Escenario

"Astor Piazzolla fue un personaje avasallante"

El director de la agrupación, Julián Vat, adelantó cómo será el concierto que darán hoy en Rosario.

Sábado 08 de Septiembre de 2018

"La altura compositiva de Piazzolla supera cualquier cuestión propagandística. La música de Piazzolla está muy viva", dice Julián Vat, mientras habla entusiasmado del presente del Quinteto Piazzolla, la agrupación que él dirige y que hoy llega a Rosario. A 26 años de la muerte del gran Astor, el quinteto creado hace más de dos décadas sigue en carrera con el fin de divulgar y enseñar la obra del maestro que creó un estilo único, ensanchando los límites del tango y dejando un legado que marcó a varias generaciones. El grupo formado por Lautaro Greco (bandoneón), Sebastián Prusak (violín), Germán Martínez (guitarra), Sergio Rivas (contrabajo) y Nicolás Guershberg (piano) se presentará esta noche, a las 21, en el teatro del Centro Cultural Parque de España (Sarmiento y el río), en el marco del ciclo Música con Todos, auspiciado por el Ministerio de Cultura de la provincia. El ensamble contará con la presencia de Julián Vat (flauta y saxo) como director y músico invitado.

   "La idea es recorrer repertorio poco transitado, aunque por supuesto pasaremos por los clásicos", adelantó Vat en charla con Escenario. En su lista figuran temas como "Lo que vendrá", "Chin Chin", "La Camorra", "Revolucionario", "Resurrección del ángel", "Milonga para tres", "Concierto para quinteto" y "Fracanapa", entre otros. Sobre la intención de rescatar materiales menos conocidos, el director apuntó: "El año pasado y este año el quinteto grabó sendos CDs, que se van a editar primero afuera. Grabamos «Canto de octubre», «Retrato de Alfredo Gobbi», «Tango para una ciudad» y un arreglo de Piazzolla del 63 de «Lo que vendrá», que si bien es un tema conocido, ese arreglo pertenece al material que Piazzolla quemó, cuando tomaba ese tipo de decisiones", contó entre risas.

   El Quinteto nació a fines de los años 90 por iniciativa de la Fundación Astor Piazzolla, creada en 1995 por la viuda de Astor, Laura Escalada. En su última gira se presentaron en distintas ciudades de Brasil, Colombia y Uruguay. "No importa si estamos en Argentina o afuera. Lo que vemos en el público es un entusiasmo al nivel de un recital de rock, aunque estemos en salas de música clásica o en conciertos acústicos", dijo Vat. "Este año vivimos una gran experiencia en Uruguay, en el teatro Solís, con Hugo Fattoruso como invitado. Ese concierto fue especial porque la última vez que el maestro había ido ahí fue hace 30 años y desde entonces no se había presentado esta música. Había mucha expectativa. Lo mismo nos sucedió hace poquito en Brasil, donde compartimos un concierto con Toquinho. Nosotros tratamos de interpretar lo mejor posible, pero más allá de eso siempre nos reciben bien en todas partes porque la música de Piazzolla está muy viva", aseguró.

   Tal cual le ocurrió a Piazzolla, la carrera del Quinteto se desarrolla más en el extranjero que en la Argentina. "Nuestra realidad es que trabajamos más afuera que en el país. Casi como un símil de lo que fue la carrera de él", dijo el director. "Por eso nos encanta ir a Rosario. Para nosotros no es habitual que nos inviten a tocar en Argentina. En el país hay un achatamiento cultural que no es nuevo, que lleva bastante tiempo. Los problemas de la economía donde primero golpean es en educación y cultura. Es muy difícil quedar exentos de una realidad que nos afecta a todos y que nos atraviesa como sociedad", reflexionó.

   La semana pasada llegó a los cines el documental "Piazzolla, los años del tiburón", que muestra al gran compositor en su faceta más íntima, con filmaciones caseras nunca vistas de la colección familiar y grabaciones inéditas, además del testimonio de sus hijos. "Tiene documentación que conocía y mucha que no, por lo cual te encontrás con aspectos desconocidos", señaló Vat, que estuvo presente el día del estreno en Buenos Aires. "Es la mirada de los hijos lo que lo hace distintivo. La vida de Piazzolla es una película en sí misma: su lucha, el crear su propio mundo a través de la música, su prepotencia de trabajo y los costos que todo esto tiene para los que lo rodean. Piazzolla también fue padre y esposo, y eso se refleja muy bien en la película", destacó.

   La obra de Piazzolla siempre es revisitada y, más allá de su genio musical, su figura parece inagotable. "Es un personaje avasallante", opinó el director del Quinteto. "Es por su personalidad y por su batalla, la que tuvo que enfrentar con el tango. En el documental él lo cuenta: los taxistas lo reconocían y lo bajaban del auto. Astor se enfrentó a muchas situaciones de intolerancia. Su obra y el ser implacable lo convierten en ese personaje tan único y tan atractivo para muchas ramas del arte. Su figura atravesó la cultura y hasta la política. Siempre fue muy fiel a sí mismo y mostró de forma muy exacerbada esa fidelidad. Y eso no es para nada habitual", concluyó.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});