Escenario

"Breaking Bad" se convierte en película

Aaron Paul (Pinkman), habló sobre el filme derivado de la famosa serie.

Domingo 08 de Septiembre de 2019

Hace casi seis años, los seguidores de “Breaking Bad” vieron el episodio final de la serie, en el cual el capo de la droga Walter White (interpretado por Bryan Cranston) salió de su escondite y sacrificó su vida para rescatar al que alguna vez fue su socio, Jesse Pinkman (Aaron Paul), de una pandilla de la Hermandad Aria. Cuando White murió en un laboratorio de metanfetaminas y empezaron los créditos, el público creyó que quizá sería la última vez que verían a muchos de estos personajes. Pero resulta que la historia de “Breaking Bad” no ha terminado.

   El pasado 25 de agosto Netflix anunció que lanzará una nueva película, la cual se centrará en Pinkman, el nervioso “cocinero” de metanfetamina interpretado por Paul y quien apareció en la serie por última vez cuando iba a toda velocidad en un auto Chevrolet El Camino con rumbo desconocido.

   “El Camino: una película de Breaking Bad” fue escrita y dirigida por Vince Gilligan, el creador de la serie original, y se podrá ver en Netflix a partir del 11 de octubre. En Estados Unidos también se espera que la película se transmita en el canal de cable AMC, en el que la serie fue mostrada originalmente de 2008 a 2013.

   “Es un capítulo de «Breaking Bad» que no me había dado cuenta de que quería”, dijo Paul en una entrevista con The New York Times. “Y ahora que lo tengo, estoy muy feliz de que exista”, agregó.

   Netflix distribuyó la sinopsis más breve posible de “El Camino”: “Tras su dramático escape, Jesse debe asumir su pasado para forjar algún tipo de futuro”. En la entrevista, Paul comentó que tenía prohibido revelar nada más sobre lo que sucede en la película. Lo que sí dijo es que, al igual que los fanáticos del programa, él también creía que le había dicho adiós al mundo de “Breaking Bad” cuando la serie televisiva concluyó. “Fue difícil, algo muy emotivo para todos nosotros”, recordó. “Cuando hicimos el capítulo final, nos reunimos, nos abrazamos y nos dijimos adiós. Y eso fue todo”, reveló.

   El actor dijo sobre su aparición final en pantalla como Pinkman: “Me encantó la manera en la que Jesse sale volando por las puertas del complejo nazi. Grita y llora. Tiene tantas emociones que le recorren el cuerpo. Y luego desaparece de la pantalla y no sabemos más de él”.

“Te sigo”. Sin embargo, Paul contó que hace unos dos años recibió una llamada telefónica de Gilligan, supuestamente para hablar de planes para celebrar el décimo aniversario del estreno de “Breaking Bad”. “Casi al final de la conversación mencionó que tenía una idea de cómo continuar la historia, y quería escuchar mi opinión al respecto. De inmediato le dije a Vince que lo seguiría incluso si se arroja de un precipicio”, comentó entre risas.

   Al intérprete le parece comprensible que el público esté receloso de regresar a la conclusión de “Breaking Bad”, cuyo último episodio sigue siendo uno de los pocos bien recibidos en la era de la televisión moderna. (Hay una serie derivada, “Better Call Saul”, pero se apega a la historia del origen del personaje de Saul Goodman, antes de que Walter White apareciera en su camino). Sin embargo, Paul mencionó que todas las posibles dudas se desvanecieron cuando terminó de leer el guión de Gilligan para “El Camino”. “No pude hablar por unos treinta o sesenta segundos”, recordó. “Me quedé en mi mundo. Siendo el actor que interpreta al tipo, me sentía feliz de que Vince quisiera llevarme con él en este camino”, afirmó.

Filmación secreta. Como sucedió con “Breaking Bad” y “Better Call Saul”, la producción de “El Camino” se llevó a cabo en Albuquerque y sus alrededores. En 2018, diarios locales como el Albuquerque Journal escucharon el rumor de que se estaba filmando una película con el nombre clave de “Greenbrier” y de inmediato dedujeron que estaba vinculada con “Breaking Bad”.

   No obstante, Paul dijo que para cuando el medio se enteró del proyecto, “la película ya se había filmado. Estaba terminada”. El actor comentó que en ese entonces, si alguien le preguntaba qué estaba haciendo durante ese tiempo, su respuesta era: “«Estoy haciendo un filme pequeño e independiente en Nuevo México». Y nadie lo cuestionaba”.

   Sería razonable preguntarse si “El Camino” lo reunirá con otros de los ex integrantes sobresalientes del elenco de “Breaking Bad”. Sin embargo, Paul dijo, una vez más, que tenía que guardar silencio sobre el tema. “Todo lo que puedo decir es que me parece que la gente estará muy contenta con lo que verá”, explicó.

   Por estos días, el actor de 40 años tiene muchos secretos profesionales que guardar: también aparecerá en la tercera temporada de “Westworld”, la serie de ciencia ficción de HBO, en un rol del que todavía no puede hablar. Ante la pregunta de si alguna vez había tenido que guardar silencio sobre tantas cosas al mismo tiempo, Paul contestó: “Para nada, pero me gusta”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario