Escenario

"Al folclore, al tango y a la música nacional le ganan los de afuera"

El cantautor salteño presenta en vivo hoy en El círculo su nuevo disco, "33, falta envido y truco".

Sábado 14 de Abril de 2018

Asado, truco y folclore. Algo así como una trilogía nacional que, sin caer en estereotipos, representa gran parte del "ser argentino" o simplemente de la tradición. Figura de los escenarios, festivales y del cancionero popular, hace 33 años que el Chaqueño Palavecino recorre el país con esa trilogía como bandera y decidió celebrarlo con disco nuevo, llamado "33, falta envido y truco". De esta manera, y siguiendo con la temática del número "tres", el Chaqueño presentó además un material discográfico triple, donde recorre todo el género folclórico, de artistas y compositores variados, en 33 canciones. Y el público rosarino tendrá la oportunidad de sumarse a los festejos esta noche, a las 21.30, en el teatro El Circulo (Laprida 1223).

   "Lo mínimo son dos horas, que vayan preparados los seguidores que menos no vamos a tocar, vamos con los músicos y con temas nuevos", explicó el Chaqueño al teléfono. "Volver a Rosario es bueno siempre y sobre todo a ese teatro prestigioso al que he ido año tras año, es bueno para uno encontrarse con el público y con los seguidores. Vuelvo con un nuevo disco para el que grabé un tema por año de mi carrera, que ya son 34 años, porque en realidad 33 años los cumplimos el año pasado. Hay un bonus track con Palito Ortega, de lo nuevo seguramente vamos a hacer varios temas, y también los tradicionales, los que la gente quiere".

   Así es que el Chaqueño recordó sus tiempos de viajante, de cuando pasaba por Rosario como camionero, y mencionó especialmente a productor de espectáculos Pepe Grimolizzi, que apostó al cantautor desde sus primeros años y actualmente lo sigue haciendo. "Seguir cantando es lo que deseo, realmente han pasado los años y siempre han sido buenos para mí y lo siguen siendo. Tengo que decir también que grabar es una lucha, es una lucha de nosotros los cantores nacionales que a veces nos cuesta seguir manteniendo la música argentina, más que nada el género del folclore, y este disco nuevo es una forma de acribillarlos a zambas y chacareras, y de folclore a uno mismo... porque es lo que uno sabe hacer, lo que uno defiende, lo que han hechos nuestros mayores. De estas 33 canciones algunos son temas inéditos y otros temas ya conocidos y no tan trillados, pero la idea es recordarlos de vuelta".

   Polémico y controversial, a través de los años el Chaqueño tuvo expresiones desafortunadas que le han valido denuncias (por comentarios "homofóbicos" y "sexistas" en el anfiteatro Cocomarola) y escraches en conferencias de prensa, donde lo acusaron de apropiarse de tierras de pueblos originarios en Salta. Hasta le dijo a la revista Caras que su secreto para no envejecer es ponerse "grasa de iguana". Sin embargo, su popularidad nunca se vio afectada, y son miles los seguidores que los esperan en cada rincón del país.

   —¿Cómo surgió la idea de comenzar a grabar el nuevo disco?

   —Me dije pucha, ¡cuántos años tengo de carrera! Voy a grabar un tema que represente cada año de carrera, y por eso están los que están. Da la casualidad el título que le puse, "33 falta envido y truco", porque todavía tenemos ganas de seguir haciendo cosas, ahí está la metáfora. Y lo que hay para grabar es mucho, no puedo conformar a todo el público, ni puedo cumplir con todos, entonces es mucho lo que hice y lo que hay para grabar. En este momento me estoy yendo al estudio a grabar un tema con amigos. Grabé con casi más de cien cantores desde que comencé, y algunos que no pude grabar todavía. Voy a grabar una chacarera con este joven Christian Herrera, y así... ya voy calentando motores para grabar.

   —¿Qué canciones integran el disco?

   —Hay muchas, hay para buscar de todos lados; hay una zamba nueva que me hizo Orlando Vera Cruz, de cuando yo soñaba con esto y que andaba en el volante. Hay canciones del Yuyo Montes, una polca "Boquita de miel". "Sargento Cabral" que es un chamamé, y así... hay otra chacarera, "esa que me hace llorar a mí que tiene sus años", hice su versión... Es mucho lo que uno ha grabado, y eso le llama la atención a más de uno, piensan que estoy de ocioso o estoy de vago... Soy el que más ando, el que más grabo, el que más viajo, el que más trabajo, siempre en el tiempo que teníamos íbamos al estudio a grabar, tres o cuatro temas en una tarde, y así...

   —¿Cómo está la situación del folclore hoy?

   —Primero que hay muchísimos folcloristas, lástima que no todos pueden grabar. Segundo que no tienen tantas oportunidades como pasaba antes, que al artista que se descubría había que ponerle un productor, músicos sesionistas y llevarlo al estudio. Las productoras iban a buscarlos a los grandes festivales, pero los sellos ya no vienen a hacer eso. Antes era así, los productores te decían "estos son los músicos que tienen que andar, los vendemos, los grabamos". Antes todos trabajábamos con mucho profesionalismo y con productores de mucho talento, pero ahora los jóvenes graban en la computadora. Igual, al folclore, al tango y a la música nacional le ganan los de afuera.

   —¿Grabar con la computadora también abarata costos?

   —Yo digo que un disco, un CD, hoy es un instrumento más para el artista, porque no es que ganás plata. Yo llevo CDs a pueblos o al sur que no llegan fácil, le decís a alguien que te lo venda, pero no ganas mucha plata. Aunque de alguna manera nos siguen escuchando. Hoy vas con un disco a la distribuidora y no te lo aceptan. Además, como todo en la vida siempre ha sido caro sacar un CD, y más si son un grupo, sumado el vehículo, el combustible o el pasaje en bus y dónde parar, y grabar el disco también es costoso.

   —¿Cómo está la movida de festivales?

   —Me gusta mucho Cafayate, pero ¡uff hay un montón! Cosquín, Jesús María, Villa María, Rivadavia, Tunuyán en Mendoza, Santiago, La Salamanca... pero Cafayate es mi fuerte, también el Trichaco, entre Bolivia y Paraguay. Cada provincia tiene un festival, Intendente Alvear en Buenos Aires, General Alvear en Mendoza, hay muchos pueblos y zonas, en La Pampa también tienen sus festivales. Santa Fe tiene su Sauce Viejo, que es un festival grande, algunos no son famosos pero es netamente folklore y hay muchos que tienen la posibilidad de cantar, Cosquín sigue llenándose de artistas pero en el escenario no todos tiene la posibilidad de cantar, hay que hacer un seleccionado de artistas, de nuevos cantores y darles la oportunidad, que muchos nuevos no la tienen.

   —¿Y cómo ve el país cada vez que viaja?

   —Sinceramente cuando vas al festival hay gente de acuerdo a la entrada o al bolsillo, pero va gente, cuesta un poco pero va. En el caso de los artistas, si viajás un día al otro sube el combustible, también sube el peaje. Son cuestiones que me sorprenden, no sé qué es lo que sucede, ni quién tiene que controlarlo, pero antes uno podía cargar un tanque y sabía cuánto salía, ahora de la noche a la mañana subió el combustible. Y hay peajes que pagamos y vamos y volvemos y aumentó. Hay muchos peajes que se pagan y muchas rutas que no se arreglan, y está el control en una curva que dice 80 y después hay que bajar a 60... eso se llama viveza criolla, ¿no?

   —¿Continúa organizando sus festivales solidarios?

   —Sí, en Rancho Ñato, ahora estamos con la colecta de útiles, y siempre estamos trabajando por las inundaciones, eso fue hasta hace poco. En algunos caminos no podíamos llegar ni a caballo, ahora fueron bajando un poco las aguas. Ahora estamos viendo un festival de Chaco, que va a cumplir 16 años y que lo hacemos para las escuelas. Vamos a organizar otro por hospitales y bueno... es un festival solidario, donde ando buscando artistas, ¡me gustaría Los Palmeras! ahora que Cacho y Marcos están como dos muchachitos, siguen alegrando gente por todos lados. Son algo muy grande, si pueden darme una mano. Yo sé que andan de un lado al otro, y me alegra... Están como chicos con juguete nuevo con sus canciones. Son únicos y por ahí si se dan un tiempito y me dan una mano, si se puede...

   —¿Cómo se dio la participación de Palito Ortega?

   —¡Con Palito de toda la vida! Yo era colectivero y me acuerdo cuando él estaba inaugurando la terminal de Tucumán. Todavía lo escucho, igual que a Leo Dan. Estábamos en el estadio mundialista de Córdoba, yo quería saludarlo y él me dijo "yo soy el que te quiere saludar". Hemos entablado una amistad linda, cosa que tuve la suerte de juntarnos en Trichaco con Leo Dan. Ya fueron varias veces a darme una mano, son buena gente, son tipos fenómenos. Para esta nueva canción me encuentro en el festival de folclore en Tucumán, y Palito me dijo: "Tenés que grabar este tema", me dio la letra y lo hicimos. Son compañeros del camino... me sorprendí con la invitación al Luna Park cuando cantamos "Changuito cañero", que se lo transformé en zamba. Después compartí con su familia y sus hijos buenos momentos, con gente muy capaz, muy seria, muy buena, como Luis Landriscina y muchos de su talla.

   —¿Qué recuerdos tiene de sus comienzos en la música?

   —Los comienzos han sido duros, recuerdo haber tenido que volver de Santa Fe para cumplir con festivales en la misma noche, y recuerdo la terminal de Rosario; no me olvido más no sé cuánto demoraba en entrar y volver a salir, cuando iba a Buenos Aires o al norte. Duros los comienzos, todo era costoso para mí y con el tiempo Dios quiso que llegue al corazón de la gente, poniéndole música al cancionero popular. Anécdotas hay muchas, y los comienzos son momentos de andar de un lado al otro, de conocer el país. Todo eso voy a seguir manteniéndolo al día de hoy, hasta que Dios lo disponga. Hasta ahora estamos con ganas.

Los motivos para celebrar los 33 años

"33 falta envido y truco", fue grabado por el Chaqueño en el estudio "Juanangel" en Rosario de Lerma, Salta, y editado por su sello El Viejo Mistol. Forman también parte de este disco autores y compositores como Ramón Ayala, Yuyo Montes, Ricky Maravilla, Guillermo Fernández, Orlando Vera Cruz, Roberto Ternán, Jorge Milikota, Palo Caetano, Efraín Colombo, Robustiano Fuigueroa Reyes, Ramón Helguero, José Fernando Rodríguez, Pedro Sanchez Barría, entre muchos otros. Especial es el bonus track junto con Palito Ortega, "Quiero amanecer cantando". El mismo Chaqueño lo expresa de esta manera: "33 años de canto llevando el folclore a cada rincón de nuestra patria y más allá; 33 años grabando y dedicando horas eternas para que cada canción elegida llegue a los corazones de quienes la escuchen; 33 años compartidos con grandes compañeros de trabajo y amigos que me regaló la vida; 33 años recorriendo rutas, caminos, pueblos, ciudades y países; 33 años recibiendo el inmenso cariño de la gente, su aplauso, su escucha, su tiempo, su entrega; 33 años en los que intenté dar lo mejor de mí y más; 33 años dándole las gracias a Dios, a la vida y a cada persona que sigue eligiendo a este cantor que 33 años después de pisar su primer escenario sigue entonando nuestra música, vistiendo nuestras pilchas y llevando nuestra bandera en lo más profundo de su ser. ¡Por muchos años más, 33 (falta envido y truco) para todos ustedes!"



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});