Escenario

Cannes: la nueva película de Pixar se robó el protagonismo

"Inside Out" fue la estrella del lunes en la muestra francesa de cine internacional. Además, dos dramas europeos fueron aplaudidos.

Martes 19 de Mayo de 2015

Memoria, identidad y dignidad son los ejes de los dos filmes presentadas ayer a concurso en el Festival de Cannes, pero la película que realmente se ha convertido en la estrella de la jornada es el nuevo trabajo de Pixar "Inside Out", de Pete Docter.

La crítica del festival, considerada una de las más estrictas del mundo, se quedó maravillada con esta película de dibujos animados y su original tratamiento de las emociones de una niña de 11 años desde la fantasía y la imaginación.

El autor de notables trabajos de animación como la divertida "Monsters, Inc." o la tierna "Up" sorprende de nuevo con "Inside Out", cuya trama se centra en las emociones que rigen la cabeza de una niña, Ridley. Y esas emociones, encarnadas en personajes, son los protagonistas de la película: Joy (alegría), Fear (miedo), Anger (ira), Disgust (asco) y Sadness (tristeza).

"Inside Out" no es un filme para niños, pero sí, como todas las de Pixar, para adultos de todas las edades. "Es un filme sobre cómo se abandona la niñez, como se convierte uno en adulto y lo que pasa cuando eso ocurre", dijo Docter, a quien se le ocurrió la idea a raíz de ver cómo iba creciendo su hija y la necesidad de entenderla. "Queríamos hacer una película sobre algo que todo el mundo conoce, pero que no se había visto antes", resumió John Lasseter ("Toy Story"), director creativo de Disney y Pixar.

En tanto, en la competición oficial se presentaron la francesa "La loi du marché", de Stéphane Brizé y la noruega "Louder than Bombs", de Joachim Trier.

Un reparto internacional con la francesa Isabelle Huppert y el irlandés Gabriel Byrne a la cabeza se pone a las órdenes de Trier, que concurre por primera vez en el certamen. El drama se centra en la muerte de una exitosa fotógrafa de conflictos que pierde la vida en un accidente de tráfico. Trier, cuyo abuelo Erik Lochen, también concurrió por la Palma de Oro en Cannes con "Jakten" (1960), construye una historia en la que no sólo aborda lo el duelo y la memoria, sino también trata la infidelidad. "El duelo nos llevó a explorar más las cosas que ocurrían en la familia", dijo. Para Huppert, ganadora en dos ocasiones del premio a la mejor actriz en Cannes ("La pianiste", "Violette Nozière") su personaje tiene múltiples características, pues cada miembro de la familia la ve de una forma diferente, según dijo en rueda de prensa.

Por su parte, Brizé también debutante en la carrera por la Palma de Oro, trae hasta Cannes un drama social sobre un hombre de mediana edad que busca trabajo y las dificultades que afronta.

En momentos en que Francia viven niveles de desempleo desesperantes, "La loi du marché" fija su cámara en un operario (Vincent Lindon) en los 50, casado y con un hijo minusválido, que pierde su trabajo. Las películas que abordan temas sociales son importantes, señaló Lindon. "Yo creo que las que trascienden son las que hablan de la sociedad contemporánea y lo que pasa en esa sociedad", agregó.

Tanto "Louder than Bombs" como "La loi du marché", tuvieron un buen recibimiento, pero nada comparable con la ovación de "Inside Out", que puso la nota alegre de la jornada.

Un hombre sin pareja

En la película de ciencia ficción “The Lobster’’, Colin Farrell interpreta a un soltero desesperado por encontrar una relación pues corre el riesgo de quedar convertido en un animal. Pero en la vida real está bastante contento sin tener una pareja. “Tuve relaciones con mujeres que no estaban en el ojo público y quedaron frente a él como resultado de la tontería de la celebridad y de estar cerca de mí y lo odié y odié que les pasara eso’’, dijo el británico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS