Escenario

Adabel Guerrero pasó por el Broadway con "Hasta la re-vista baby"

"Voy a dar lo mejor de mí, en Rosario siempre ha habido un público muy agradable conmigo y sé que son muy exigentes", destacó Guerrero antes de presentarse anoche en el teatro Broadway.

Sábado 25 de Agosto de 2012

La bailarina Adabel Guerrero fue la vedette estrella de "Hasta la re-vista baby" que se presentó anoche en el teatro Broadway acompañada de los artistas locales: el mago Zaul, Marcelo Barbosa, Maira Barrionuevo, Brenda Rios, el trío humor en 3D y la transformista China Moor. "Mi propuesta van a ser dos cuadros musicales donde voy a bailar y también voy a cantar dos canciones. Voy a dar lo mejor de mí, en Rosario siempre ha habido un público muy agradable conmigo y sé que son muy exigentes", destacó Guerrero en charla con Escenario.

Es un año muy movido para la antes rubia y ahora morocha, pues su voz la mantiene a mitad de camino en el Bailando por un Sueño, mientras que su participación definitiva en Bailando por un Sueño en reemplazo de Valeria Archimó, junto al bailarín Reynaldo Ojeda, es inminente. "Estoy pendiente de lo que pasa con Archimó, si ella renuncia, la que sigue con Reynaldo sería yo, hicimos el streap dance la semana pasada y nos fue muy bien no sólo desde lo técnico sino desde lo humano, para mí conocer a Reynaldo fue una experiencia muy enriquecedora, nunca había trabajado con una persona con discapacidad, y fue muy cálido nuestro encuentro. Justo no estaba pasando por uno de mis mejores momentos del año, sentía que me faltaba algo. Y de pronto, paradójicamente la vida me pone en el medio a Reynaldo, que es una persona a la que le falta una pierna y así mismo no se rindió, quiere bailar", expresó una Adabel sensible, en contraposición al término que utilizó Valeria Archimó, al referirse a Reynaldo como "el Judas colombiano". Y continuó: "Para mí fue un aprendizaje que me hizo un click. Quizás esta comunicación que hemos tenido haya hecho que él se sienta más cómodo conmigo como expresó en Showmatch".

En cuanto a la imagen del bailarín, Adabel reconoció: "Tenía una imágen de él antes de conocerlo y otra después. Televisivamente, Reynaldo quizás no tenga una imagen que caiga demasiado bien, porque no se sabe manejar del todo en los medios. O sea, saber manejarse en los medios no es ser solamente picante, me parece que saber manejarse en los medios, es también mostrar la calidez de uno. Tiene que empezar a bajar un cambio y decir quién es desde lo humano, no desde lo profesional, eso se demuestra en la pista de Showmatch. Ojalá que si estamos juntos, pueda enseñarle esa parte".

Guerrero no es de las que separan la vida privada de la profesional; su vida amorosa y sus conflictos familiares siempre protagonizaron la escena: "Yo soy vedete y trabajo desde lo sexual y eso a veces a las mujeres les choca, pero yo trato con mi forma de ser, de hacer entender de que esto es mi trabajo. Mi cuerpo lo tengo como mi carta de presentación y como un instrumento bello para poder bailar. Siempre a la vedete se la vio relacionada con lo ordinario, Entonces cuando uno hace saber que todo le costó un montón de años de esfuerzo de clases de canto y baile, y mostrás tu lado humano, la gente te valora mucho más.

"Empecé a bailar a los ocho años, hice el profesorado de diez años y eso ya me dio una disciplina y sueños por cumplir. Nunca me hubiera imaginado pasar del tutú y los zapatos de punta al conchero en calle Corrientes. La vida me fue llevando a esto y lo disfruto muchísimo. Todavía creo que mi vida va a seguir cambiando todo el tiempo porque me aburro mucho de hacer siempre lo mismo", contó Guerrero quien tiene ganas de ser mamá pronto.

El cuerpo desnudo cobra significado más allá de lo físico: "Me gusta relacionar mi trabajo con lo espiritual. Si bien el teatro de revista no es para dar grandes mensajes, me gusta que la persona que esté sentada en la platea tenga un momento de deleite donde se olviden de sus problemas y brindar un momento de alegría".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario