Escenario

A los 91 años falleció el director italiano Dino Risi

El director italiano Dino Risi, uno de los maestros de la “commedia all'italiana”, murió esta mañana a los 91 años en Roma, informaron medios locales. Entre sus obras maestras figuran “Perfume de mujer” e “Il Sorpasso”, con Vittorio Gassman.

Sábado 07 de Junio de 2008

Roma-  El director Dino Risi, uno de los  maestros de la comedia a la italiana, falleció hoy a los 92 años  en su residencia de Roma, donde vivía aislado del mundo del cine. Risi fue autor de filmes como “Il sorpasso” e “In nome del  popolo italiano”, donde se fustigaban los defectos del italiano  medio riéndose de ellos.

En compañía de Mario Monicelli y Luigi Comencini, y siguiendo  los pasos de Ettore Scola y Nanni Loy, creó en los años '60 el  género de la comedia a la italiana, que popularizó en todo el  mundo el cine de ese país europeo, informó la agencia Ansa.

Padre de dos hijos directores, Claudio y Marco, y dotado de un  humor y una ironía que no vacilaba en usar en contra suya, Risi  era famoso por su “donjuanismo”.

Nacido en Milán el 23 de diciembre de 1916, era doctor en  medicina pero nunca ejerció esa profesión, prefiriendo el mundo  del cine, las mujeres y los grupos de intelectuales ligados a esa  industria.

Uno de estos era Alberto Lattuada, milanés como él y apenas  dos años mayor, que lo hizo trabajar como segundo asistente de  Mario Soldati en “Piccolo mondo antico” (1941) y al año siguiente  lo incluyó en el staff en su debut como director en “Giacomo  l'idealista”.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, y después de realizar una  serie de cortos y documentales, Risi debutó como director en 1951  con “Vacanze col gangster”, y se hizo notar como uno de los  autores de “Amore in citt...” (1953) al lado de Federico Fellini.

El éxito le llegó en 1956, de la mano de Sophia Loren, con “Il  segno di Venere” y “Pane, amore e...”, pero serán “Poveri ma  belli” (1956) y sus secuelas “Belle ma povere” (1957) y “Poveri  milionari” los filmes que colocarán a Risi a la vanguardia del  género cómico, a menudo inspirado en el teatro de revistas, donde  reinaban Toto y Anna Magnani.

A partir de 1960, con “Una vita difficile”, que habla de la  integridad en un mundo corrupto, Risi realizó una serie de  películas que, sin dejar de hacer reír al público, lo hizo pensar,  enfrentándolo con los defectos del italiano medio que repercuten  en las instituciones y en la historia del país.

Gracias a actores como Alberto Sordi, Vittorio Gassman y Nino  Manfredi y guionistas como Ettore Scola, Rodolfo Sonego, Sergio  Amidei, Age y Furio Scarpelli, Risi realizó una docena de  películas inolvidables que hicieron escuela en todo el mundo.

Así se sucedieron “Il sorpasso”, “La marcia su Roma”, sobre el  origen del fascismo, “I mostri”, donde la monstruosidad de la  gente “normal” es superior a la de los monstruos verdaderos,  “Profumo di donna”, melancólico retrato de un militar ciego en su  último viaje por Italia, y “Caro papa”, retrato del terrorismo  urbano italiano.

Luego de una serie de filmes de escaso atractivo popular  (trató de superar a Vittorio De Sica en un remake de “La  ciociara”; y su último filme, “Giovanni e belli”, data de 1996), y  tras una corta y desafortunada incursión en la televisión, Risi se  retiró del cine a fines del siglo pasado y desde entonces vivió  solo y olvidado en un apart-hotel romano, donde falleció hoy.  (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario