Escenario

Cine/Crítica de "La noche mágica": Una comedia negra con un guiño a Alex de la Iglesia

Calificación: Buena. Intérpretes: Natalia Oreiro, Diego Peretti, Esteban Bigliardi, Pablo Rago. Dirección: Gastón Portal. Género: Comedia dramática. Salas: Nuevo Monumental, Hoyts, Showcase, Cinépolis.

Domingo 21 de Marzo de 2021

Antes de empezar a ver “La noche mágica” hay que saber que se trata de una película poco convencional. Que por momentos es una comedia pero después te das cuenta que no hay de qué reírse, que hay sangre, que hay muerte, que hay una aventura disparatada y cruel. Pero, lo más importante, es que aunque a veces parezca que pinta para bodrio, se trata de una película para no dejarla pasar. Porque es incómoda, porque es el reflejo de la oscuridad de muchas familias adineradas y porque expone sutilmente una batalla de clases. Es ahí cuando se entiende por qué Gastón Portal se inspiró tanto en la excelente y oscarizada “Parasite” cuando craneó esta historia.

lanoche2.jpg

Todo comienza cuando un ladrón bastante chiflado (Diego Peretti) entra a robar en una casa de country y justo se cruza al amante (Pablo Rago) de la dueña de casa (Natalia Oreiro), que estaba desesperada porque sin previo aviso llegó su marido (Esteban Bigliardi), quien por entonces aparece como un excéntrico coleccionista de arte. Lo bueno de esta trama es que van apareciendo situaciones como mamushkas, ya sea a partir de las distintas capas de sentido que van una dentro de otra, o bien al hacer foco en los propios derroteros de los personajes protagónicos y secundarios. El ladrón no se conforma con robar, y cuando descubre que en la casa hay una niña trastoca todos sus planes. Es Nochebuena y la pequeña lo confunde con Papá Noel, y él se suma al juego de cumplirle todos los deseos. De paso que le genera una sonrisa a la pequeña, se irán revelando oscuros secretos dentro de esa familia y todo se irá complicando cada vez más al mejor estilo de las comedias negras de Alex de la Iglesia. Gastón Portal demuestra en este debut como coguionista y director de cine que es un realizador que apuesta a la búsqueda como nave insignia, que se corre de las zonas de confort que podrían asegurarle un éxito de taquilla y no le teme a una historia que por momentos es más riesgosa que efectiva. Pero vale la apuesta de mostrar la basura que se esconde debajo de la alfombra. ¿Es incómodo para el espectador? Y sí. Bienvenida la incomodidad en el cine argentino.

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS