Escenario

Andrea Estévez: "Me ofrecieron dos mil dólares por una noche"

La vedette arranca nuevo programa por América. Confiesa que muchas chicas del medio aceptan el dinero, pero que ella prefiere enamorarse. La gratitud a la “varita mágica de Tinelli”. Video: Andrea Estévez, en una producción fotográfica.

Lunes 27 de Julio de 2009

Su nombre se popularizó gracias a “Patinando por un sueño” pese a haber empezado a trabajar en el medio mucho tiempo antes porque, dice, ella recorrió un camino largo sin tomar atajos mediáticos. Está de minivacaciones en Bariloche, antes de comenzar con la conducción de “Dale que va” junto a Marcelo De Bellis y Jesica Cirio por América. Allí le concedió una entrevista a la revista 7 Días.

–Su caso es peculiar, trabajó en todos los ámbitos en los que suele haber peleas mediáticas y no participó de ninguna, ¿cómo funciona eso?

–Los periodistas dicen que soy una sobreviviente (risas).

–¿Se siente una sobreviviente?

–Sí, de alguna manera sí. Quizás es por las ganas que le pongo a cada cosa que hago. Yo me remonto a “Patinando…” y pensaba qué vendría después; y hay muchas chicas de ese programa que hoy en día no están trabajando, o que la gente ya no recuerda. Y en mi caso haber tenido una temporada como primera vedette, estar ahora con trabajo y seguir generando cosas, me parece que me hace una privilegiada. Nunca me metí en lo mediático porque no me interesa en lo más mínimo, creo que las chicas mediáticas suben un día, y al año, como mucho, están de vuelta abajo. Cada una llega como puede o como quiere, pero yo no me sentiría bien pensando que una persona va a pagar una entrada en el teatro para verme, que lo único que hice fue un escándalo en mi vida.

–Pero ellas ganan popularidad más rápido.

–Sí, yo elegí el camino más largo. Te aseguro, sin comprometer a nadie, que podía haber hecho las cosas mucho más rápido. Y no, no es lo mío. Me propusieron desde hacer escándalos hasta romances pagos, “mirá, se necesita hacer prensa con tal cosa, podemos hacer que te encontramos comiendo, entonces se nombra al empresario”, y capaz no pasa nada, pero no me importa, porque a la gente todo eso le queda. La gente va formando una imagen de cada uno, y esas cosas ensucian.

–¿Alguna vez tuviste una propuesta indecente?

–Este año tuve mi primera propuesta indecente, en el casino de Córdoba, se me acercó un hombre y me dijo: “¿sabés que yo tengo mucha plata?”, le digo: “ah, mire usted, qué bien”, ya sabiendo que por algún lado raro venía. Y me dice: “¿2 mil dólares la noche está bien para vos?”. Se me transformó la cara y le dije que estaba muy equivocado. Igual no me fui, estaba viendo un show en el casino, y me senté y me puse a llorar. Después me acostumbré porque en un boliche me pasó lo mismo, un tipo que directamente sacó dólares y lo tuvieron que sacar del VIP. Es el ambiente, como hablábamos recién, hay muchas chicas que aprovechan muchas situaciones para ser conocidas, entonces se prenden en esas cosas y todo se confunde.

–Está la que acepta el dinero...

–Claro, y muchos te meten en la misma bolsa. No es mi caso. Yo me quiero enamorar, quiero estar bien.

–¿No está en pareja?

–No, me separé en enero de este año de una relación de dos años y medio, y hace seis meses que estoy sola.

–¿Cómo está llevando la soltería?

–La estoy pasando bien, creo que ya cerré una etapa y tengo muchas ganas de volverme a enamorar. Siempre estuve en pareja, me gusta estar en pareja, me parece que es un sostén importante, es un cable a tierra. Y tuve un período de salir con amigas, de vivir lo que nunca viví, de vivir sola, por ejemplo, y creo que ya estoy en momento de poder recibir bien a la persona, si es que llega.

–¿Se le acercan los hombres a hablarle?

–No, mirar te miran todos, pero se les hace más difícil acercarse. Durante muchos años trabajé haciendo promociones para pagarme los estudios, y se me acercaban más en esa época. Ahora, por ahí, tienen una imagen determinada y le tienen miedo al rebote. Entonces te miran, te sacan una foto y listo. Por ahí te dicen algo de pasada, pero no te encaran.

–¿Le hizo un monumento a Marcelo Tinelli? Gracias a él ganó su popularidad.

–Totalmente, hay que hacerle un monumento a Tinelli, el dueño de la varita mágica que te cambia la carrera. En mi caso hubo un antes y un después, yo hace muchos años que trabajo, quizás hice cosas en televisión que las podés recordar o no, pero te digo “Patinando por un sueño” y lo recordás seguro.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS