Escenario

Adiós a Nina Sevilla, una estrella de la década del 50

La agencia de noticias oficial de México, Notimex, reportó que murió a causa de un paro cardíaco. El diario “Reforma” señaló que la bailarina y actriz tenía problemas del páncreas y el hígado.

Sábado 03 de Enero de 2015

La actriz cubana Ninón Sevilla, estrella de películas como “Aventurera”, “Señora tentación” y “Yambaó”, y quien se convirtió en un símbolo sexual de mediados del siglo XX, murió el jueves, según informaron las autoridades mexicanas. El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes dijo que la ganadora de un Ariel murió en la Ciudad de México. No precisó la causa del fallecimiento. La agencia de noticias oficial de México, Notimex, reportó que murió a causa de un paro cardíaco. El diario “Reforma” señaló que la bailarina y actriz tenía problemas del páncreas y el hígado.

   Con unas piernas de infarto, unas caderas desbocadas, una nariz respingada y una cabellera rubia bien peinada, que complementaba con un estilo desinhibido al hablar, Sevilla logró encarnar la sensualidad de la época de oro del cine mexicano, entre las décadas de 1940 y 1950. Creció en La Habana vieja y de Cuba exportó el mambo, que trajo de la mano de Pérez Prado. En los años 40 llegó a México, su país adoptivo, donde filmó, entre otras, “Pecadora”, “Señora Tentación”, “Revancha”, “Coqueta”, “Perdida”, “Sensualidad” y “Mujeres sacrificadas”. En la película “Yambaó” (1956) apareció nadando desnuda en una escena.

   Así como tuvo un romance con México, Sevilla logró encantar a Francia. Sus películas fueron elogiadas por el cineasta François Truffaut, quien dijo en 1955 sobre “Llévame en tus brazos”: “Es evidente que Ninón Sevilla no baila por la gloria sino por el placer”. Desde 1952, Sevilla derrotó a Marlene Dietrich y Ginger Rogers al ser calificada en Francia como la actriz con las piernas más hermosas del cine, y Edith Piaf la admiraba, al grado que cuando ésta llegó a México dijo que la quería conocer.

   Ninón también desarrolló su carrera en televisión, consiguiendo su papel más notable al lado de Verónica Castro en “Rosa salvaje”, de 1987. También participó en los melodramas “Las secretas intenciones” (1992), “María la del barrio” (1995), “Rosalinda” (1999), “Amarte es mi pecado” (2004) y “Qué bonito amor” (2012).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS