ESCENARIO

Carlos Villagrán recordó a Don Ramón y dijo que lloró mucho su pérdida

"Perder a Don Ramón fue muy doloroso para mí. Me llevaba muy bien con él", declaró Quico en una charla por Instagram con la hija de Ramón Valdés.

Jueves 17 de Septiembre de 2020

La relación entre Quico y Don Ramón era espinosa: “chusma”, le llamaba el primero al segundo, luego de que el viudo que debía 14 meses de renta le diera coscorrones y pellizcos. Pero en la vida real, tras bastidores del programa de Chespirito, los actores Carlos Villagrán y Ramón Valdés mantenían una férrea amistad.

Así lo recordó recientemente el mismo Villagrán, en conversación con Carmen Valdés, hija del actor que falleció en 1988. A través de una transmisión en vivo de Instagram, el intérprete mexicano recordó su último encuentro con Ramón Valdés.

Ocurrió antes de que el popular Quico viajara por motivos laborales a Bolivia y Perú. Entonces se dirigió hasta el hospital donde su colega estaba hospitalizado. “Yo lo vi muy delgado y ya vi que le faltaba muy poco tiempo. Así que lo abracé y empecé a llorar. A lo cual él me dijo: «Ya no llores cachetón. Allá te espero». Le digo: «¿Allá con el Señor?». «No te hagas el tonto: allá abajo», me respondió”, relató entre risas.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Eres lo máximo Kiko!! Gracias!!

Una publicación compartida por Don Ramón VidaReal Seu Madruga (@carmenvaldesjul) el

Ya más serio, Villagrán contó el instante en que le dieron noticia de la muerte de su amigo. “Ese día estuve muy triste. Aunque la esperaba, cuando te llega la noticia ya sabes que es oficial. Entonces me llegó una foto suya. Estaba yo sentado, me la quedé viendo y me quedé sin palabras... Y recordando tantas y tantas, y tantas cosas que pasaron. Perder a Don Ramón fue muy doloroso para mí”, recordó.

La amistad entre Villagrán y Valdés se forjó a base de la admiración mutua. Para el actor de 76 años, el popular Don Ramón “era el maestro del timing, lo traía a flor de piel”. “Todos hemos aprendido de él, fue nuestro maestro”, apuntó.

quico2.jpg

En ese sentido, el compromiso con el programa era a prueba de fuego. Y Valdés tenía la suerte de que le bastaba con ponerse un gorro para que su caracterización esté lista. “Don Ramón, afuera y adentro, era Don Ramón. Era genial, porque él llegaba y así como estaba se presentaba”, reveló.

Entre las muchas anécdotas, Villagrán le contó a Carmen Valdés que cuando iban de gira a distintos países en Latinoamérica, eran inmediatamente reconocidos. Incluso se animó a contar que en una ocasión, cuando volvían de Chile, un niño cacheteó a Don Ramón en el avión. “El se despierta creyendo que se estaba cayendo la nave. Y el padre del nene, riéndose, le dice. «Está imitando a doña Florinda». Tu papá se lo quería comer”, dijo entre risas.

Embed

Asimismo, a pedido de la hija de Ramón Valdés, el recordado Quico evocó una anécdota que tuvo lugar en un hotel: “Cuando estábamos de gira casi siempre nos tocaba en la misma habitación a Don Ramón y a mí, porque también lo pedimos nosotros. Nos llevábamos muy bien. Entonces, se despertó primero tu papá, entró al baño y se puso a lavarse los dientes. Yo me despierto, lo veo y me dice: «¿A qué hora le sale el sabor a esto?». Y cuando miro, se estaba lavando con una pomada para las hemorroides".

>>Leer más: La hija de Don Ramón contó que su papá se fue de la vecindad por Doña Florinda

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario