Escenario

Ashton Kutcher como Steve Jobs: "Es un retrato muy honesto"

El actor cuenta cómo fue interpretar al cofundador de Apple en la película que hoy llega a Rosario. Dijo que siempre trató de comprender a su personaje sin juzgarlo.

Jueves 22 de Agosto de 2013

Por el tono de su voz, es claro que Ashton Kutcher siente una inquebrantable veneración por Steve Jobs, el cofundador de Apple al que encarna en la película "Jobs", que se estrena hoy en los cines de Rosario. Cuando habló de hacer el papel del exigente genio de Mac durante una reciente conversación en video vía Skype, lo hizo de un modo resuelto y meditabundo. Era la antítesis de los personajes tontos que ha interpretado en series televisivas como "That '70s Show" y "Two and a Half Men", y películas como "Locura de amor en Las Vegas".

Kutcher dijo que para él fue imperativo personificar, sin parodiar, las muy documentadas peculiaridades de Steve Jobs, quien murió en 2011 de cáncer de páncreas. El actor afirmó que se preparó de forma concienzuda para el papel: estudió las preferencias de su ídolo, sus presentaciones y discursos y se reunió con personas que lo conocían. También hizo largos paseos descalzo, de la misma forma en que lo hacía el gurú tecnológico en sus épocas de estudiante y posteriormente. El parecido que logra Kutcher con el caminar ligeramente inclinado de Jobs y el tono de su voz es asombroso.

"Jobs" narra la vida del visionario de las computadoras desde que abandonó la universidad en 1973 para crear la compañía Apple Computer, y el posterior ascenso de la empresa a la vanguardia de la industria tecnológica. También toca aspectos de la vida personal de Jobs, como su difícil relación con su ex novia Chrisann Brennan, y su negativa inicial a aceptar la paternidad de su hija, Lisa. Kutcher espera que su actuación sea tanto una lección sobre el espíritu emprendedor para la juventud de hoy como el perfil de un hombre que revolucionó la tecnología.


—¿Cuál fue el mayor desafío a la hora de interpretar a Steve Jobs?

—Steve Jobs era mucho más inteligente que yo, y al interpretar a un tipo tan genial yo tenía mucho miedo de disminuir su brillantez con mi actuación (risas). Cuando leí el guión, Steve era un tipo al que admiraba realmente, pero mostraba siempre lo mejor de sí mismo, entonces me sentí un poco desconcertado al conocer otros aspectos. Realmente admiro lo que es y lo que ha hecho. De alguna manera, yo quería proteger el legado de un hombre al que admiro. Por otra parte, también he tenido el reto de interpretar a un visionario que en gran medida todavía está en el espíritu de la época. Tuve que interpretar al hombre que se convirtió en un genio que todo el mundo recuerda.

—En la película no pintás un retrato inmaculado de Jobs. ¿Cómo equilibraste el interpretar a un hombre que es obviamente un ícono pero que también tiene defectos como cualquier otra persona?

—Nosotros nunca nos amedrentamos, eso es lo importante. Nuestro retrato de Jobs es muy honesto. Intentamos contar la historia que le hacía justicia y mostramos lo que supuso su contribución a la tecnología, pero tampoco evitamos mostrar los aspectos que no eran tan maravillosos, ni bellos, ni sexys. De todas formas, creo que a Steve le importaba el resultado final, y no le preocupaba que la gente gustara de él. El sabía que eventualmente iba a gustar si sus creaciones eran ejecutadas adecuadamente. Era muy franco, pero es porque le importaba lo que hacía. Traté de ver sus defectos como sus virtudes, y traté de comprenderlo y no juzgarlo.

—¿Cómo te preparaste mentalmente para las escenas en las que Jobs se vuelve una bestia y grita y es combativo?

—El nunca fue combativo gratuitamente. Creo que quería algo personal y también quería complacer a sus clientes, y esto le generaba frustración. El quería que a la gente a su alrededor le importara tanto el resultado como a él. Creo que su frustración fue en un esfuerzo por motivar a la gente a involucrarse.

—¿Por qué creés que ahora es el momento apropiado para presentar esta historia? ¿No es demasiado pronto?

—Mientras pasa el tiempo, creo que los relatos se vuelven más difíciles. Steve será más glorificado por las cosas que hizo bien, y más vilipendiado por las cosas que hizo mal. Tuvimos una gran oportunidad de contar esta historia sobre un tipo con una cantidad exponencial de recursos, para informarnos sobre qué ocurrió realmente, o lo más cerca a la realidad que pudieron recordar los que estuvieron con él.

—El cofundador de Apple, Steve Wozniak, fue contratado como asesor para otro filme en proceso sobre la vida de Steve Jobs. El declaró hace poco que algunas escenas de "Jobs" no representan lo que realmente pasó. ¿Qué opinás de esto?

—Steve Wozniak está recibiendo dinero de otra compañía para apoyar su película de Steve Jobs. Es algo personal para él, pero también es un negocio. El no estuvo en lo absoluto disponible para nosotros cuando se produjo este filme. Es un hombre brillante y respeto su trabajo, pero no estuvo disponible para nosotros como un recurso, así que su versión no va a ser nuestra versión porque no la conocemos con exactitud. Hicimos el mejor trabajo que pudimos. Nadie sabe realmente qué pasaba en las oficinas de Apple.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario