Escenario

Chano: "Mi idea es hacer vanguardia"

El cantante vuelve a los escenarios con su carrera solista. "La música es mi vida", dijo en exclusiva.

Domingo 21 de Enero de 2018

Amado y odiado. Criticado y admirado. Se dijo, se dice y se dirán muchas cosas de él. Tremendamente excéntrico y desafiante, Chano Moreno Charpentier traspasa las esferas del espectáculo. Tan es así, que hasta Jorge Lanata lo entrevistó una vez cuando transitaba el tramo más oscuro de su lucha contra las drogas en medio de un escándalo mediático. El ex líder de Tan Biónica tiene sólo unos minutos para almorzar entre ensayo y ensayo. "Estoy muy ansioso por volver a tocar, camino por las paredes", cuenta Chano vía telefónica en una entrevista exclusiva con Escenario antes de su gran regreso como solista este martes en Mar del Plata, lo que será el comienzo de una gira con la que llegará a Rosario el 4 de mayo.

Su etapa con Tan Biónica, que duró del 2002 hasta el 2016, superó todos los límites posibles y convocó multitudes que vibraban mientras el frontman cantaba "qué noche mágica ciudad de Buenos Aires", mientras algunos críticos comparaban su éxito con el de Soda Stereo. Fue el mismo Charpentier quien aseguró en 2014 en una entrevista con Radio Cooperativa: "Chile está esperando al gran grupo argentino después de Soda Stereo y acá está Tan Biónica para tratar de dar ese paso".

Lo cierto es que desde la disolución del grupo, Charpentier anunció su carrera solista y lanzó 5 singles que son un éxito total en las redes sociales, como "Naistumichiu" que desplazó a "Despacito" el año pasado, o la pegadiza "Carnavalintro" que tiene más de 32 millones de vistas en YouTube y más de 27 millones de escuchas en Spotify, además de la melancólica "Claramente" y la festiva "Para vos". Y la recientemente estrenada el viernes "La noche", con ritmos bailables en la que confiesa "...eterno mi carnaval, me gusta la noche..." y un video que lo muestra como un homeless.

Pero no todo es música y alegría en la vida de la estrella porteña. En los últimos tiempos protagonizó varios escándalos que incluyeron accidentes viales e internaciones. La última vez que estuvo hospitalizado fue el pasado 31 de diciembre, y hubo muchas especulaciones con respecto a su estado de salud y su recuperación -o no- de las adicciones.

"Mi gran regreso será el 23 de enero en Mar del Plata, pero antes toco el 20 en Paraguay en un evento privado, eso me sirve para probar el grupo", destaca Chano quien durante la extensa y fragmentada entrevista no se calla nada e incluso, hace preguntas. Confiesa que "armé mi propio Barcelona y me puse a mí de 10", jura que "no voy a volver a manejar nunca más", que "mi idea es hacer vanguardia y cambiar el sistema de los discos" y que "el artista tiene que arriesgar su obra todo el tiempo". Lo cierto es que Chano actúa y habla como una digna estrella de rock, con ciertas respuestas que recuerda el carácter impetuoso de Charly García o la ingenuidad de Pity Alvarez.

Tras su última internación por un supuesto cuadro de hipertensión, Chano comenzó un arduo proceso para regresar a los escenarios, lo que ocurrirá el próximo 23 de enero en el Parque Camet de Mar del Plata, el sábado próximo en la 58ª Fiesta Provincial del Trigo en el Club Sportivo Rivadavia de San Genaro, luego el 3 de mayo en el Luna Park porteño y el 4 de mayo en el teatro El Círculo de Rosario.

—¿Estás nervioso por volver?

—Sí, estoy muy ansioso, camino por las paredes, no puedo aguantar más. No puedo vivir sin tocar. Por un momento estuvo bueno para acomodar las cosas pero ya tengo la banda más importante que puedo conseguir, soñar y pagar, porque es muy cara. Ellos son Cristian Borneo, Nano Campoliete, Martín Pomares, Pablo Lelasi, Emmanuel Pineda y Juan Manuel Bruno. Son los sesionistas más importantes del país, me armé mi propio Barcelona y me puse a mí de 10. Estoy a full ensayando.   

—Estuviste lanzando singles como "Naistumichiu", que desplazó a "Despacito" el año pasado; "Carnavalintro", que tiene más de 41 millones de vistas, y "Claramente" con una impronta más instrumental y melancólica...

—Esperame que me están pidiendo una foto.   

Chano se toma unos segundos para sacarse una foto con sus fans que lo interceptaron a plena luz del día, seguramente con sus gafas oscuras y sus chupines eternos. "Gracias chicos, nos vemos", les dice a sus fans. Y vuelve al teléfono.

—¿Te gusta que la gente te pida fotos por la calle?

—Lo disfruto, es lo que yo elegí y lo agradezco. La gente podría tratarme mal pero me tira la mejor.

—¿Cuál es tu nueva forma de componer ahora que estás solo, sin la compañía de la banda?

—Mi idea es hacer vanguardia, quiero cambiar el sistema de los discos. Quiero hacer singles hasta llegar al tamaño del disco. Y tampoco quería hacer cosas fijas, como salir con la campera dorada como hacía con Tan Biónica. Así que en el video de "Carnavalintro" me vestí de japonés y empecé a luchar contra Woody Allen, me convertí en enano, me burlé de mí mismo. Creo que el artista tiene que arriesgar su obra todo el tiempo. Después me fui al norte y me puse un poncho. En "Claramente" me puse un traje y crucé a la vereda de la derrota. En "Para vos" me puse un poco para adentro y ahora en "La noche" tengo una nueva historia para contar.

—¿O sea que no vas a materializar las canciones en un disco?

—Van a salir 10 temas en total, pero no lo voy a materializar en un disco. Ahora la gente no se toma una hora para escuchar un disco, escuchás las canciones de a una, en random con otras. ¿Para qué les voy a dar algo de una hora si quieren escuchar algo de 3 minutos? Esto no significa que trabajo menos...

—¿Es una estrategia para mantener a tus fans en vilo?

—No, no, además son todas gratuitas.

—Cuando te separaste de Tan Biónica y tras tantos problemas personales que tuviste, ¿alguna vez pensaste en abandonar la música?

—Nunca me hicieron esa pregunta tan bizarra (risas). Nunca me planteé eso, la música es mi vida.

El ex líder de Tan Biónica ha contado de manera pública su problema con las adicciones. El 31 de diciembre lo internaron y se dijo que era por hipertensión y psicosis, producto de su problema con las sustancias. Pero luego él aseguró que se trató de un golpe de calor.

—¿Qué fue lo que pasó?

—Tuve un golpe de calor. Se hizo un malentendido porque llamaron a una ambulancia que no tendrían que haber llamado.

Actualmente, el músico está llevando un estilo de vida sano que incluye terapias alternativas, excéntricas como él. Hace pocos días se lo pudo ver en una cámara hiperbárica que, según dijo, se usa en el mundo deportivo para acelerar los tiempos de recuperación de las lesiones. "Lo que a mí me hace es favorecer el flujo circulatorio cerebral. Es decir, desintoxico los años que tuve de locura a través de oxigenación. Me meten en esa cámara y la presurizan como un avión. Esto lo hago tres veces por semana".

—¿Te cansa que la gente arme historias alrededor tuyo?

—A veces estar explicando cansa... pero bueno, yo hice bastante como para que si viene una ambulancia la gente se fije qué pasó. Esta vez tuve una discusión con el tipo de la ambulancia entonces ya salieron a decir cualquier cosa. No puedo salir a aclarar todo...

En 2015 el músico vivió un confuso episodio cuando chocó contra cuatro vehículos estacionados en el barrio de Belgrano. Terminó internado con graves heridas, pero luego se recuperó y fue absuelto por la Justicia. En 2016 colisionó contra un camión en Cañuelas y también fue hospitalizado. En 2017, volvió a chocar contra dos autos estacionados en Saavedra y tenía la licencia vencida. Tras haber tenido estos accidentes, tomó la determinación de no conducir más. Pero no fue sólo ese el motivo. El verdadero motor que lo llevó a tomar esta drástica decisión, según contó Chano en una entrevista, "fue por una señora que escuché en una nota que le hicieron a las Madres del Dolor (son aquellas mujeres que perdieron a sus hijos). Y esta señora, en televisión, pedía que yo no manejara más. La verdad es que me llegó lo que dijo. Si el día de mañana decido volver a manejar voy a hablar con las Madres del Dolor... Ahí es cuando los memes y todos los chistes quedan de lado. Porque no es joda. A ellas se le murieron hijos y ahí dije «Chau loco, no manejo más; me rescato y me la fumo». Tal vez sean tres años, cinco o diez hasta que vuelva a manejar. Pero no puedo estar manejando por la calle porque a mí me conoce todo el mundo y también me prestaría a que me saquen fotos... Es invasivo".

—¿Decidiste dejar de manejar definitivamente? ¿O es por un tiempo?

—No, no voy a volver a manejar. Te juro que no. Tampoco me gusta no poder manejar. Pero es lo que me pasó.

—¿Hasta dónde tenés ganas de llegar como solista?

—No sé, ¿vos qué decís que haga? Me hacés preguntas tan raras...

—¿Qué preguntas tan raras?

—Como si pensé en dejar la música... (risas) Es como si Rodrigo hubiese dicho "no canto más". La música es mi trabajo. Tipo, tengo que hacerlo. Me gusta, no es que tengo que salir a tocar para poder comer.

—De acá a 20 años, ¿te ves más cerca de un Cerati o de un Sandro?

—Me hacés cada pregunta... No te la pienso responder (risas). Te imaginarás la respuesta porque estoy en el estudio que era de Gustavo...

—En su momento se comparó el éxito de Tan Biónica con el de Soda Stereo...

—Sí, seguro... Bueno, nos vemos en San Genaro. Cuando voy a una ciudad chica me encierran. Tengo muchas ganas de ir a tocar a Rosario, ya falta poco. Estoy haciendo lo que quiero. Es mi naturaleza, no sé ni por qué lo hago. ¿Y vos, pensaste en dejar el periodismo después de la nota con Chano?


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario