Ricardo Arjona

Arjona regaló una noche romántica y enamoró a todas sus fans en Rosario

El artista guatemalteco presentó anoche su último disco "Circo Soledad" ante una multitud que cantó sus clásicos al aire libre.

Lunes 06 de Noviembre de 2017

El Hipódromo del Parque Independencia estuvo colmado de fanáticas del artista guatemalteco que regresó ayer a Rosario para presentar "Circo Soledad", su último álbum.
En una noche agradable, ideal para los románticos, la notable puesta técnica amplificó eficazmente sus ideas.

Cantó las doce canciones de un álbum muy esperado por sus seguidores y también repasó sus éxitos.
En el comienzo, la performance de un clown agitó al público y sonó "Circo Soledad", aún sin aparecer en escena.

Arjona en Rosario 2


Es el tema de punta del disco que incluye una obertura en formato sinfónico y que está en el lote de canciones con las cuales intenta demostrar su compromiso con la realidad con algunas críticas al sistema.

La letra tiene algunos hallazgos como "personajes que aman tanto al proletario que se vuelven magos y los multiplican", jugándose con las opiniones.

Cayó el telón, comenzó a sonar la banda y emergió de un tramo elevado de la escena provocando el previsible delirio de las fans.

Instalado en la estética del rock and roll, con guitarra eléctrica bien al frente, impuso sonido crudo en "Ella" y "Señorita", incluidas en el nuevo disco.

29_Leonardo Vincenti_69320209__06-11-2017__0x0.jpg
carismático. Ricardo Arjona se mostró expresivo y comunicativo con su público en toda la noche.
carismático. Ricardo Arjona se mostró expresivo y comunicativo con su público en toda la noche.
arjona1.JPG


La imponente escenografía simulaba el montaje de un circo con una planta de luces que permitió el brillo de cada momento de la puesta.

Algunos hits sonaron remozados. La nueva versión de "El problema", sonó más cargada en lo instrumental.

El solo de violín dio aire melancólico a "Sin daños" y con esta canción bajó un poco la intensidad.
"Rosario, buenas noches, qué ganas tenía de estar acá", saludó.

"Emocionarnos un poquito será nuestra tarea", prosiguió, luego de recordar su último concierto en Rosario , bajo la lluvia (en referencia al concierto ofrecido en el estadio de Newell's Old Boys).

"Si me detengo a leer los carteles, tengo para un buen rato y puedo llegar a creerme todo lo que me dicen", bromeó.

arjona3.JPG
arjona4.JPG


Encendió a todas rápidamente con "Desnuda" y continuó seduciéndolas con "Lo poco que tengo", dejándose acompañar por ellas.

Mencionó con leve queja el uso del celular en sus shows. "A ti que me estás grabando, cuando te ocupas de enviarlo te pierdes algunos detalles del escenario".

Reinvindicó la autoridad y el lenguaje de los abuelos y opinó que "hoy el macho perdió la batalla".
Fue el discurso con el que introdujo la ranchera "Porque puedo", cantada con tono desgarrador.

El sonido de las trompetas dieron el color mexicano que impone el género.
Ricardo Arjona tiene la capacidad de contar historias con las cuales las fanáticas se identifican. En "Remiendo al corazón" está atento a las formas actuales de comunicación, algo que en la industria de la música masiva no falla.

La dinámica del show y el ajustado trabajo técnico permitió transformar la escena en un ámbito de ciudad, con un recorrido por calles rodeadas de rascacielos para ilustrar la versión de "Historia de taxi", donde se sumó la labor de un acróbata.

No se guardó ninguna, las que el público esperaba estuvieron todas: "Tu reputación", "Pingüinos", "Señora de las cuatro décadas" , "Si el norte fuera el sur", entre otras.

Las últimas fueron "Minutos " y "Mujeres", dos éxitos de otros tiempos que también tuvieron su versión actualizada con sonido contemporáneo.


arjona6.JPG


El compositor e intérprete guatemalteco renovó y actualizó su sonido y completó un largo set que superó la cifra de treinta canciones, que reflejaron adecuadamente las distintas épocas de su carrera.

Como todo fenómeno masivo, el artista debe lidiar con la histeria general y trata de hacerse escuchar.
En el caso de Arjona, por momentos anoche lo logró.

Ricardo Arjona, para algunos es un filósofo, para otros un simple cantor de baladas. La coincidencia aparece cuando se evalúa la calidad de su show y la magnitud de su convocatoria.

Por lo pronto, que tenga disco nuevo para mostrar resultó anecdótico. Su público se mantiene fiel y sigue multiplicando seguidores. Y esa comunión con su gente es la que ratifica este fenómeno.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario