Escenario

Bob Dylan: "Frank Sinatra es la montaña más alta que tenés que escalar"

El legendario músico estadounidense habló de su nuevo disco, "Shadows In The Night", en el cual versiona a su manera grandes clásicos que popularizó La Voz.

Miércoles 28 de Enero de 2015

Tres años después de su último disco de estudio, el elogiado "Tempest", el veterano Bob Dylan volvió a la carga con un nuevo proyecto: un álbum en el que versiona, en su particular estilo, diez temas que popularizó en su momento Frank Sinatra. En esa lista figuran clásicos como "I'm A Fool To Want You", "The Night We Called It A Day", "Stay With Me", "Autumn Leaves", "Why Try To Change Me Now", "Some Enchanted Evening" y "Full Moon And Empty Arms". El disco se llama "Shadows In The Night" y saldrá a la venta la semana que viene. Desde hace más de 15 años, Dylan mantiene una especie de presente perfecto: sus cinco discos de estudio anteriores han sido mundialmente elogiados, y se encuentran entre los mejores de su larga carrera, alcanzando nuevos niveles de éxito comercial y de crítica. Además, sus memorias, "Chronicles Vol. 1", permanecieron 19 semanas en la lista de best sellers del "New York Times".

Encarar un disco de versiones fue todo un desafío, incluso para un ícono como Dylan. "Fue un verdadero privilegio hacer este disco", aseguró. Quise hacer algo como esto por mucho tiempo, pero nunca fui lo suficientemente valiente para abordar unos arreglos complicados para 30 piezas y refinarlos para una banda de cinco instrumentos. Las grabaciones se hicieron en vivo, no más de una o dos tomas, sin doblajes, sin cabinas vocales, sin audífonos, sin pistas por separado, y en la mayoría de las veces, mezclado mientras se grababa", explicó.

El creador de clásicos como "The Times They Are A Changin'" habló por primera vez en tres años en una entrevista exclusiva para la revista "AARP The Magazine", una publicación para "estadounidenses de más de 50", que se jacta de ser la de mayor circulación en el mundo. Al ser preguntado sobre los posibles riesgos que conlleva perpetrar un disco de versiones de La Voz, el trovador respondió sin contemplaciones: "¿Riesgo? ¿Como caminar por un campo de minas? ¿O trabajar en una fábrica de gas envenenado? No hay nada arriesgado en grabar discos", aseguró.

El músico de 73 años confesó, además, que llevaba pensando hacer un álbum de versiones desde que escuchó el "Stardust" de Willie Nelson a finales de los 70. "Con el paso de los años he ido escuchando estas canciones grabadas por otras personas, y siempre he querido hacer lo mismo. Me pregunto si alguien más lo veía del mismo modo que yo", señaló.

Una sombra larga. No obstante, Dylan reconoció que la sombra de Sinatra ha sido muy alargada a la hora de grabar las canciones de "Shadows In The Night". "Cuando empezás a hacer estas canciones tenés que tener a Frank en tu mente. Porque él es la montaña. Es la montaña más alta que tenés que escalar, incluso si sólo lográs completar una parte del camino. Y es difícil encontrar una canción que él no hiciera. Es el tipo con el que tenés que consultarlo todo. La gente habla de Frank todo el tiempo. El tenía esa habilidad para meterse dentro de una canción como si estuviera conversando, con un tono coloquial", explicó.

Durante la entrevista, Bob Dylan también confesó no haber comprado discos de Sinatra en los años 60 porque "nadie lo adoraba en aquella época", pero de todos modos eran ineludibles. El cantante dijo, además, que "mientras que la música que la gente ha asumido como parte permanente del paisaje cultural ha desaparecido, Sinatra nunca lo ha hecho, siempre ha estado ahí y sigue estando".

Las canciones versionadas en "Shadows In The Night" pertenecen a los años 40 y 50. ¿Podrán sonar "anticuadas" para las nuevas generaciones? "Tomalas o dejalas", respondió Dylan tajante. "Si alguien las encuentra trilladas y sentimentales, ese es su problema", agregó. "La vida de la gente hoy en día está repleta de vicios a todos los niveles. La ambición, la codicia y el egoísmo tienen que ver con el vicio. No vemos a la gente que es destruida por el vicio. Sólo vemos su glamour, día a día. Está en todos lados, desde los grandes carteles hasta en las películas, los periódicos y las revistas. Vemos la destrucción de la vida humana y su burla, dondequiera que miremos. Estas canciones serán cualquier cosa menos eso. El romance nunca pasa de moda. Quizás esté desfasado en relación a la cultura mediática actual", analizó.

No a la televisión. Dylan siempre ha cultivado el bajo perfil, y su desprecio por el mundo mediático es ahora más que evidente: "Creo que pertenecí a la última o casi la última generación que creció sin televisión", señaló. "Así que escuchábamos mucho la radio. Para nosotros era como nuestra tele. Todo lo que escuchabas, podías imaginarte cómo era. Incluso a los cantantes que escuchaba en la radio y que no podía ver me los imaginaba. Eso ayudó a que hoy día sea el buen oyente que soy. Me ayudó a escuchar pequeñas cosas: una puerta que se cierra, el sonido de un manojo de llaves, el viento que suena a través de los árboles, las canciones de los pájaros, un martillo que golpea un clavo. Sonidos aleatorios. Podía unir todo eso y convertirlo en una canción", recordó.

Escapar del lugar común

“Shadows In The Night” es el álbum de estudio número 36 de Dylan. “Aquí no aparecen cuerdas o vientos que resulten obvios, no hay coros ni nada que uno generalmente se encuentra en los discos de baladas clásicas”, adelantó el director de Columbia Records, Rob Stringer. “Bob le dio una nueva vida a estas canciones”, aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS