Escenario

Cine/Crítica: "La familia Mitchell vs las máquinas": El arte de emocionar y divertir sin caer en lugares comunes

Calificación: Muy buena. Voces en inglés: Abbi Jacobson, Danny McBride, Maya Rudolph, Eric André y Olivia Colman. Dirección: Michael Rianda. Género: Animación. Emisión: Netflix.

Domingo 09 de Mayo de 2021

El estreno de “La familia Mitchell vs. las máquinas” es tal vez la mejor noticia en lo que va de 2021 en la plataforma de Netflix. Al fin una película que se sale de los esquemas de la animación estandarizada de los últimos años, y al fin una película para reírse con ganas, con carcajada espontánea.

El filme de Sony Animation debería haber pasado por las salas de cine, pero pandemia mediante desembarcó en la pantalla chica. Los productores son viejos conocidos: la dupla de Phil Lord y Christopher Miller, los talentosos directores de “Lluvia de hamburguesas” y “La gran aventura Lego”, y el realizador es el debutante Mike Rianda, que fue guionista de algunos episodios de la genial “Gravity Falls”.

Ya desde la presentación de sus personajes, “La familia Mitchell...” resulta divertida: ahí están Katie, una adolescente que está a punto de irse a California a estudiar cine; su mamá Linda, que vive pendiente de las perfectas fotos de sus vecinos en Instagram; su hermanito pequeño, un nerd obsesionado con los dinosaurios; y su padre Rick, un tipo que desconfía de la tecnología, que reclama más vida al aire libre y que tiene muchas dudas sobre la carrera que va a emprender su hija. Esta familia un tanto disfuncional, con muchos tironeos entre padre e hija, cambia por completo su rutina cuando —después de los manejos oscuros de una corporación tecnológica mundial— tiene que unirse sí o sí para enfrentar a unos robots inteligentes que quieren dominar el mundo.

La película comienza con una comedia familiar y después combina elementos de road-movie, aventuras y ciencia ficción. Los recursos de animación son muchos: digital, dibujos en 2D, ilustraciones a mano y hasta emojis y filtros, siempre utilizados de una forma ingeniosa e imaginativa. El ritmo del filme es vertiginoso, y por momentos puede resultar algo ruidoso y acelerado (al menos para los adultos), pero lo más importante de “La familia Mitchell...” es que nunca renuncia a su tono de comedia. Jamás se pone solemne, ni siquiera en las escenas emotivas, y nunca se olvida de la esencia de sus personajes.

La familia Mitchell vs. las máquinas | Tráiler oficial | Netflix

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario