Escenario

Calamaro coronó un día en que la música y la paz fueron protagonistas

La quinta edición del Quilmes Rock en Rosario quedará en la historia como el festival en el que las guitarras fueron protagonistas y en el que más de diez mil personas pudieron disfrutar de un día de música y paz. Andrés Calamaro cerró el encuentro con un concierto emotivo y intenso...

Lunes 06 de Diciembre de 2010

La quinta edición del Quilmes Rock en Rosario quedará en la historia como el festival en el que las guitarras fueron protagonistas y en el que más de diez mil personas pudieron disfrutar de un día de música y paz. Andrés Calamaro cerró el encuentro con un concierto emotivo y intenso, luego de las actuaciones del grupo jamaiquino The Wailers, del combo rosarino Coki y The Killer Burritos, los porteños de Banda de Turistas y los ganadores del concurso de debutantes, los también rosarinos de Tacto. No se registraron incidentes ni afuera ni adentro del predio, y la tranquilidad fue explícita durante toda la jornada. Fue la primera vez que se permitió el consumo de alcohol.

El día había despuntado lluvioso pero el sol apareció después del mediodía alejando toda posibilidad de suspensión del festival. Los recuerdos no eran los mejores: el año pasado, debido a un tormenta de viento, el Quilmes terminó desdoblando su última jornada, y la gente debió volver al otro día para ver a Las Pelotas y Fabulosos Cadillacs.

Pero las amenazas de lluvia habían dejado paso a una tarde especial para retozar. Con aires casi campestres y plomos aún colgados de la monumental estructura del escenario, Tacto debutó en el Quilmes pasadas las 18.30.

Ganadora del concurso de bandas que le asignó el lugar de abrir el festival, transitó su oportunidad con la solvencia de estar allí por placer. Con temas como “Q de mi corazón” y “Soñar horizontes”, la agrupación mostró una particularidad extraña para el rock de estos días: dos voces líderes, Maxi Giménez con su infaltable gorra marrón y Lea Palmero.

Con esa distinción y la de una propuesta alternativa plena, el grupo rosarino pasó la prueba con creces al punto que los pibes no se cansaron luego de recibir saludos y firmar algunos autógrafos.

Banda de Turistas es una de las grandes promesas del género. Con un promedio de edad de 21 años y brillantes camisas de colores, atizó su rock urbano con hits como “La traición de Helena”, consiguió el aplauso de los hasta allí presentes y sirvió de aperitivo para uno de los grandes momentos del espectáculo.

Un set impecable. En la pantalla se leía The Killer Burritos Show y en los bafles sonaba “Mirta, de regreso” pero no con el tono tanguero de Baglietto sino con el rockero de Coki Debernardis. La buena nueva llena de rosarinidad fue una pequeña muestra de lo que se venía. Potentes rasguidos de guitarras al aire propusieron “Nos vemos” primero y una versión electrizante de “La tormenta” de Fito Páez después.
El sol que caía sobre el horizonte pareció descolgado ante un Coki de grandes lentes negros, con un saco largo del mismo color y un brazalete rojo de Say no more al mejor estilo charlynesco.

“Knock Out” y “Joselito” sacaron al mejor Kiko Veneno que Coki lleva adentro y “Linyera” se terminó confundiendo con un “Satisfaction”. Killer Burritos nunca se planteó como una banda estable pero cuando una formación, como la que integran Coki (guitarra y voz), Tito Barrera (batería), Eloy Quintana (bajo) y Julián Acuña (guitarra), tiene tres años junta se nota. “El perfume de los 17” fue un buen ejemplo de ese ensamble. El hitazo “Maldita sensación” cerró un set impecable.

Reggae para bajar. Fue este el año en que la gente no se agolpó para entrar al predio del Hipódromo, no hubo colas ni amontonamientos. Con absoluta tranquilidad, y pasadas las 20.30, la pista estaba colmada para recibir a The Wailers.

La agrupación que acompañara a Bob Marley tuvo la función de amainar los ánimos y brindar un descanso necesario para arremeter con el plato fuerte de la noche, salmón.Los jamaiquinos supieron hacerse escuchar e impusieron el paso lento del reggae en una noche de perlas. Llevan ventaja, claro, pues el repertorio de éxitos que despliegan engancha a cualquiera.

“One Love”, “Get Up Stand Up” y “Redemption Song” ayudaron a festejar sus 40 años en el mundo de la música y un himno como “Is this love” le puso el moño a una actuación aceptable, si se tiene en cuenta que The Wailers ya se ha ganado al público rosarino gracias a su paso por este mismo festival en 2007.

El plato fuerte. Ni la cercanía de su última actuación en Metropolitano en mayo pasado aminoró la expectativa por la actuación de Andrés Calamaro, quien viene presentando un set de nuevas canciones y otras de siempre.

Con su actitud desinteresada y un grupo de españoles que lo envuelve en música, El Salmón arrancó con el tema homónimo y una versión de “Jumpin’ Jack Flash” de los Stones que dispusieron muy bien al público.

Con tres guitarras, bajo, batería, teclado y percusión, el sonido del grupo fue in crescendo aunque quizás algunos problemas de retorno hicieron que Calamaro “caminara” algunos temas sobre la música propuesta como con “Mi enfermedad” por ejemplo.

Fue un detalle en la montaña de emociones que Calamaro desató con históricas canciones del rock nacional como “Sin documentos”, que terminó mezclada con el “Rosa Rosa” de Sandro, “3 Marías” y una bella interpretación de “Mil horas”.

El ex Abuelos no tuvo prurito en encarar un rockazo como “Me estás atrapando”, una cumbia como “Tuyo siempre”, una joya del folclore latinoamericano como “Gracias a la vida” o un lento en la nueva versión de “Costumbres argentinas”.

Cuino Scornik, compañero de Calamaro en muchas composiciones subió a cantar, pero la gran sorpresa no era él sino Adrián Dárgelos, cantante de Babasónicos. Luego de las aplaudidas “Te quiero” y “Paloma” todos entonaron “Flaca” regalándoles a la gente un momento inolvidable.

Y eso que faltaba para cerrar “Alta suciedad” y “Canal 69” como bises. Después Calamaro quedó solo en el escenario saludaron con ademanes de torero. Una gran foto para un festival que tuvo música y paz. ¿Qué más se puede pedir?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS