Escenario

"Aquaman", el regreso del rey de los mares

El actor Jason Momoa y el director James Wan contaron cómo es el primer filme propio del personaje de DC Comics estrenado en Rosario.

Domingo 16 de Diciembre de 2018

Uno de los personajes legendarios de DC Comics llegó finalmente al cine con su propia película. "Aquaman", estrenada esta semana en Rosario, está protagonizada por Jason Momoa con dirección de James Wan y remite a la trama original encabezada por el personaje de Arthur Curry, conocido como Aquaman, habitante de un poderoso reino subacuático que recibe el nombre de la Atlántida.

En la película, el director malayo propone acción y aventura y sobre todo da a conocer a una nueva generación los orígenes del personaje. Arthur/Aquaman fue criado por un humano y es considerado un paria por los suyos, hasta que crece y debe hacer frente a los problemas que han aparecido en su mundo. Entonces, este hombre mitad humano y mitad atlante, emprenderá el primer gran viaje de su vida en el que tendrá que descubrir quién es realmente y si es digno de ser un rey. Acompañado de Mera (Amber Heard) y Atlanna (Nicole Kidman) hará frente a este y otros retos, mientras enfrenta a Black Manta (Yahya Abdul-Mateen II) y a su propio hermanastro Orm (Patrick Wilson).

Wan, conocido por su versión de "Rápido y furioso 7", explicó el atractivo que encontró en este trabajo tan disímil del anterior. "Crecí rodeado de cómics. Leí todos los clásicos cuando era más joven", afirmó. "Cuando este proyecto cayó en mis manos empezamos a investigar un montón sobre él y me di cuenta de lo interesantes que eran el mundo de este personaje y los que interactuaban con él. Eso realmente ayudó a la hora de influir en mi forma de hacer cine y en el tipo de película que quería hacer".

Según explicó, como integrante de esa generación, parte de su inspiración vino también del cine de algunos de los grandes directores aún vigentes. "Yo soy producto de los 80 y de los 90 y de mi amor por la vieja escuela como Steven Spielberg y las películas clásicas de fantasía que solía hacer Hollywood", reconoció el realizador. "Quería que este proyecto formara parte de ese mundo. Ese tono hizo que mirara hacia atrás a clásicos como algunos filmes de Spielberg y trabajos de Amblin Enterteinment".

En cuanto a su protagonista, el actor hawaiano Jason Momoa, lanzado a la popularidad por su trabajo en "Juego de tronos", aseguró que no fue fácil volver a ponerse el traje de un superhéroe y contó sus expectativas con la primera gran película de un personaje con el que debutó en 2016 en "Batman Vs Superman" y el año siguiente en "La liga de la justicia".

El actor inició su carrera como modelo y luego realizó varias series de televisión y fue su interpretación de Khal Drogo, en "Juego de tronos" la que lo puso en primer plano, algo que confirma ahora con el estreno de "Aquaman". "Nunca pensé que habría un spin-off de «Aquaman», al menos no desde un principio. Todo esto es tan surreal. Esa es la cosa. Uno siempre tiene que hacer su trabajo e intentar hacer lo mejor que puedas y esperar que eso te lleve a cosas grandiosas. Con «La liga de la justicia», mi personaje tuvo una reacción fenomenal entre los fans, así que el estudio decidió moverse en esa dirección. También, no hemos visto nada como esto hasta el momento. Ya hemos visto a «Superman» y «Batman», pero ahora queremos presentar algo nuevo", señaló.

Según explicó, hay varios puntos de contacto entre él mismo y su personaje. "Lo siento muy cercano. Hay muchas similitudes entre nosotros dos. Pero ese es el detalle, he estado haciendo esto durante 20 años y en realidad nadie sabe quién soy. No ves demasiados papeles interpretados por personas como yo. Zack Snyder (director de "La liga de la justicia) me animó originalmente y luego James Wan me animó ahora a que le inyectará un poco más de mí mismo, para que más personas conecten con el personaje. En el producto final hay piezas mías, porque es una conexión directa a mi corazón y lo que sale es honestidad".

Pero su conexión con el personaje no viene sólo de lo que percibe de él, sino también de su relación con el mar y su origen hawaiano. "Vengo probablemente de la familia hawaiana de gente ligada al mar más grande del mundo. Fui criado entre salvavidas profesionales. Mi padre es completamente hawaiano y juntos viajamos los mares. Todos mis primos son surfistas profesionales. Amo el océano. Cuando entro en él, me quita las malas vibras. Esa agua salada está en mi ADN. Además, me abrí a la idea de lo que esto haría para cada niño de color en el Pacífico y alrededor del mundo. Desde Singapur a México, y de América del Sur al resto del mundo, el 2019 ya tendrá un superhéroe de piel marrón".

Momoa aseguró que lo más difícil del rodaje fue la acción. "Es algo que normalmente no lo es. Puede ser que me esté poniendo más viejo, pero también es que nunca he estado en casi todas las escenas de una película. Uno no se puede recuperar tan rápido y al mismo tiempo tengo que fortalecerme y no comer. Todos comían alrededor mío todo el tiempo, para hacerse más grandes, mientras que yo, ya soy grande, así que necesitaba bajar de peso. No estaba comiendo carbohidratos. Fue bastante difícil. Y en cuanto al traje de superhéroe, en realidad no me vi yo mismo en el espejo. La primera persona en verme fue el director. Estaba tan callado, pero tenía una hermosa sonrisa en sus ojos. Luego hice Facetime con mis hijos antes de verme yo mismo. Hasta tomé una foto de la llamada. Fue una experiencia genial", recordó.

Por su parte, la actriz Amber Heard destacó la complejidad de su personaje que tiene la responsabilidad de guiar a Aquaman en su vuelta a Atlántida. "Creo que las mujeres, al igual que los hombres, están aburridas con los personajes débiles de dos dimensiones. Quiero jugar con fuerza, complejidad y rareza. Nos lo merecemos como público y me lo merezco yo como intérprete. No me gustaría interpretar nada que no tuviera matices, texturas y complejidades", sostuvo Heard.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});