la selva, y me fui a Misiones a investigar y a tener algo de inspiración. Una vez que estuve ahí me di cuenta que ese lugar era lo suficientemente rico y potente para hacer una película que transcurriese completamente allí.

—¿Cómo influyó la selva?

—Para empezar una cosa es imaginarse la selva y otra muy distinta es ir y permanecer ahí y absorber ese ambiente que es subyugante y que envuelve los sentidos de una manera sobrecogedora. De por sí, la idea de querer que las escenas transcurran en ese lugar se te instalan cual inception en la cabeza muy rápidamente. Y conocer de primera mano las historias de los colonos, gente que vive de la tierra y de cultivar el tabaco y cómo han tenido en alguna oportunidad que defender sus propiedades a fuerza de sacar la escopeta de atrás de la puerta. Todo ese escenario de la vida real me decía "esto es un western o esto se parece mucho al imaginario de los western". Entonces me puse a reescribir la película en esa dirección. El guión refleja un poco esa experiencia, que arranca un poco misteriosamente y de a poco se va mutando en aventura o acción hasta convertirse en una película completamente de género.

—¿Cómo aparece el personaje de García Bernal?

—El personaje es completamente de ficción y está inspirado en cierta literatura que estaba leyendo en esa época y en esa tradición embrionaria de personajes conectados con la naturaleza a un nivel tan profundo que para todos los que no comprenden o no llegan a absorber ese nivel de adaptación tan profundo resulta místico. Quería jugar con esos elementos, con un personaje que está tan sobreadaptado a un entrono que no es el suyo natural que a los ojos de los demás tiende a verse como o si fuese místico. Y luego lo que sí estaría más anclado en la realidad y en investigaciones de campo es la cuestión de los colonos y cómo ha ocurrido en el sur de Brasil o en Paraguay y no hace mucho tiempo esta cuestión de que venga gente, mercenarios y a punta de rifle pretende a echar a la gente de las tierras para poder apropiárselas. Me gusta la idea de que sea un tipo que se encuentra con la posibilidad de realizar una doble misión: la de ayudar esta gente cual justiciero, pero también con la posibilidad de ejecutar una venganza personal. Esas dos vertientes coinciden en un nivel superior que nos convence de la idea de que este personaje funciona como un ente ecualizador, como un tipo que llega a equilibrar la fuerza. Esa es conceptualmente la parte que a mi mas me interesa del personaje, de alguien que llega a equilibrar las fuerzas y que no sea todo tan desparejo.

—Si bien ya llevaste tus trabajos a varios festivales, ¿cómo fue trabajar con un elenco internacional?

Trabajar con Gael y Alice fue una experiencia sumamente gratificante. Ambos dieron muestras de un profesionalismo y generosidad desbordantes. Con Gael fuimos moldeando la figura del personaje con años de charlas y encuentros en los que íbamos agregándole capas al protagonista de la historia, para que cuando llegara el día de rodar las escenas, prácticamente no fuese necesario agregar nada más. Apenas unas indicaciones técnicas, pequeños ajustes. Con Alice el día a día era conmovedor. Al final de cada jornada la abrazaba y le daba las gracias, emocionado por su nivel de entrega y gallardía en la batalla diaria que nos presentaba la locación con sus numerosas maneras de presentarnos cierta hostilidad que convertía las tareas mas sencillas en verdaderos desafíos. Y en cada uno de esos desafíos, Alice iba al frente y siempre, invariablemente, y triunfábamos . Pero la revelación del filme, para mí, es Claudio Tolcachir. Creo que su Tarquinio, así se llama el personaje, aunque nunca se lo nombra en la película, es inmenso, preciso, casi te diría que de nivel hollywoodense. Es la clase de actuación que uno le ve a los grandes actores norteamericanos. Creo que el público se va a llevar una grata e importante sorpresa con su interpretación.

—Mencionás que es un justiciero y que ejecuta una venganza personal. Es de alguna manera el tema que plantea "Relatos salvajes", con personajes que van a hacer justicia, un tema que puede ser polémico si se lo saca de contexto...

—La verdad que no está planteado polemizar para nada. Simplemente era hacer una película de género. Y una de las cosas que encantan de las películas de género, como el western, es que justamente, en cuestiones como la venganza, el asesinato, la muerte o la defensa propia son cuestiones que están mucho más allá de la coyuntura social, porque los personajes no están inmersos en una sociedad. Hay un montón de otras reglas y leyes, y no hay una Constitución ahí, no hay nada. Justamente están en un terreno donde están siendo pioneros, donde se está colonizando. No hay toma de posición en un sentido social, pero sí hay una cuestión de que si nadie más te está defendiendo en ese lugar y alguien viene de manera violenta a sacarte lo tuyo, no está mal defenderse. Pero que quede claro que es en el contexto de un lugar que está completamente fuera de la sociedad. No son comparables las situaciones.

—¿Qué vinculo tiene la película con el western?

—Hay un vínculo formal. Para empezar, la iconografía formal que está presente en la película, y más allá de lo formal está buena parte de donde transcurre el filme, que tiene que ver con lo constitutivo del género, con las cuestiones amplias del género. Es decir que el conflicto está en una zona fronteriza donde se trata de colonizar una tierra, un ecosistema, un lugar que hasta ese momento era salvaje desde el punto de vista civilizador. Hay una situación de antagonismo muy fuerte entre quienes trabajaron esa tierra y tienen adjudicado un derecho sobre ella, y otros que vienen a tratar de sacarlos de ese mismo lugar de manera violenta, y además hay escenas de conflicto de sangre. Son todos elementos constitutivos del género. Hay suficientes elementos de los formal como de lo esencial para poder adjudicarnos la licencia de llamarlo western. Pero a diferencia de los western tradicionales donde siempre se trata de dominar lo salvaje, acá lo salvaje se planta y dice este es el límite, hasta acá llegaron. El universo propio de la película resulta una fuerza más poderosa que la de los que vienen a tratar de arrasar con ellos. De alguna manera digamos que la naturaleza contraataca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS