Escenario

Celeste Cid confesó que empezó "a ser feliz porque la vida pasa rápido"

La actriz, de intensa actividad en la pantalla chica, adelantó también cómo será "Separadas", la ficción que protagonizará para Pol-ka en 2020.

Lunes 07 de Octubre de 2019

La actriz Celeste Cid será una de las protagonistas de "El Host", el ciclo televisivo en el que acompapañará a Adrián Suar en Fox, y que dejó de ser un show para convertirse en una ficción. Cid manifestó su gusto por las comedias románticas y adelanto que "Separadas", la ficción que Pol-ka estrenará a comienzos del 2020 por El Trece, "tendrá a 7 mujeres con su historia y su punto de vista sobre los temas más actuales, que tienen que ver con la mujer".

"El Host: amor sin reservas" encontrará a Suar, dueño y gerente del "Hotel A", regresando de sus vacaciones, listo para la reinauguración.

Las mujeres como Soledad Villamil, Celeste Cid, Julieta Nair Calvo y Soledad Fandiño les traerán más de un problema en un ciclo que tendrá como coprotagonistas masculinos a Nicolás Vázquez, Martín Bossi, Peto Menahem y Sebastián Almada.

El envío, que tuvo su pre-estreno en El Trece, se verá desde este jueves a las 21 y de lunes a viernes a las 21 en el canal Fox Premium Series.

Celeste Cid charló con Télam sobre su participación en "El Host" y en la nueva tira de Pol-Ka, "Separadas", que se empieza a grabar a mediados de noviembre.

En el elenco también están Marcela Kloosterboer, Agustina Cherri, Gimena Accardi, Mónica Antonópulos, Julieta Nair Calvo y Julieta Zylberberg. Entre los hombres, Mariano Martínez, Sebastián Estevanez, Maxi Iglesias, Ludovico Di Santo, Andrés Gil, y Airar Said.

¿Más allá de que se trata de una comedia, considerás que va a ser un rol diferente a los que venías realizando?

—Sí, se ve que en todas las escenas, si bien tienen su profundidad, no dejan de ser una comedia. Adrián ya de por sí es un actor que lleva todo para ese lado de un modo muy amable y risueño, pero no por ser comedia deja de ser profundo. Como que en definitiva lo que ella le está diciendo es "empezá a ser feliz porque la vida pasa rápido", como que el mensaje tiene su profundidad. Pero sí, la manera que lo va llevando es bastante torpe. Como le pasa a uno en la vida, cuando hay que cambiar cosas está buenísimo pero también es una gran tarea, entonces la primera reacción de él es "desaparecé de acá". El personaje tiene esas licencias, entonces al no pertenecer a este plano más tangible tiene distintos tipos de magia. Sin embargo, creo que me gustó que no cayera en el recurso de que tiene poderes, porque considero que el poder lo tiene cada persona en verdad.

—¿Ya empezaste a grabar "Separadas"?

—Empezamos reuniones con las actrices, las autoras, producción y dirección. Generacionalmente todas estamos entre los 30 y los 40 años y no deja de ser una ficción encabezada por 7 actrices. Cada una tendrá su historia y su punto de vista sobre los temas más actuales. Digo, no me parece ingenuo que sean 7 mujeres, en este momento donde estos temas femeninos están saliendo a la luz. Desde los personajes cada una va a tener su posición respecto a los temas que hoy están más sobre la mesa. Obviamente, retratado más desde un lugar de comedia por momentos y también con sus dramas, me parece que la idea es abordar eso con un tono empático.

—¿Se puede tocar en estas ficciones, trabajando en una empresa grande, estos temas de penalización del aborto y acoso laboral?

—La idea que también salió en esas reuniones fue que no podíamos ser indiferentes de esos temas. Por supuesto estará el personaje más clásico con determinada postura y está la que es un poco más reactiva y con ganas de cambiar determinadas cosas creyendo que se cambian de determinada manera. Por momento, estas 7 mujeres entrarán en una disputa, pero nunca en un tono de agresión ni de pensar que la que piensa diferente es menos que uno. De manera amigable, poder contar eso en una ficción que sabemos que llega a un montón de casas con un montón de puntos de vista. Digamos, tiene un poco esa responsabilidad. Igual la idea creo que no es hacer política, sino que no puede ser indiferente tocar estos temas, es lo que está pasando.

Realmente lo ves así?

— Hay determinado círculo del que uno se rodea que puede tener unas ideas bastante parecidas a las tuyas, pero sabemos que el fondo de la cuestión todavía necesita mucha maduración. No están las cosas tan aceptadas, ¿viste? En las ficciones siempre está el caso de una chica que se enamora de una chica. Como que en Pol-Ka están esos casos. Sin dudas que también mirar más amorosamente esa realidad cuando te cuentan esa historia y que una persona está sufriendo por lo que le sucede, genera empatía.

¿Te tocó personalmente en personajes anteriores?

—Me ha sucedido, cuando hice "Para vestir santos" el personaje mío se enamoraba de una chica y la pasaba muy mal, quería ser actriz y no pegaba una y me escribían muchas chicas diciéndome "me pasa exactamente lo mismo, que bueno que puedan contar eso". Sé que las ficciones llegan desde ese lugar. Lo mismo pasa en Telefe (N de la R: en referencia a "Pequeña Victoria"), que también están contando una historia sobre una familia que no es de la manera tradicional que uno tiene inculcado, como que las familias están abriéndose a otras posibilidades gracias a Dios, cuando el trasfondo es el amor y no las formas.

—¿Es un momento único de la mujer?

—Para mí hay una sensación de que hay algo inevitable. También que eso suceda es producto de que hace décadas muchas mujeres empezaron a alzar la voz y con el tiempo naturalmente se tiene que destapar esa olla. O sea, a mí me conmueve mucho ver a nenas que están defendiendo todos estos temas que quizás no es su propia necesidad, sino empatizar que otro sí puede necesitar determinado mensaje, o ayuda y determinado sostén. Me pasa también que hay algo de la forma que me resulta un poco shockeante, de sentir que al varón se lo separa de esto y una cosa medio reactiva, pero también entiendo que es producto de toda la opresión que se ha vivido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario