Alan Parker

Adiós a Alan Parker, un cineasta creador de grandes clásicos

El realizador dirigió "The Wall", "Evita", "Fama", "Melody" y "Expreso de medianoche". Tenía 76 años y ya estaba retirado desde 2015.

Sábado 01 de Agosto de 2020

El director de cine británico Alan Parker, autor de clásicos como "Expreso de medianoche", "Evita", "Fama" y "The Wall", murió ayer a los 76 años, según informó una portavoz del cineasta. La fuente explicó en un comunicado enviado en nombre de la familia que Parker falleció tras una "larga enfermedad".

Dos veces nominado al Oscar como mejor director, la primera en 1979 por "Expreso de medianoche" y la segunda diez años más tarde por "Mississippi en llamas", sir Alan Parker dirigió otros exitosos largometrajes como "Bugsy Malone, nieto de Al Capone" (1976), "Birdy" (1984) y "Corazón diabólico" (1987).

A lo largo de una brillante carrera, sus largometrajes ganaron 19 premios Bafta, otorgados por la Academia del Cine de Reino Unido y diez Globos de Oro, entre otros. Su último largometraje fue "La vida de David Gale", un drama judicial protagonizado en 2003 por Kevin Spacey, Kate Winslet y Laura Linney.

Nada más conocerse la noticia, varios compañeros destacaron el talento del realizador, nacido en Londres en 1944, que también fue productor de cine, escritor y actor.

"Alan Parker hizo muchísimas películas maravillosas. Simplemente maravillosas. Un talento enorme", escribió en sus redes sociales el director Nick Murphy. El productor David Puttnam confesó, por su parte, que "siempre" estuvo "impresionado" por el "talento" de Parker, su "amigo más antiguo y cercano". "Mi vida y la de muchos otros que lo quisieron nunca será igual", agregó Puttnam, quien produjo alguna de las mejores películas de Parker, como "Melody" (1971) o "Expreso de Medianoche" (1978), por la que fue candidato a un Oscar como mejor director en 1978.

Volvió a optar a la preciada estatuilla en la misma categoría en con "Mississippi en llamas" (1988), pero tampoco logró el preciado galardón como realizador, que se le resistió hasta el final de su carrera.

Además de su maestría para crear atmósferas asfixiantes en filmes dramáticos, destacó en el difícil género del musical, con títulos aclamados como "Bugsy Malone" (1976), "Fama" (1980), "Pink Floyd. The Wall" (1982) y "Evita" (1996).

En 2002, la reina Isabel II le concedió el título de Caballero del Imperio Británico por su contribución al mundo del arte y en 2013 recibió un premio honorífico durante la entrega de los Bafta en reconocimiento a su trayectoria.

"Es casi imposible destacar un momento dado de su carrera, pero los increíbles 19 Bafta que sus películas han ganado demuestran la estima que le tienen sus compañeros, así como el carácter excepcional de su trabajo", destacó entonces el presidente de la Academia, John Willis.

Parker estaba casado con Lisa Moran-Parker y tenía cinco hijos y siete nietos. Nacido en 1944 en Islington, Londres, sus primeros pasos fueron como redactor en agencias de publicidad en las que terminó encargándose de filmar los anuncios.

"Como fui el primero en hacer la transición de los comerciales a los largometrajes, fui blanco de las críticas que señalaban que no éramos «legítimos» sino un grupo de vendedores vulgares que vendían un producto con poca calidad", recordó en una entrevista de 2017. "Así que dejé de hacer comerciales por completo para ser tomado en serio como cineasta", contó.

En 2015, Parker anunció que se retiraba del cine: "Dirigí desde que tenía 24 años y cada día fue una batalla. Quienes trabajaron conmigo saben que he luchado toda mi vida para hacer las películas como queremos hacerlas. He vivido una vida encantadora, he tenido el control absoluto de mi trabajo, a pesar de que trabajo en un área muy difícil de la máquina de Hollywood", concluía el realizador, que pasó sus últimos años dedicado a la pintura.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario