Escenario

Andy Chango: "La fama no me da de comer"

Después de 16 años de exilio madrileño, Andy Chango volvió a la Argentina con la intención de quedarse. El músico que alguna vez escandalizó a Lucho Avilés y a Chiche Gelblung.

Viernes 02 de Agosto de 2013

Después de 16 años de exilio madrileño, Andy Chango volvió a la Argentina con la intención de quedarse. El músico que alguna vez escandalizó a Lucho Avilés y a Chiche Gelblung con su discurso a favor de las drogas ahora está más reposado: dice que el cuerpo le pone un límite natural a los excesos y que aprendió a disfrutar de la naturaleza y de las caminatas. Sin embargo, su sentido del humor sigue intacto, y admitió que lo tientan con un espacio en la televisión para desarrollar su vocación de "polemista". Entre algunas apariciones difíciles de rotular en la pantalla chica y el programa que hace los sábados por la noche en Nacional Rock, Andy Chango también se hace un lugar para la música: hoy a las 22 se presentará con su banda en Pugliese, Corrientes 1530. Como grupos invitados actuarán SIAM y Rabbit's Revolution.

"Lo que hago en vivo es un resumen de todos estos años, porque acá en la Argentina nunca tuve mucha difusión", adelantó en charla con Escenario."Seleccioné las canciones que más me gustan de mis cinco discos y armé un repertorio muy potente. En el show mezclo los primeros discos —en los que se habla del tema de las drogas pero con mucho humor, con un espíritu muy festivo— con canciones del álbum «Boris Vian», que en su día se habían hecho con banda de jazz y ahora las toco con otro formato", anticipó. El tecladista también mostrará una grabación inédita, "San Lorenzo Super Star", una ópera rock de 12 minutos que contiene 13 pequeñas canciones. El texto está inspirado en San Lorenzo de El Escorial, el pueblo cercano a Madrid donde vivía Andy Chango. "Es un experimento arriesgado que me salió bastante bien", apuntó.

El cantante explicó que decidió volver de España por múltiples factores, pero la llegada al poder del Partido Popular (de Mariano Rajoy) fue lo que determinó su partida. "Yo trabajaba en Radio Nacional y en centros culturales. Cuando subió el nuevo gobierno cambiaron a todos los jefes y barrieron con todos los programas. Fue una renovación de los medios tipo Berlusconi", afirmó. "También es cierto que me agoté de Madrid, que es una ciudad muy pequeña. Yo soy un hombre muy inquieto y sociable, y en un momento me empecé a aburrir. Además el humor español es muy diferente al argentino, y yo me sentía un poco incomprendido. El argentino es más rico, más complejo, y tenemos esa cosa de reírnos de la desgracia y de las crisis. Allá hablan de la crisis y todos ponen cara de culo. Acá nos tomamos tres cervezas y nos matamos de risa", se explayó.

En los tres meses que lleva en el país, Andy Chango apareció como invitado en "TVR" y "Duro de domar", donde sacó a relucir su colección de anécdotas y recuerdos tóxicos. "Como músico yo nunca tuve una compañía de discos o una empresa que me haya promocionado, entonces cualquier otra cosa que me sirva para promocionar un concierto me parece fenomenal. Lo otro sería la muerte, el no existir", dijo en referencia a sus apariciones en televisión. "Lo que me hincha un poco las pelotas es salir a la calle y que me pidan una foto, porque esa es una fama que no tiene nada que ver con lo que yo hago, y además la fama no me da de comer. Lo mío es como vivir en un programa que se llama «Pobres y famosos»", aseguró entre risas.

De todas formas, la pantalla chica tiene un magnetismo especial para el cantante, tanto que podría convertirse en "panelista". "Tuve unas charlitas con una productora para hacer un programa original mío y también tuve un acercamiento con la gente de «Duro de domar»", reveló. Pero enseguida aclaró: "Lo estoy evaluando. No tengo ansiedad por meterme en cualquier lado, porque yo siempre he cuidado mucho mis discos y su contenido, siempre he tratado de decir algo y no que sea algo obvio", recalcó.

Si bien en los comienzos de su carrera el tecladista forjó una fuerte amistad con Andrés Calamaro, ahora dice que se siente más cerca de Fito Páez. "Los dos son tipos muy talentosos. Pero con Andrés nos vemos muy poco, y no me cierra lo que está haciendo musicalmente. Fito me apoya en todo y charlamos mucho. Igualmente yo ya no necesito que alguien me apadrine. En lo profesional me las quiero arreglar solo", afirmó.

Famoso por su militancia pro marihuana, y por defender todo el espectro de las drogas, Andy Chango admitió que, después de los 40, el cuerpo le pone un "límite natural" a los excesos. "Si pegás una noche muy fuerte después quedás tarado tres días y no podés ni criar a tus hijos ni trabajar. Ahora también disfruto de otras cosas —como las caminatas, nadar, la naturaleza, la lectura—, pero nunca reniego, con mucha moderación, de seguir disfrutando de todos los placeres que conozco", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario