Escenario

Bianca Gismonti, renovadora de una tradición musical

La compositora regresa hoy a Rosario para presentar su tercer álbum en el que incursiona en el jazz sin perder de vista sus raíces brasileñas.

Viernes 18 de Octubre de 2019

Bianca Gismonti es heredera de la tradición musical de Brasil. Hija de una de los compositores más reconocidos de su país, Egberto Gismonti, su estilo atraviesa estilos y géneros, se nutre de su origen y lo transforma en sonidos que van del jazz al clásico sin perder de vista la diversidad brasileña. "Compuse mucha música inspirada en autores de muchos lados, claro que siempre reconociendo a Brasil en todo porque Brasil es muy diverso. Este disco, a diferencia de los otros dos, tiene influencias de Armenia, Túnez, Japón, India, Portugal", dijo Bianca Gismonti sobre su tercer álbum "Desvelando mares" que presenta hoy, a las 21, en el teatro del Centro Cultural Parque de España (Sarmiento y el río). La acompañarán en escena el baterista Julio Falavigna, el bajista Fernando Silva, de Santa Fe, y el guitarrista rosarino José Galvano.

—¿Cuál es el concepto de "Desvelando mares" y a qué hace referencia el título?

—Compuse mucha música inspirada en compositores de muchos lados, claro que siempre reconociendo a Brasil en todo porque Brasil es muy diverso, pero este disco, a diferencia de los otros dos, tiene influencias de Armenia, Túnez, Japón, India, Portugal, no del país, pero específicamente en los compositores que estuvieron ahí de alguna manera. Ellos también mezclan el folclore con la música más moderna, el jazz, que tiene que ver con la manera en que hago el trabajo. "Desvelando mares" fue la manera en que yo me sentí como viajando para otro lado, con las novedades y las influencias de cada lugar y también como un viaje.

—Con influencias tan potentes, ¿cómo te decantaste por este estilo?

—Yo siempre me siento cercana al folclore de Brasil, donde tenemos muchas influencias de muchas cosas, pero agregado el jazz, la música clásica, la música popular. Yo escuché todo eso desde siempre. Por eso cuando escucho a algunos de los compositores que me inspiraron para este disco también tiene que ver conmigo. Ellos tienen las influencias de su región o país, pero también tiene algo un poco más moderno, jazz, clásico. Me reconozco en eso también. No se el nombre. En Brasil lo llamamos música instrumental, simplemente, esta música que tiene un poco de todo. Afuera el nombre no funciona porque no es exactamente eso, pero creo que es una mezcla, algunos dicen jazz, otros dicen world music. Para cada gusto, tiene un poquito de cada cosa. Creo que este disco tiene esa forma de jazz, los otros son un poco más cercanos a Brasil.

—¿Llevar el apellido de un referente de la música es un desafío?

—Sinceramente lo que siento es un privilegio muy grande. La música nos acercó mucho, no tenemos esa sensación de distancia, de un genio que está ahí, como en un planeta alejado. El nos llevó para su música y eso para mí es un privilegio porque me identifico con él, soy muy cercana. En la familia tenemos una devoción muy fuerte por la música.

—En el show vas a estar con dos músicos argentinos. ¿Qué artistas argentinos sentís como una influencia?

—La verdad, que todos, porque la música argentina me encanta y me emociona de una manera muy profunda. Desde niña escuché a Piazzolla y siempre estoy buscando. Escucho a Liliana Vitale, Silvia Iriondo, Liliana Herrero, Aca Seca, tantos instrumentistas que me encantan. Realmente tiene una sonoridad que me emociona, y sigo escuchando no sólo mis influencias pasadas sino también del presente. Mi mamá y mi papá tenían muchos amigos de Argentina. Mi mamá era actriz, grabó acá, de alguna manera en Argentina me siento en casa, porque Brasil también es así.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS