Escenario

Charly García sacudió al inconsciente colectivo y también a Mauricio Macri

El prócer del rock tocó por segunda vez en Córdoba tras agotar entradas en 10 minutos. Crónica de un show único con 26 hits invencibles.

Miércoles 01 de Agosto de 2018

Córdoba/ Enviada especial. Charly García brindó su segundo concierto en Córdoba Capital el lunes por la noche en la Plaza de la Música y La Capital fue el único medio rosarino cubriendo el gran regreso del astro a los escenarios, en un show en el que interpretó 26 canciones de todas sus épocas y en el que disparó contra el presidente: "Mauricio Macri la puta que te parió", dijo alentado por el público que insulto al mandatario con el mismo cántico.

Acababa de llegar. No era un extraño. Era el prócer del rock argentino, sentado en un sillón de rey, que venía una vez más a encontrarse con su público ilusionado por verlo frente a frente. García agotó las 3 mil entradas para su segundo show en Córdoba en 10 minutos, tras haber sucedido lo mismo con el primer concierto, que fue el miércoles 25. "La Torre de Tesla" es el nombre del show en el que el rockero presentó su último trabajo, "Random", primero en un concierto sorpresa en el porteño Gran Rex, al que pocos afortunados pudieron asistir, y recientemente con los dos conciertos, también anunciados pocos con pocos días de antelación, en Córdoba, todos producidos por el cordobés José Palazzo.

La última vez que García tocó en Rosario fue en Club Brown, en 2013, cuando muchos preferían decir que Charly ya no podía cantar sus seguidores apostaron una vez más y no defraudó.

La entrada es gratis, la salida vemos. La música de Charly ya forma parte del ADN musical argentino y es por eso que su público lo bancó en el medio de la tormenta y ahora el amor mutuo se ve reflejado en estos shows. Esta vez, ya con 66 años, Charly brindó un show impecable pero a la vez más pasivo. Las épocas en la que el astro llegaba cuando quería a sus recitales terminó. No importaba que la entrada dijera 21 horas, él llegaba a las 23, o a la medianoche. ¿Y quiénes éramos para cuestionarlo?

Desde su rehabilitación de las drogas, el artista se destaca por la puntualidad y esta vez no fue la excepción; apenas diez minutos pasadas las 21, el telón se levantó al ritmo de "El aguante", perteneciente a su noveno disco, publicado en 1998. Con un pogo controlado, el público se dispuso a celebrar cada segundo de la sonrisa de un artista siempre de vanguardia.

Le siguieron "Instituciones" para dar paso a "No soy un extraño", el hit que lo pinta de cuerpo entero mientras aduce: "Los carceleros de la humanidad no me atraparán, dos veces con la misma red", mientras fusiona una sutil melodía tanguera.

Después del hit "Cerca de la revolución", llegó lo que fue el primer corte de su último material discográfico, editado el año pasado. Con "La máquina de ser feliz" soplaron aires de frescura, para dejaren evidencia una vez más a un artista que siempre va por más.

De saco gris y negro brilloso, sombrero y uñas rojas, García siguió con una lista ecléctica, que recorrió desde sus primeros discos, como "Reloj de plastilina", de "Filosofía barata y zapatos de goma",pasando por "Asesiname" de "Rock and Roll Yo" y "Lluvia", también de "Random", su última producción.

La tríada de García, Rosario Ortega (coros) y Fabián "Zorrito" Quintiero (teclado) como frontmans de la puesta le dan dinamismo, apoyados en la tradicional banda de excelencia formada por Toño Silva en batería, Carlos González en bajo, Kiuge Hayashida en guitarras.

"Esta es una canción que le hice a Mercedes Sosa", anunció el astro y apareció ella en pantallas para cantar a dúo "Cuchillos". "Si esto no es folclore, ¿el folclore dónde está?", pregunto Charly y el público lo ovacionó al ver a estos dos genios.

"No llores por mi Argentina" le aportó power a la noche fría cordobesa, mientras muchos, mayores de 30 en su mayoría, subían historias a Instagram, no como en los ochenta cuando toda la atención se focalizaba en no perder la llave de casa en el pogo. "Me siento mucho mejor" y "Promesas sobre el bidet", fueron dos de las más celebradas por el público. "Esto ya es mucho culeao", dijo Charly, feliz y sonriente, anunciando de alguna manera, que el show estaba por llegar a su fin.

Pero como no hay fin, siempre hay más, el artista volvió al escenario tras cinco minutos de descanso con nuevo vestuario y una explosión de hits. "Nace una flor, todos los días sale el sol", recitaba Charly para despertar el "Inconsciente colectivo". Y lo despertó. Porque el público empezó a corear, "Mauricio Macri la puta que te parió", lo que el artista luego repitió. La crítica del artista coincidió con que Macri estuvo toda la jornada en Córdoba.

Con "Los dinosaurios", el auditorio voló a los 70, cuando los que estaban en la calle podían desaparecer, aunque en esta versión, Charly aseguró que "la persona que amas no puede desaparecer". "Demoliendo hoteles" fue una de las mejores con un Charly más suelto, mientras se veían imágenes de su época más salvaje en la que arrojaba mesas y macetas desde su balcón.

"Ahora sí, chau", dijo García y lo llevaron tras el escenario, mientras su banda seguía tocando hasta que el telón se cerró completamente.

Sólo un poquito nomás. Verlo a Charly produce una sensación dual; por un lado, nostalgia por el que ya no es, y por otro, felicidad por lo que fue y su gran obra eterna.

Mientras algunas fuentes allegadas a la producción aseguran que el cantante tocaría en Rosario en septiembre, su productor Palazzo cuenta que aún no hay ningún show confirmado para la ciudad. Pero todos parecen coincidir en que la última palabra la tiene Charly. Si se trata del último show, o si vendrán mil más, ya no importa. El público disfrutó de Charly en todo su esplendor, del pasajero en trance constante, con sus ataques de ira y con su incesante amor. Y tanto con la remera transpirada de tanto saltar, o con el saco impecable de permanecer sentado todo el show, intenso como siempre pero quieto como nunca, Charly transmite siempre lo que él mismo afirmó en la última entrevista en 2012, a La Capital: "La música es el alma que me comunica con el universo". Say no more.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});