Escenario

"Celda 211" y "Agora" fueron las ganadoras en la entrega de los Goya

Lejos quedó la ilusión de "El secreto de sus ojos" que, con nueve nominaciones, obtuvo dos premios. El filme nacional fue la mejor película hispanoamericana, y Soledad Villamil, la actriz revelación.

Lunes 15 de Febrero de 2010

"Celda 211", el drama carcelario dirigido por Daniel Monzón y protagonizado por Luis Tosar, se alzó anoche como ganador indiscutible de la XXIV edición de los premios Goya, los galardones más importantes del cine español, realizada en Madrid. La película, que partía con 16 nominaciones, se llevó finalmente a casa ocho estatuillas, entre ellas tres de las cuatro principales: mejor film, mejor director y mejor actor principal. Se enfrentaba directamente con "Agora", la producción más cara del cine español, dirigida por Alejandro Amenábar. El filme sobre la Alejandría romana y la astrónoma Hypatia partía con 13 candidaturas y finalmente se alzó con siete bustos de Goya.

La gran perdedora de la noche fue "El baile de la victoria", de Fernando Trueba, que, nominada en nueve categorías, no se llevó ningún premio.

Tampoco salió muy bien parada la coproducción hispano-argentina "El secreto de sus ojos", que competirá en marzo por el Oscar al mejor film extranjero. La película del argentino Juan José Campanella, que competía en nueve rubros, se hizo finalmente sólo con dos Goya, el de mejor película hispanoamericana y el de mejor actriz revelación, que fue para Soledad Villamil.

Agradecimientos. Debido a la ausencia de Campanella, que al igual que Darín y Villamil no viajó a Madrid por motivos profesionales, el Goya fue recibido por la productora argentina Vanesa Ragone, quien destacó que el éxito del filme "es el resultado del talento enorme de Campanella y Eduardo Sacheri, de la entrega extraordinaria de los actores y del trabajo del equipo técnico".

Por su parte, la ganadora del Goya a la Actriz Revelación envió una carta que fue leída por su compañero de elenco, el español Javier Godino, en la que agradeció el premio "que me honra muchísimo" y destacó que "el trabajo de una actriz no está separado del entorno que la rodea", como una forma de compartirlo con sus compañeros.

Con cinco premios ganados en el Festival de Cine Latinoamericano de La Habana, el filme nacional irá ahora por su revancha: se encuentra nominada a los premios Oscar, como mejor película de habla no inglesa, para la ceremonia que se celebrará el próximo 7 de marzo en el Kodak Theatre de la ciudad estadounidense de Los Angeles.

Protagonistas. Por su parte, Penélope Cruz no pudo repetir el éxito del año pasado y fue Lola Dueñas, por su interpretación en "Yo, también", la ganadora del Goya como mejor actriz protagonista. En los premios de interpretación masculina, el argentino Ricardo Darín no alcanzó el ansiado premio, a pesar de estar nominado tanto en la categoría de reparto como en la de protagonista. Raúl Arevalo dio la sorpresa y se llevó el Goya como mejor actor secundario por su papel en "Gordos". Arevalo, quien recibió el galardón de manos de Cruz, se impuso a Darín y a Carlos Bardem, hermano de Javier Bardem.

Luis Tosar, protagonista absoluto de "Celda 211", ganó el premio como mejor actor principal. Además de Tosar, "Celda 211" obtuvo el Goya al mejor guión adaptado y mejor montaje, entre otros. "Celda 211", la gran favorita, ha sido una de las sorpresas del año, con un gran éxito de público en las salas.

La película, dirigida por Daniel Monzón, es un drama de acción trepidante con tintes de suspenso que narra la historia de un grupo de presos amotinados en una cárcel.

De regreso, Pedro. Pero la XXIV gala de los premios más importantes del cine español pasará sin duda a los anales de la Academia del Cine español como la edición en la que Pedro Almodóvar se reconcilió con la institución. El director manchego, a quien los académicos habían vuelto a relegar en esta ocasión dejando a "Los abrazos rotos" con sólo cinco candidaturas, ninguna de ellas en las categorías de mejor película y mejor director, fue la sensación de la noche cuando apareció por sorpresa, al final de la gala, para entregar precisamente el premio más importante de la noche a "Celda 211".

"Tenéis un presidente muy pesado", dijo refiriéndose al cineasta Alex de la Iglesia, que vivió sus primeros premios Goya al frente de la Academia del Cine español en una edición que será recordada como una de las mejores de la reciente historia de los galardones.

"Estoy aquí porque ha insistido hasta la saciedad hasta hace dos días", dijo un Almodóvar muy animado, que habló entre aplausos del mundo del cine español. Atrás parecen quedar por fin los años en los que el director español vivo más reconocido en el extranjero se alejó de la Academia del Cine. Años en los que han sido frecuentes sus alusiones al poco reconocimiento que en su opinión le ha ofrecido su propio país mientras el resto del mundo se rendía ante sus películas.

Diferente. “Esta película prueba que la fórmula de la coproducción, si se gestiona de forma inteligente, da buenos resultados”, recalcó Vanesa Ragone, productora del filme “El secreto de sus ojos”. Y celebró la premiación porque así la película “se hace más visible para el público”. Sin embargo admitió: “El Goya tiene un valor propio, pero el Oscar es algo diferente”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS