Escenario

A ver el soundtrack de tu vida

Cuando me preguntan, "¿qué música escuchás?", se me complica responder. Es que soy punk, hippie, amante de la ópera y rockera.

Domingo 01 de Diciembre de 2019

Cuando me preguntan, "¿qué música escuchás?", se me complica responder. Es que soy punk, hippie, amante de la ópera y rockera. Incluso por momentos bailo trap. Cambio de soundtrack como de ropa, según mis cambios de humor. Hay canciones grises, canciones picantes, canciones tibias, canciones de fondo y canciones románticas. También hay canciones bailables, canciones libidinosas, canciones nocturnas y canciones reflexivas. Hay canciones luminosas, canciones que abrazan, canciones que vuelan. Hay canciones que escucho todos los días, himnos matutinos para arrancar, como "I believe I can fly", versión punk de Me First & The Gimme Gimmes. Cuando tengo que concentrarme y escribir, elijo la música clásica, desde Vivaldi, Mozart, Chopin o Bach. Aunque si necesito activar, pongo el DJ Set de Solomun en el Château de Chambord for Cercle. Para entrenar voy del rock al reggaetón como de la cama al living. "No voy en tren" de Charly García me recuerda que no necesito a nadie alrededor. Para mantener el ritmo sigo con un track list reggaetonero: "Loco contigo", de J Balvin, "Yo x ti, tú x mi", de Rosalía y Ozuna, paso por "Fresa" de Tini y Lalo Ebratt y siempre alguna de Paulo Londra y Maluma. Mientras me doy una ducha me gusta reflexionar, para eso elijo a Jorge Drexler y su temazo "La edad del cielo", que me recuerda: "Calma/Todo está en calma/Deja que el beso dure/Deja que el tiempo cure" y "Todo se transforma", que acompaña ese rito de transmutación energética. Ya relajada, y con las manos en la cocina, elijo música en español, como "Rue Vieille Du Temple", de León Larregui o "Los días de sonrisas, vino y flores", de Fito Páez. Para una noche de amor, voy entre dos polos, Metallica o Guns N' Roses, según amerite. ¿Para llorar? Prefiero el silencio de la imaginación. Y vos, ¿qué música escuchas?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario