Escenario

Bruce Willis otra vez encarna a un héroe que debe "salvar al mundo"

En el futuro, los humanos son reemplazados por copias suyas mejoradas. Esas réplicas, que pueden ser controladas a distancia, terminan asumiendo la vida de su dueño original. Es así hasta que en ese mundo perfecto y basado en la tecnología comienza a sucederse una serie de crímenes, una ocasión especial para la aparición en escena del policía que interpreta Bruce Willis en "Identidad sustituta", un filme que se estrena hoy en Rosario.

Jueves 22 de Octubre de 2009

En el futuro, los humanos son reemplazados por copias suyas mejoradas. Esas réplicas, que pueden ser controladas a distancia, terminan asumiendo la vida de su dueño original. Es así hasta que en ese mundo perfecto y basado en la tecnología comienza a sucederse una serie de crímenes, una ocasión especial para la aparición en escena del policía que interpreta Bruce Willis en "Identidad sustituta", un filme que se estrena hoy en Rosario.

Willis encarna al policía Tom Greer, cuyo sustituto también fue asesinado. Entonces debe salir de su casa por primera vez en años para intentar resolver el enigma de este filme que cruza el policial con la ciencia ficción ambientado en un futuro donde se hace difícil distinguir entre lo verdadero y lo falso.

Willis no dudó en asegurar que su personaje, una vez más, "intenta salvar el mundo".

"Hay suspenso y acción, y obviamente mucho vértigo. Y hay una suerte de misterio y de historia policíaca que me tiene corriendo por la calle, intentando salvar a la humanidad. Creo que es la décima vez que me encuentro en esa situación", bromeó el actor.

Falsa identidad. El amor y la tecnología no se llevan bien en esta película que evoca clásicos del género de ciencia ficción en las que los robots llegan a un grado de sofisticación que amenaza la existencia de humanos.

El actor aseguró que no es exactamente un adicto a la tecnología aunque reconoció sus alcances: "Es algo básico, y me interesa solamente en el modo en que permite a las personas intercambiar información mucho más rápidamente. Yo no soy muy partidario de los sitios de redes sociales o de la tecnología electrónica. Si en este momento se cortase la electricidad, deberíamos irnos a casa de inmediato", explicó no sin sorna.

Willis describió a Greer, su personaje, como una “persona irritable y malhumorada, un policía bastante disgustado con el estado actual de las cosas. Y no se lleva bien con su esposa. La tecnología de las identidades sustitutas lo han distanciado de ella y ahora quiere recuperarla. Justamente, una de las consecuencias de los sustitutos es que las personas tienden a esconderse detrás de esa máscara, lo cual no es algo malo. Apuesto a que hay muchos a quienes les gustaría poder hacerlo y probablemente lo hacen”.
  El intérprete apuntó que la base de la sustitución de la identidad resultó una operación tecnológica capaz de anular definitivamente al original humano aprovechándose de sus debilidades.

Dobles de riesgo. “Se logró crear un doble insensible al peligro y que, de hecho, protege a la persona que lo controla, pero a la vez le dice qué hacer, qué pensar, cómo moverse”, señaló Willis y añadió: “La tecnología en un momento se descontroló, se extendió a todo el mundo y ahora todas las personas tienen su propio sustituto”.
 La dirección estuvo a cargo de Jonathan Mostow. Entre sus créditos figuran “Terminator 3, la rebelión de las máquinas”, de 2003.
En esta ocasión se concentró en un argumento que evoca aquella exitosa saga aunque basada en una popular novela gráfica de Robert Venditti con dibujos de Brett Weldele que imagina un futuro siniestro para la humanidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS