Escenario

Bailar para evocar la memoria de las víctimas de Salta 2141

El realizador Héctor molina cuenta cómo fue el proyecto audiovisual sobre la tragedia.

Domingo 09 de Diciembre de 2018

A las 9.38 de la mañana del martes 6 de agosto de 2013 una explosión sacudió la ciudad. Por una negligencia se produciría una fuga de gas natural que provocó el estallido y posterior derrumbe del edificio de nueve pisos de calle Salta 2141, dejando 22 muertos, más de 80 heridos y una causa abierta sin fecha de juicio corriendo urgente por las venas de los rosarinos. Cinco años después y sin achicarse ante este panorama, el realizador audiovisual Héctor "Nene" Molina tomó las riendas de un documental que contará esta historia tan significativa. "¿Qué mejor que un hecho artístico para hablar de la memoria?", se pregunta el Nene.

    "Confío que con este laburo podemos hacer un hecho artístico y poético sin estar alejados del respeto y del homenaje", dijo el cineasta, que la semana pasada comenzó a rodar el videoclip de una canción que formará parte del documental, cruzando así distintos lenguajes y expresiones.

   Molina dirigió a más de 40 bailarines, niños y jóvenes del Ballet Sipam, a Los Pinochos de la coreógrafa Mariana Salas y al grupo de hip hop Golden Crew del estudio Toda la Danza, acompañados por una orquesta de 60 músicos conformada por alumnos y docentes del Instituto Superior del Profesorado de Música "Carlos Guastavino". Participaron también dos destacados cantantes como Julián Venegas y Yanina Bolognese, ensambles de tambores y el grupo La Pegada. Todos los convocados interpretaron el tema "Libros abiertos", compuesto por Alejandro Bluhn y Carlo Seminara.

   "Me puse a laburar con ellos, quienes hicieron un tema nuevo, original para la película. La idea era hacer una canción que fuera respetuosa y que pudiera circular, a modo de homenaje pero también con mucho power, con mucha energía. No quisimos ser tan solemnes", explicó Molina, quien viene de ser uno de los directores de "Fontanarrosa, lo que se dice un ídolo".

   El empedrado de la calle Estévez Boero, de acceso a los galpones 15 y 17, frente al Paraná, y el predio de Salta 2141 fueron las locaciones donde quedó registrada parte de esta empresa titánica producida íntegramente por el Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe, a través de la Subsecretaría de Educación Artística que conduce Roberto Barbieri.

   "Hubo mucha garra y actitud de la gente del ballet, de todos los chicos y de los músicos. Nuestras culturas más ancestrales han usado la música, el teatro y la pintura para expresarse. Nuestros antepasados han usado el arte para ser recordados y hacer memoria", dijo el realizador.

   "Hay tres disparadores, tres ejes para realizar esta idea: la luz, el agua y la música. "¡Imaginate cuando se me ocurrió convocar a Bomberos Zapadores lanzando chorros de agua desde autobombas con sus perros rescatistas para el videoclip! Tiene mucha posproducción, vamos a hacer un hecho poético, esa siempre fue la idea".

   El proyecto cumplió su tercera etapa, con la producción ejecutiva de Florencia Lattuada y Belén Bertero. Hasta el momento, se grabaron algunas de las entrevistas a familiares, quienes compartieron su testimonio. Ellos son Guillermo Vesco, papá de Maxi Vesco; Jorge Magáz, papá de Estefania Magáz; Eleonora López, hermana de Carlos López; Claudia Vaio, mamá de Santiago Laguía; Marcela Nissoria, esposa de Hugo Montefusco.

   En las próximas etapas del documental se espera sumar entrevistas a sobrevivientes y personas que participaron de la búsqueda y rescate. "Uno como realizador siempre trabaja con cuestiones expresivas y cuestiones de investigación, pero hace tiempo que no estaba delante de testimonios tan desgarradores como los de éstas personas, padres que quedaron devastados, que no tienen manera de justificar lo que pasó. Además, será difícil hablar con los sobrevivientes. La idea también es trabajar sobre lo que cuentan los familiares del proyecto a construirse allí en donde fue la explosión, cómo se lo imaginan, cómo querían que fuera, qué esperan de todo eso", explicó el director.

   El documental surge a partir del concurso nacional realizado para reconvertir el sitio de memoria de calle Salta 2141, donde se emplazará un Espacio Cultural y Educativo de la Memoria y la Música. En ese centro convivirán el futuro edificio destinado al Instituto Superior del Profesorado de Música Nº 5.932 Carlos "Guastavino", y un sitio en memoria y recuerdo de la víctimas del trágico suceso.

   El equipo de arquitectos rosarinos integrado por Mauro Grivarello Bernabé, Leonardo Javier Losada y Federico Patricio Castellani resultó ganador del Concurso Nacional de Anteproyectos para llevar a cabo dicha transformación urbana. "Tenemos mucho material, muchos testimonios de todos los que participan de este proceso, más allá del concurso. Los familiares son la columna vertebral del documental, intervenido con un híbrido de géneros o identidades artísticas distintas. Estamos metiendo lo grabado para el videoclip, música original, imágenes de músicos y de bailarines en medio del documental", concluyó Héctor "Nene" Molina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});