Escenario

Artic Monkeys rompió los moldes y abandonó la irreverencia juvenil

El grupo británico editó su 6º disco "Tranquility Base Hotel & Casino". "Teníamos el desafío de seguir adelante y hacer algo diferente de nuevo", dijo el cantante Alex Turner.

Miércoles 23 de Mayo de 2018

La mayoría de los críticos coinciden que con "Tranquility Base Hotel & Casino" terminó el tiempo de irreverencia juvenil de Artic Monkeys. Los miembros del grupo de rock británico se han vuelto mayores y su música también, y seguramente su cantante Alex Turner va camino a convertirse en un verdadero crooner. No hay más que leer las últimas declaraciones del vocalista en este sentido: "Nick Cave siempre es una inspiración. Soy un gran fan suyo desde siempre. Lo admiro muchísimo. Otro nombre al que respeto y al que me gustaría parecerme es Leonard Cohen. Sus últimos discos son brutales. Ojalá algún dia llegue a escribir un tema como «Almost Like The Blues»", dijo. Joe Cocker, Leon Russell, Nina Simone, el disco "Born To Be With You" de Dion DiMucci producido por Phil Spector son las influencias de las que ha salido el recién editado "Tranquility Base Hotel & Casino", según precisó el propio Turner. "Y esta vez, quizá porque hemos grabado en París, también escuché a muchos cantautores franceses, íconos de la chanson como Serge Gainsbourg o Nino Ferrer, y cantantes italianos como Celentano o Mina, además de «Moonlight Mile» de The Rolling Stones. Durante la grabación del disco escuchamos compulsivamente esta canción", añadió.

Lo cierto es que Artic Monkeys, tras cinco años de silencio, rompió los moldes con su sexto álbum, aunque también es muy posible que sus fans se sientan algo desorientados. "Tranquility Base Hotel & Casino" no suena a nada que hubiera hecho antes y hasta podría pasar por el disco de otra banda. De hecho es el álbum menos rockero del grupo de Sheffield, llegando casi a prescindir de las guitarras por el piano en varios temas.

"Me obligué a escribir sentándome en un piano, haciendo cosas que no había hecho antes. Eso me dio permiso para llegar a un lugar que antes tuve problemas para alcanzar y me permitió expresar lo que siento más libremente que antes", contó Turner en la revista Mojo, y añadió: "Eso tambén nos permitió disfrutar de una mayor libertad tanto en sonido como en expresión".

"Estaba perdido y realmente no tenía idea de lo que iba a hacer", contó el cantante británico en otra entrevista, tras relatar cómo un piano que recibió por su cumpleaños número 30 por parte de un amigo cercano reconfiguró completamente su forma de componer y le dio luces para este nuevo disco.

En conversación con Billboard, Alex Turner contó cómo fue acercarse a este instrumento como base compositiva: "Surgieron acordes y mis dedos empezaron a caer sobre diferentes lugares. Los sonidos me dieron todo tipo de ideas nuevas. El hecho de ser el tipo que estaba sentado al piano también me ayudó a plantearlas".

Turner cuenta que cuando era niño, como a los ocho años, tomó clases de piano. "Fue cuando me di cuenta que tenía cierto sentido y oído musical, pero nunca me interesé por tocar, ni siquiera tomé clases de música en la preparatoria. No fue hasta que conseguí una guitarra que realmente me interesó tocar un instrumento. Pero siempre tocaba un poco el piano, cada vez que estaba cerca de uno lo tocaba", precisó al portal mexicano de música Warp.

La realidad es que el nuevo disco representó un reto importante para la banda, teniendo en cuenta que su antecesor los puso en lo más alto del rock mundial.

"No creo que el éxito comercial del último disco me haya generado presión acerca del proceso creativo, pero sí hubo una presión personal, la de seguir adelante y hacer algo diferente de nuevo; volver a volar alto".

El cambio generó inquietud también en el resto de la banda quienes se enfrentaron a maquetas distintas a las que estaban acostumbrados en discos anteriores, incluso, según contó el guitarrista de la banda Jamie Cook, en algún momento se consideró que este disco fuera lanzado por Alex Turner como solista.

En canciones como "Batphone", "Golden Trunks" y ""Four Out Of Five" Turner canta acerca del impacto de la tecnología en la sociedad moderna y hace referencia a los políticos actuales: "Nunca quise incluir nada político en la música porque no sabía cómo hacerlo. No es que se trate necesariamente de canciones de protesta, pero tengo más confianza en escribir sobre algunos temas", señaló el vocalista al diario The Sunday Times.

Lírica y política

"En el pasado tuve muchos conflictos para encontrar una conexión entre mi lírica y la política y creo que esta vez pude hacerlo con valentía. Siempre he pensado que escribir cualquier cosa relacionada con la política tiene mucho que ver con la forma en que lo haces. Ser capaz de escribir sobre el poder y la sugestión es importante tener en cuenta", dijo el músico británico.

El álbum comienza diciendo: "Solo quería ser uno de los Strokes?". "Definitivamente, es cierto, es algo de la canción que esperaba cambiar, pero cuando volví para cambiarlo parecía que era contundente como para dejarlo como estaba y creo que es importante saber dónde sigue el resto de la letra. También el sonido de la música vino de esa idea. Pero para mí, cada vez que lo canto, me hace pensar en cómo el tiempo parece haber pasado tan rápido, creo que por esa razón me afectó como para dejarlo como estaba", dijo Turner a Warp. "Hubo un momento realmente emocionante cuando escuchábamos a The Strokes y The White Stripes. Teníamos amigos que tocaban covers de sus canciones, creo que fue cuando pensé que podíamos hacer esto, tener nuestra propia banda y tocar en el pub y ver a dónde íbamos desde allí".

"Star Treatment", el tema que abre el álbum, se trata además de la primera canción que Alex escribió para el nuevo disco. "De alguna manera marcó el tono del resto de las canciones. Fue como una puerta abierta que nos permitió adentrarnos en este nuevo sonido", dijo, y añadió: "Hay momentos en el disco, sobre todo en temas como el segundo del álbum, «One Point Perspective», que me recuerdan al tipo de canciones que mi padre podría tocar al piano. Se ven muy bien con el tipo de letras que estaba escribiendo, hay acordes de jazz, de soul y también diria que el disco desprende cierta esencia a ciencia ficción. Aunque en el fondo no deja de ser rock'n'roll".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario