Escenario

A los 51 y lejos del boxeo y los medios, "La Mole" Moli volvió a ser albañil

El cordobés trabaja en familia en su Villa del Rosario natal y recuerda sus peleas y su exitoso paso por la televisión.

Jueves 06 de Mayo de 2021

A punto de cumplir 52 años el próximo 23 de mayo, Eduardo Fabio Moli, o "La Mole Moli" como popularmente se lo conoce, dejó de lado el boxeo y sus mediáticas apariciones en la televisión que lo ubicaron como un personaje muy pretendido en cualquier programa para volver a su antigua profesión: la de albañil.

Nacido en la localidad cordobesa de Villa Rosario, La Mole se dedicó al boxeo desde joven, alternando el deporte con los baldes, las mezclas y los ladrillos en las obras en construcción.

Se desempeñó como boxeador entre 2003 y 2013, cuando decidió retirarse. Fue campeón argentino y sudamericano de peso pesado y tuvo una recordada pelea frente al campeón ucraniano Wladimir Klitschko, pero cayó por nocaut en el primer asalto.

También, fuera del ámbito boxístico, en diciembre de 2010 llegó a la final de Bailando por un Sueño 2010, en donde venció a Paula Chaves para consagrarse campeón. En 2012, además, fue ganador de Cantando por un sueño Argentina, venciendo en la final a Silvina Escudero.

Ahora, alejado del ruido mediático, vive una vida más tranquila: "En los primeros dos meses, dos meses y medio de la pandemia, no nos movimos de la casa. La verdad que le agarré mucho miedo. Después se me fue el miedo, pero sí le tengo muy mucho respeto. Pero porque hay que laburar, hay que andar. Y si estás con miedo, no podés andar. Le tengo un respeto grandísimo al coronavirus", contó recientemente en una entrevista con la FM República de Morteros.

molemoli.jpg

Durante la charla, y nuevamente radicado en su pueblo natal, La Mole recordó que antes de dedicarse a los guantes su profesión era la de albañil y que había vuelto a su antiguo amor: "Es una cosa que siempre me gustó, me encantó, lo sé manejar. Y estoy de vuelta, laburando con mi hijo, mi familia, mi yerno. Tranquilo y feliz".

También contó que realizó numerosas actividades a lo largo de su vida pero que de todas ellas elige e boxeo. "Solo me faltó ser campeón mundial. Hice una muy buena diferencia económica pero la viví bien y la disfruté con mi familia. A mis cinco hijos les hice la casa completa, amueblada y todo. Tienen que laburar pero viven bien", dijo en la radio cordobesa.

En la misma conversación también hizo referencia a su paso por ShowMatch y la relación con Marcelo Tinelli: "Al principio no quería ir, pero al final terminé yendo y gané. Para mí, fue como un laburo más, como cualquier otro. Fue como trabajar en la construcción: yo sabía que tenía que bailar para cumplirle un sueño a un merendero de Bell Ville. Tratar con Tinelli fue como tratar con el patrón que tengo hoy día en la construcción. Soy como soy, hago lo que quiero, nadie me dijo lo que tenía que decir. Yo hacía y decía lo que pensaba en ese momento. Y gané el Bailando y el Cantando, nadie me compraba, yo hacía lo que sentía", aseguró.

lamolemoli.jpg

La famosa pelea con Klitschko también estuvo en la agenda de la entrevista: "Cuando me fui para Alemania hubo una caravana de 50 cuadras. Cuando volví, estaba mi mujer sola, esperándome. Nunca en mi vida pensé en perder como perdí. Muchos dicen que yo me tiré, que fui para cobrar la bolsa... pero eso me entra por una oreja y me sale por la otra", se excusó.

EL 2019 no fue un buen año para el ex boxeador. Su ex pareja, Marta Galiano, lo denunció por lesiones y amenazas. Fue imputado por lesiones leves calificadas reiteradas y amenazas reiteradas y se le colocó una tobillera electrónica para evitar que se acercara a su compañera. Sin aludir directamente a ese episodio, la Mole comentó: "No me arrepiento de nada en la vida: no maté, no violé, no robé; la única cosa que me arrepiento es de no haberme hecho una mansión. Hoy ni en pedo hago una casa, plata que agarro me voy con mi hijo a las carreras de bici, no hago más una casa", redondeó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario