Escenario

Brad Pitt emprende un viaje metafísico hacia los confines del universo

El filme de James Gray cuenta la historia de un astronauta que investiga qué ocurrió con su padre, desaparecido en el espacio hace 16 años.

Jueves 19 de Septiembre de 2019

Antes de empezar la producción de "Ad astra", el director James Gray vio un grafiti que decía "La historia y el mito siempre empiezan en el microcosmos de lo personal". Esa máxima, según dijo, resume el espíritu de la película que se estrena hoy en Rosario. Brad Pitt interpreta a un astronauta que viaja a los confines del sistema solar en búsqueda de su padre, interpretado por Tommy Lee Jones, que lleva años desaparecido en el espacio exterior en una misión que está poniendo en peligro la supervivencia en la Tierra.

El relato galáctico, con influencias literarias clásicas desde "La Odisea" a "El corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad o "Moby Dick", alberga en su interior un viaje emocional de un hombre abandonado por su padre y con dificultades para abrirse a los demás.

Las palabras de Gray sobre historia, mito y lo personal encuentran su marco en el desarrollo del filme. Roy McBride (Pitt) dirige al equipo que está construyendo la antena más grande del mundo, diseñada para localizar vida alienígena avanzada, cuando un repentino golpe de tensión casi le cuesta la vida.

Embed

Este incidente es el más reciente de una larga lista de catástrofes que se van sucediendo en la Tierra, incluyendo incendios y accidentes aéreos provocados por sobrecargas eléctricas producidas por estallidos radioactivos. La Inteligencia de los Estados Unidos cree que estas explosiones son el resultado de rayos cósmicos que surgen de explosiones cercanas a Neptuno, provocadas por el Proyecto Lima, una antigua misión cuya nave desapareció en el espacio sideral dieciséis años después de su lanzamiento.

Hasta allí, la historia y el mito. Lo personal aparece cuando se revela que el Proyecto Lima estuvo a cargo de Clifford McBride (Tomy Lee Jones), el padre de Roy, cuya nave perdió contacto con la Tierra hace más de 15 años. El círculo de la trama se cierra cuando los responsables de esa misión en el centro de mando confiesan que en los objetivos del Proyecto Lima estaría la causa de las catástrofes que se están viviendo en el planeta y que ponen en riesgo la supervivencia de la humanidad.

El personaje de Pitt vive la ausencia de su padre como un abandono. Si bien Roy no lo ve desde que tenía dieciséis años, siempre lo idolatró. Pero Clifford fue un padre y marido distante, y su negligencia hizo que Roy se volviera alguien solitario e inaccesible, con problemas para entablar relaciones, algo que lo llevó a reprimir toda emoción positiva y negativa. En ese sentido explicó que en sus conversaciones con Gray sobre la película siempre estuvo muy presente el tema de la definición de la masculinidad.

"Nos enseñaron a ser siempre fuertes y hay unos valores en eso que son útiles para estar en el mundo y valerte por tus propios medios, pero esa idea de masculinidad implica negar el dolor, las cosas que sentís, la vergüenza, los remordimientos. Creo que hay una mejor definición para nosotros, que consiste en ser más abiertos, con tu familia, con tus hijos y vos mismo", señaló.

"Ad astra" fue candidata a mejor película en el pasado Festival de Venecia. El actor y productor, sin embargo, rechazó entrar en especulaciones sobre sus posibilidades de cara a los Oscar, pero ha asegurado que puso mucho de sí mismo en este papel: "Todos tenemos nuestros sufrimientos, heridas de infancia y arrepentimientos. Si no soy honesto con lo que siento, no será creíble para nadie".

Gray abunda en los primeros planos para transmitir todos esos sentimientos. "El primer plano es revelar lo que hay dentro, es la gran contribución del cine al arte, te permite ver dentro y a través del actor, no miente, es más grande que la verdad, es el poder del cine", explicó.

Actor y director tuvieron una relación muy especial durante todo el proceso de la película, según señaló Pitt. "Somos muy abiertos en cuanto a nuestros sentimientos. James me enviaba correos cada mañana exponiendo ideas muy personales de su propia vida relacionadas con el personaje, ha sido una conversación sin protección que ha definido todo".

El universo de Gray es futurista pero trata de mantener cierto realismo, a lo que le ayudó el asesoramiento de expertos de la NASA. "Cuando estás en la Luna no ves las estrellas, solo un negro infinito y la Tierra como un punto lejano", describió. "Esa idea de negrura estuvo muy presente en la concepción visual de la película".

Una Luna, en la que el protagonista hace una parada de camino a la estación espacial en la que trabaja su padre y que Gray imagina colonizada por varios países en disputa por sus recursos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario