Escenario

Barullo sigue haciendo ruido: ahora saldrá mensualmente

La revista dirigida por Perico Pérez, Horacio Vargas y Sebastián Riestra en su edición de marzo está dedicada al centenario de Astor Piazzolla. "Barullo quiere ser la revista cultural que refleje a esta ciudad tan problemática como hermosa", apuntó Riestra

Jueves 11 de Marzo de 2021

En tiempos en que todo se achica, Barullo se agranda. La revista cultural de la ciudad dirigida por José "Perico” Pérez, Horacio Vargas y Sebastián Riestra lanzó un número especial en este marzo pandémico, cuya tapa evoca el centenario del nacimiento de Astor Piazzolla. Y lo que tiene de particular no es solo la calidad de contenidos, una marca en el orillo en esta producción local, sino que desde este mes la revista saldrá mensualmente.

“Cuando Barullo nació, hace dos años, dijimos que la única premisa innegociable era la calidad. En Rosario hay mucho talento que necesita canales donde expresarse libremente y Barullo es un espacio destinado, justamente, a difundirlo. Cuando todo venía viento en popa, nos golpeó la pandemia y entonces el único objetivo fue resistir: lo logramos, seguimos en pie con nuestra revista en papel y ahora creemos que es el momento de jugar fuerte, y vamos a aparecer mensualmente”, dijo Riestra, quien además de poeta y escritor es prosecretario de Redacción del diario La Capital.

El número de marzo respira el rock de Coki Debernardi en una entrevista de Edgardo Pérez Castillo; el guiño pop de Queen en una retrospectiva a 40 años del show histórico en el Gigante de Arroyito con textos de Fabián G. Del Pozo, Gustavo Postiglione y Pedro Squillaci; el tango de Piazzolla de puño y letra de Carlos Kuri y el siempre bienvenido toque literario de Riestra, en un adelanto de su libro inédito "El abrazo infinito".

La presente edición -que está a la venta en kioscos de diarios y revistas de la ciudad, también en librerías de todo el país y además tiene su versión online- incluye un CD de obsequio del reconocido pianista de jazz Ernesto Jodos.

Tras la presentación virtual realizada días atrás desde el Facebook de Homo Sapiens Ediciones, los directores de la revista destacaron a los colaboradores que participaron en este lanzamiento de marzo, que incluye a Beatriz Vignoli, Miguel Roig, Jorge Salum, en una entrevista al gran maestro de periodistas Alfredo Chies, Alicia Salinas y el escritor Pablo Bigliardi.

“En su momento, planteamos nuestra fe en «el murmullo de las páginas que alguien da vuelta sobre la mesa de un café, en el acto político y luminoso de la lectura». No cambiamos de bandera. Barullo quiere ser la revista cultural que refleje a esta ciudad tan problemática como hermosa. Hay futuro: mucho más de lo que muchos creen”, apuntó Riestra.

A modo de cierre, Horacio “Nene” Vargas adelantó para Escenario la editorial completa de la publicación de abril, que tendrá en la tapa una ilustración de El Tomi, cuyo título es “De barullos y canillitas”.

“El canillita del barrio vivía en la misma cuadra de la calle Valentín Gómez donde nací. Uno de los primeros sonidos que detecté con mi oreja imperfecta fue un golpe en la puerta de ingreso de la casa familiar, a la que sueño de vez en cuando: un tapial bajo, un pequeño parque al frente, un fondo con un limonero real, un terreno de 60 metros donde construí una canchita de fútbol e imaginé goles gloriosos ante un arco desguarnecido mientras gritaba los goles de Central o el Estrella del Norte, un grito en medio de la siesta de mis padres y mi abuela Rosa".

“Don Carlos, el vecino, el diariero, tomaba la calle Valentín Gómez y sin dejar de pedalear su bicicleta de color negro con las noticias de ayer, con el brazo derecho tomaba el diario enrollado del canasto de la bici y lo lanzaba, certeramente, hasta la puerta de casa. Lo imagino a don Carlos pedaleando a ritmo febril, apurado por la entrega justo a tiempo a sus clientes: uno de ellos era mi viejo, al que nunca llamé Lito, su seudónimo tanguero de gran bailarín de los clubes de la zona, o papá, demasiado amoroso para un pibe de barrio”.

“El ruido que se escuchaba todas las mañanas que viví allí, la ceremonia de abrir la puerta de entrada, de un color celeste, significaba que había llegado el diario del día. Era como un barullo, acaso una histórica continuidad ahora que nuestra revista llega mensualmente a nuestros nuevos canillas, a nuestros lectores”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS