Escenario

A los 91 años murió "la sirena de Hollywood", Esther Williams

La actriz y nadadora, de gran popularidad entre las décadas del '40 y '50, fue pionera de la danza en el agua con efectos caleidoscópicos. Falleció víctima de una hemorragia cerebral.

Jueves 06 de Junio de 2013

Los Angeles.- La actriz y nadadora Esther Williams, reconocida por su protagónico en “Escuela de sirenas”, murió a los 91 años en Beverly Hills, California, víctima de una hemorragia cerebral, según anunció su publicista y portavoz, Harlem Boll.

Williams, campeona de natación juvenil, tenía como meta participar en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1940, que fueron suspendidos por al desatarse la Segunda Guerra Mundial, lo que la impulsó a probar suerte en el mundo del espectáculo.

El comienzo de su carrera fue en simultáneo con la de otro nadador y actor Johnny Weissmüller, el célebre Tarzán, con quien puso en marcha presentaciones que llamaron la atención a la Metro Goldwyn Mayer, empresa que la convocaría para sus filas.

Debutó en el cine en 1942 pero alcanzó la fama con “"Escuela de sirenas”" (1944), que le valió el mote de “la sirena de Hollywood y América”, filmografía que siguió con “"Las Nuevas Follies de Ziegfeld“" (1945), “"En una isla contigo”" (1947) y “"La hija de Neptuno”" (1949) .

Pionera de la danza en el agua con efectos caleidoscópicos, su popularidad creció tanto que dio nacimiento a un subgénero dentro de los musicales, el “acuático”, con ejemplos como ”"La sirena se enamora”" (1950), “"La reina del mar"” (1952) o “"Una chica de fuego”" (1953).

A mediados de esta década comenzó a perder popularidad y en 1957 rompió su contrato con la Metro, al oponerse a protagonizar el film “The Opposite Sex”, que finalmente protagonizó June Allison, y el estudio decidió suspender su contrato y no le pagó el dinero acordado.

De esta segunda etapa son películas como “"Tormenta en el Paraíso”" (1958) y “"El circo nunca muere”", que fue su última película junto a Cliff Robertson, tras la que se dedicó a otro tipo de negocios, lanzando una línea de ropa de baño, de piscinas y de accesorios con su nombre.

La danza acuática quedó en el recuerdo de Hollywood, no obstante después ese tipo de shows se siguieron haciendo en piscinas de hoteles internacionales y en la Argentina en números de TV y en puestas especiales como las de Fuerza Bruta y Flavio Mendoza.

Esther Williams estuvo casada en cuatro ocasiones, con Leonard Kovner, el cantante y actor Ben Gage (padre de sus tres hijos, el actor argentino Fernando Lamas), del que enviudó, y el actor Edward Bell.

“Nadar es el único deporte que puedes practicar desde tu primer baño hasta el último. Y sin lesiones”, afirmó la mítica actriz, según relataba su marido en un correo electrónico por la celebración de su cumpleaños número 90.

En los últimos años la actriz experimentó un progresivo empeoramiento de su salud, que la mantuvo muy lejos de la exposición pública, inmovilizada por una caída, disfrutando de baños en su piscina de agua calentada con energía solar. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario