Escenario

Carina Zampini: “Me picó el bichito de la conducción”

La actriz acompañará a gerardo Rozín en el envío matutino “Morfi, todos a la mesa”, que comienza mañana por Canal 5.

Domingo 28 de Junio de 2015

La villana de “Ricos y famosos” y también la que conquistó corazones en “Dulce amor” ahora se mete en la cocina, pero siempre desde la pantalla chica.

Carina Zampini, que debuta en el rol de conductora junto al periodista local Gerardo Rozín, dialogó con Escenario en la previa de “Morfi, todos a la mesa”, el envío de Telefe que irá de lunes a vienes, a las 10.30, por Canal 5, a partir de mañana.

“La verdad es que fue una propuesta del canal junto con Gerardo (Rozín) y Corner Contenidos, que es su productora, y a mí me sorprendió y me encantó la idea. Hacía como dos años que me había empezado a picar el bichito de participar en programas en vivo y sentir qué bueno que sería conducir en algún momento. Estas cosas que uno dice y tira al aire y supone que nunca se van a concretar, entonces cuando me acercaron la propuesta me puse súper contenta. Me tomé unos días para pensarlo y ver si esta información encajaba en mí de manera natural y dije que sí. El programa tiene que ver bastante conmigo y eso también me motivó a hacerlo”, dijo la experimentada actriz, que también se lució en “Padre Coraje”, “Collar de esmeraldas” y en el reciente culebrón de Enrique Estevanez, “Camino al amor”.

—Surgiste como una villana en las telenovelas, tuviste un éxito reciente de la mano del clan Estevanez y ahora debutás en la conducción. ¿Mutás todo el tiempo para reinventarte?

—No es la idea (risas), no está planteado desde ese lugar. Justamente fueron explosiones diferentes, empecé a hacer teatro a los 9 años y a trabajar a los 19. Hice un personaje de mala que fue muy exitoso, Carla Lucero (N de la R: ese rol fue en “Por siempre mujercitas”, que le dio su primer Martín Fierro en 1995, y tuvo tanta repercusión esa villana que apareció nuevamente en otra telenovela “Ricos y famosos”, en un hecho inédito en la televisión argentina). En el medio hice personajes de buena, yo hice “Luna salvaje”, que también fue una telenovela muy exitosa al mediodía en Telefe, con Gabriel Corrado. Pero cuando llega “Dulce amor” fue otra explosión, es otro suceso, entonces parece como que hubiera mutado, pero la verdad es que no, no fue tan drástico. Es que me moví siempre en dos lugares, tratando de interpretar distintos personajes como actriz, y lo de la conductora espero poder aprender y hacerlo bien y seguir disfrutando este proceso, estoy muy feliz con esta oportunidad.

—¿Fue un plus par vos trabajar con un conductor de la experiencia de Gerardo Rozín?

—Mi decisión de aceptar tuvo que ver con que está Gerardo, claramente. El tiene muy claro qué es lo que quiere hacer, cuál es el producto terminado que quiere ver y además él como conductor es una persona con muchísima experiencia y a mí me deja tranquila saber que voy a aprender de él. Y que tengo al lado alguien que me va a poder enseñar. Además, al tener su forma de conducir y de ser, de hablar con esa calma, entonces yo al lado suyo no me enloquezco, tiene esa cualidad.

—¿En “Morfi, todos a la mesa” vas a hacer de vos misma, será como un cameo de Carina Zampini?

—Ahí voy a ser yo, no voy a estar interpretando un personaje, pero además porque el programa “Morfi”, así como su nombre lo define, es todo lo que tiene que ver con el morfi, todo lo que al argentino le representa la comida, y a mí también, digamos. Yo estoy en mi casa, en mi cocina y me pongo a cocinar, y estoy con amigos y con mi hijo, y junto gente, pongo música y tarareo algo que me gusta si escucho en la radio, o hablo de las cosas que pasaron en el día. Eso va a ser “Morfi”, es la comida como centro de atención, pero con todos los condimentos que la rodean, que tiene que ver con el encuentro, con los amigos, con la charla, el humor, la alegría, el placer, todo eso.

—¿Creés que el programa va a aportar a fomentar este encuentro de afectos, que en algunos casos, por las obligaciones diarias, se está perdiendo?

—Sí, la verdad es que va a aportar y va a acompañar y a representar a todas las familias que así lo viven. Es muy nuestro esto de que llegue el viernes a la noche y decimos “bueno, hoy hacemos unas pizzas, invitamos a unos amigos y nos reunimos”. Y además en el programa les vamos a dar muchos tips a las mujeres y hombres que se encuentran en su casa cocinando o pensando en la comida para la noche. Va a haber muchos aportes en todo lo que tiene que ver con lo culinario, tenemos a tres cocineros que son buenísimos (Santiago Giorgini, Chantal Abad y Rodrigo Cascón), y que van a presentar platos fáciles, platos económicos, platos para que los chicos puedan comer, tiene mucho aporte desde el conocimiento de la cocina.

—La guerra de canales no da tregua y mañana también arranca un nuevo programa en El Trece que compite con ustedes (N de la R: “La mesa está lista”, que no lo televisa rá Canal 3 debido a que transmite en ese horario programación local), ¿eso suma presión antes del debut?

—La verdad es que el rating es importante para todos, no sólo de los que hacemos televisión, obvio que es importante que un programa funcione, desde lo comercial y desde el rating, porque es lo que hace que un envío siga al aire y de eso dependen muchísimas familias, es trabajo para mucha gente. Pero yo, particularmente en este momento, no estoy demasiado pendiente de eso.

—¿El nuevo desafío te hizo olvidar de las mediciones?

—Es que tengo otras cosas que atender, que tienen más que ver con poder hacer bien mi participación en el programa y aprender los códigos del vivo. Por eso dejo el tema del rating al costado, dentro de lo posible. Tal vez más adelante le preste más atención, la televisión está competitiva en este momento y eso nos obliga a todos los que hacemos televisión a estar atentos, producir, dedicarle el tiempo y hacerlo con amor.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS