Escenario

A medio siglo del estreno del filme de Kubrick"2001: Odisea del espacio"

El 2 de abril de 1968, el fallecido cineasta estadounidense Stanley Kubrick presentaba en Washington su trabajo más ambicioso, "2001: Odisea del espacio", devenido en filme de culto para los fanáticos de la ciencia ficción.

Martes 03 de Abril de 2018

El 2 de abril de 1968, el fallecido cineasta estadounidense Stanley Kubrick presentaba en Washington su trabajo más ambicioso, "2001: Odisea del espacio", devenido en filme de culto para los fanáticos de la ciencia ficción.

Tras haber permanecido aislado durante tres meses en su casa-laboratorio de Abbots Mead, en pleno campo aunque no muy lejos de Londres, el también guionista, productor y fotógrafo dio a luz un proyecto revolucionario que ingresó con arrogancia en la historia del cine.

Basado en la novela homónima de Arthur C. Clarke, un maestro de la ciencia ficción, la película puede leerse hoy como un ícono de aquella utopía existencial que motorizó los grandes cambios y fermentos que, desde Estados Unidos a Europa, signaron el fatídico 1968. Desde su concepción, la película de Kubrick es una novedad absoluta.

Mientras buscaba un tema de ciencia ficción en los géneros más populares del imaginario visual, el director contactó a Clarke y ambos compartían a tal punto la idea de partida que empezaron a escribir en paralelo la novela y el guión del filme.

Kubrick no era un improvisado: pidió asistencia a la NASA y fue asesorado por un grupo de científicos para mostrar un futuro tan lejano como posible, en el que el encuentro y desencuentro entre el hombre y la inteligencia artificial (la computadora Hal 9000, que controlaba las funciones vitales de la nave espacial) adquiera valor de reflexión ética y teórica.

El cineasta estadounidense George Lucas, creador de la saga "Star Wars", afirmó que "2001: Odisea del espacio" es "el pináculo de la ciencia ficción". Comentó que "desde los años 50, la ciencia prevaleció sobre la fantasía y lo romántico fue más o menos abandonado en la medida que los viajes espaciales y la tecnología pasaban a primer plano. En este sentido, la obra maestra es «2001: Odisea del espacio», una de mis películas favoritas, en la que todo es exacto a nivel científico e imaginado partiendo de lo posible", reflexionó Lucas.

2001. La película de Stanley Kubrick se convirtió en una obra de culto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario