Escenario

Angelina Jolie vuelve a la guerra con una historia sobre el coraje

La directora y actriz dijo que "Inquebrantable", que se estrena hoy en Rosario, es la historia de un hombre que "encontró el camino en la absoluta oscuridad".

Jueves 29 de Enero de 2015

Angelina Jolie vuelve a mostrar su pulso con los dramas humanos a gran escala en "Inquebrantable". En su segunda película como directora, que se estrena hoy en Rosario, la actriz y cineasta se concentra en un episodio de la Segunda Guerra Mundial entre un grupo de soldados estadounidenses que terminaron siendo prisioneros de Japón.

Jolie cuenta la historia real de Louie Zamperini, un ex atleta olímpico en Berlín 1936 y luego héroe de la Segunda Guerra Mundial. Filmada en Australia, "Inquebrantable" sigue a Zamperini como bombardero en una lucha aérea contra aviones enemigos y a través de dos graves accidentes.

Después de que su avión se desploma en el Pacífico en 1943, sobrevive junto a otros camaradas 47 días a la deriva en una balsa, para luego terminar encarcelados en campos de prisioneros de guerra japoneses y torturado, empujado hasta el borde de la resistencia humana.

"Es una película para todo el mundo", dijo Jolie. "Quiero que mis hijos sepan sobre hombres como Louie, para que cuando se sienten mal consigo mismos no piensen que todo está perdido, y sepan que tienen algo dentro de ellos, porque eso es de lo que habla esta historia, lo que está en todos nosotros".

La historia de Zamperini fue narrada por la escritora Laura Hillenbrand. El libro se publicó en 2010 y se convirtió de inmediato en un best seller, permaneciendo 185 semanas (15 de ellas en el primer puesto) en la lista del New York Times de libros de tapa dura más vendidos, con más de cuatro millones de ejemplares vendidos solo en Estados Unidos.

Y lo hizo con una historia que fascinó a Jolie. "Hay mucho dolor en este mundo y creo que necesitamos relatos como la historia de un hombre que encuentra el camino en la más profunda oscuridad para acabar emergiendo en la luz, relatos que nos puedan ayudar, inspirar, mostrarnos algo notable y hacernos ver la vida de forma positiva", asegura la cineasta en las notas de producción.

Joel y Ethan Coen la ayudaron con el guión y Alexandre Desplat, responsable de la banda sonora de algunos grandes éxitos de Hollywood, puso la música para una película que contó además con la colaboración de Coldplay.

Un equipo de 150 personas se trasladó mar adentro frente a las costas de Queensland para filmar las escenas en las que Zamperini y otros dos compañeros sobrevivieron en una balsa durante 47 días.

Jack O'Connell (Louie Zamperini), Domhnall Gleeson (Russell Allen Phillips) y Finn Wittrock (Francis McNamara) interpretan a los tres militares que sobrevivieron al accidente de un avión, aunque el tercero moriría antes de que sus dos compañeros fueran rescatados por la armada japonesa.

Un tercio de la película se desarrolla en el pequeño espacio de la balsa, perdida en la inmensidad del océano y rodeada constantemente por tiburones. Otra gran parte se desarrolla en los campos de concentración japoneses en los que estuvo internado Zamperini, a las órdenes de Mutsushiro Watanabe, un soldado nipón al que interpreta Takamasa Ishihara.

Con esta segunda película, la actriz y directora demuestra un gusto por las historias complejas y en las que el ser humano pasa por grandes sufrimientos. Ya lo hizo en su debut tras la cámara en "En tierra de sangre y miel", que transcurre durante la guerra de Bosnia.

Esas elecciones parecen una actitud coherente con su labor como embajadora de Buena Voluntad del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), todos trabajos humanitarios que incluyó entre la posibilidad de involucrarse en política y a un año de haberse casado con Brad Pitt, con el que tiene seis hijos, tres de ellos adoptados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS