Escenario

Baby Etchecopar: "En un año al que le disparó a mi hijo lo saco bueno"

Habló por primera vez en el programa de Fantino con mucha crudeza y detalle sobre el robo sufrido en su casa. Pero tuvo palabras para el ladrón que protagonizó el tiroteo: "El resto de mi vida pensaré en él", dijo.

Miércoles 01 de Agosto de 2012

El conocido conductor radial habló por primera vez en el programa de Alejandro Fantino con mucha crudeza y detalle sobre el robo violento sufrido en su casa. 

Resaltó que “el tiempo y los años borrarán todas las heridas. Por suerte hoy la pierna está mucho mejor. Ya estoy apoyando y empezando a caminar. Esto no debo superarlo sino recordarlo toda la vida”.

Luego añadió que “uno nace rico y se empobrece buscando guita. Los que tienen las dos piernas y los brazos son multimillonarios. Todos buscamos guita pero somos boludos, el ser humano es boludo. La verdadera riqueza es la amistad, la salud, las piernas. Lloro todos los días por el dolor de la pierna”.

Consultado por el arma que tenía en su casa señaló que “me la regaló hace 14 años Rodolfo Galimberti” pero aclaró que “no hay que tener armas, hay que desarmar a la gente y a los ladrones también. No se puede vivir con miedo en este país. Yo la tuve y fue lo que se me ocurrió sino nos amasijaban, en un momento hay que pelear. No doy consejos ni sé que consejo darme si me vuelve a pasar”.

Y en relación a los que tienen que tomar las decisiones sostuvo que “los que nos gobiernan se deben de dejar de decir pavadas, prometer cosas que no van a cumplir, tomar el toro por las astas y echarle la culpa a la gente que es robada. Que hagan algo. Estoy indignado no por lo que me paso a mí sino lo que pasará esta noche o mañana”.

Destacó además que “si la Justicia me da por un año al chico que le pego un tiro a mi hijo, lo pongo a laburar y saco un hombre bueno que no afana más porque el hombre no es chorro toda la vida y en algún momento puede reinsertarse pero no como se hace ahora sino con alguien que lo quiera, que lo adopte. Es la única solución. No siento ni odio ni rencor”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario