Escenario

"Buscamos distintos escenarios posibles para la improvisación"

El destacado guitarrista y jazzero rosarino Carlos Casazza presenta mañana junto a su grupo "La sombra del sauce transparente", su primer álbum con temas propios.

Viernes 20 de Abril de 2018

Carlos Casazza presenta su nuevo disco "La sombra del sauce transparente" grabado junto al cuarteto que integra junto a Ernesto Jodos (piano), Mauricio Dawid (contrabajo) y Carto Brandán (batería). Casazza, uno de los más destacados guitarristas de la escena del jazz, es el autor de los ocho temas que integran este nuevo álbum lanzado por el sello BlueArt Records. La cita será mañana, a las 19, en el Museo Castagnino (Oroño y Pellegrini).

"Es un disco de música original, pensado para esa instrumentación, y en parte, para los músicos que la tocaron puntualmente. Es un grupo activo hace tiempo así que tuve posibilidad de pensar algunas músicas en ese sentido", explicó Casazza sobre este trabajo. "Creo -añadió- que es heterogéneo porque buscamos distintos escenarios posibles para la improvisación, no porque haya sido un plan previo. Lo veo como una música y un disco en relación con un grupo, el cuarteto. A veces cuando diseñás un disco hacés foco en distintas cosas, el material por ejemplo, y después ves como lo concretás, o la instrumentación o directamente el personal. Es un trabajo que creo circula por las tres variables".

Además de haber integrado el trío de guitarras Eppur si Muove, registró los discos "Retrato en blanco y negro", junto con el pianista Leonel Lúquez; "DúOS / TRíOS", del cual participaron Lucho González, Rubén Goldín, Liliana Herrero y Juancho Perone; "La palabra kilómetros", con el pianista Ernesto Jodos, y "El perro buda". También grabó dos discos con el trío de guitarras que formó durante diez años con Claudio Bolzani y Gustavo Marozzi.

Con respecto a la evolución de su trabajo, a pesar de la trayectoria y del reconocimiento con el que cuenta, tanto en Rosario como en Buenos Aires, Casazza consideró que "solo pasó el tiempo". En ese sentido explicó: "Sería confortable pensar que maduré en en el sentido de desarrollar algo orgánico, pero no creo. Mi tarea es hacer música, trato de hacerlo bien y con respeto. Pero hago la música que me parece. También espero que funcione como una humilde ofrenda al otro, que expone su tiempo y, eventualmente, su atención. A su vez sé que soy mucho menos bueno de lo que me imagino. Pero me gusta imaginar y compartir lo que hago".

Referente del jazz en la ciudad, el músico aseguró que la escena local "cambió mucho en los últimos años. Hay decenas de músicos jóvenes, muy buenos, muy comprometidos, muy profesionales. Es decir, nunca antes había sucedido. Repito siempre que es un momento en que esa generación tiene que consolidar sus proyectos interpretativos y compositivos. Pero cabe decir que el tango de las manos de las nuevas generaciones también ha crecido muchísimo. Es una gran alegría ver eso".

Durante el show lo acompañará la misma formación que compartió la grabación del disco, dijo Casazza y añadió: "Parte del material surgió de un quinteto previo con Jodos; Luciano Ruggieri, en batería; Jerónimo Carmona, en contrabajo, y Ramiro Gallo, en violín. Menciono con gratitud esto porque el cuarteto actual se deriva de esta experiencia. Y realmente siempre he tocado con músicos que me hacen pensar en el material".

Aunque Casazza grabó música propia en otros discos, "La sombra del sauce transparente" es su primer álbum completo con composiciones propias. "Quería desde el principio que sea un disco de música original. Por un lado , siempre busco entre los temas escritos, tocados y grabados previamente, uno que podría renovarse al tocarlo con nuevos arreglos o grupo. Ese es «Xul». El resto del material ya se escribió contemporáneamente y el último tercio lo hice con el grupo funcionando y ya pensando, no sólo en la instrumentación, sino en la características de los miembros del grupo. Así que generalmente son un juego de influencias lejanas en el tiempo y cercanas en la urgencia legítima de decidir la música y grabarla".

El primer vínculo de Casazza con la música fue a través del rock, un género que según explicó, está ligado a su forma de encarar el jazz. "Trato de componer pensando en escenarios que sean aptos para improvisar. Es decir, lo cosmopolita y lo inclusivo sin prejuicios del género me vino primero del rock y después de ese universo fluctuante y valiente del jazz. Pienso en tocar con la fantasía inevitable de intentar trazar un escenario distintivo. Eso es un poco de rock y de jazz. Pero tampoco manejo los géneros. El corpus de lo que hoy llamamos jazz es inmenso y complejo. Voy por donde veo posibilidades. Ahora me acabo de comprar una Fender para el proyecto nuevo con el admirado Juan Pablo Arredondo. Vamos a ver. Son 25 años sin eléctrica. Estoy aprendiendo de nuevo", completó.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario