ESCENARIO

Escándalos y curiosidades que quedaron fuera del documental de Natalia Oreiro

Nasha Natasha, recientemente estrenado en Netflix, cuenta una gira por Rusia de la actriz y cantante en 2014 pero también resume su vida en una especie de biografía autorizada. En esta nota, algunas historias llamativas que podrían haber estado en la película pero no están

Jueves 13 de Agosto de 2020

Todo el mundo habla, por estos días, del documental Nasha Natasha, que documenta la gira que en 2014 hizo la actriz y cantante Natalia Oreiro por Rusia pero además intercala en el relato partes de su vida, con tono de "biografía autorizada". Lo cierto es que más allá de todo lo que se ve en la película, disponible en Netflix, muchas importantes escenas y escándalos de la vida de la artista uruguaya no aparecen en la trama del film.

La falsa denuncia sobre su identidad

"Desde que a los 18 años una pareja se presentó diciendo que eran mis padres, nada de lo que puedan decir falso de mí me puede afectar", confesó alguna vez Natalia en una entrevista con la periodista Catalina Dlugi. A esa edad, unas personas aseguraron públicamente ser los padres biológicos de Natalia.

"En ese momento estaba haciendo 90-60-90 Modelos y vino un señor a decirme que era mi papá, yo le mostré una foto de mi mamá porque somos muy parecidas y él empezó a sacar documentos", recordó. "Yo sabía perfectamente lo que había pasado en la dictadura, yo no tenía ninguna duda sobre quiénes eran mis padres", sostuvo sobre el doloroso episodio.

"Me hice un estudio de ADN sin avisarle a mis padres que dio negativo y esta gente se puso mal y entonces fueron a los medios a decir que el estudio estaba fraguado. Por suerte mis padres no se enojaron conmigo y me entendieron, nos hicimos más estudios, que dieron negativos", agregó.

natalia oreiro infancia.jpg

El noviazgo de juventud con Pablo Echarri

Hoy están casados y con hijos, cada uno por su lado, pero en algún momento fueron "la pareja del momento". Natalia Oreiro y Pablo Echarri estuvieron juntos al inicio de sus carreras artísticas, cuando pocos los conocían. No fue un romance de verano: salieron durante cinco años. Pero esa relación se terminó hace más de dos décadas.

"No tuve muchas parejas, pero a Pablo lo quiero mucho. También a su familia". Natalia confesó en diálogo con la revista Caras sus sentimientos hacia el actor. "Me hubiera encantado ser su amiga. Cuando nos encontramos siempre fue de una manera muy relajada. Le presenté a mi hijo, cuando falleció su papá fuimos a despedirlo con Ricardo. Estuve con Telma, su madre, a quien quiero un montón. Pero no, no somos amigos".

Él también tiene los mejores recuerdos. "Mis viejos siempre la quisieron mucho a Natalia, eran muy cercanos a ellos. Éramos muy jóvenes, ella llegaba de Uruguay de muy chica, empezó a tener una relación con mis viejos y para ella también era una contención. Había algo que funcionaba ahí. Esas cosas quedan y no se borran", sostuvo Echarri.

Lo que sabe Natalia es que, más allá de la buena onda, no trabajarán juntos en el futuro: "Les aseguro que, si nosotros salimos, laburamos juntos, al otro día empiezan con 'donde hubo fuego cenizas quedan'. Eso es una fija", lamentó.

oreiroecharri.jpg

Su arrepentimiento por la publicidad de tampones

En Nasha Natasha muestran la publicidad que Natalia hizo para la firma OB cuando apenas tenía 12 años. El breve clip la muestra enfundada en un ajustadísimo short blanco y pasando frente a un grupo de chicos que la miran de manera obsesiva. Si bien en la película se habla de este comercial, no se le hace de manera tan profunda como algunas veces lo hizo la actriz. Consultada por Teleshow sobre aquella publicidad, la actriz admitió: “Le diría (a la Natalia de ese entonces) que no lo haga porque creo que hoy ese tipo de publicidad no colaboran con las mujeres”.

Recordó: “Durante una semana no fui al Liceo porque cuando filmé la publicidad no sabía que me estaban haciendo un primer plano de la cola. Yo no tengo ningún problema con mi cuerpo, lo he expuesto laboralmente. Soy realmente muy desprejuiciada“, sostuvo. Y abundó: “En ese momento se vio como algo simpático, a mí me abrió muchas puertas, de hecho llegué a la Argentina por esa publicidad. Fue mi primer trabajo profesional por el que me pagaron“.

Natalia Oreiro . Publicidad OB - Años '90 (Hq) - Version Uruguay

La gran caída en los Kids Choice Awards

En 2018, en el Estadio Obras, Verónica Lozano y el youtuber Kevsho estaban conduciendo los Kids Choice Awards. Uno de los premios más importantes de la gala era para Natalia Oreiro, que fue elegida "personalidad destacada" por su extensa y exitosa trayectora. Pero algo sucedió cuando subió al escenario: se dio un duro golpe, que la forzó a retirarse del lugar. Momentos más tarde, repitió su entrada y dio un pequeño discurso.

"¡Lo que te quiero, Nati! Subió a recibir el premio, se dio un golpazo pero es tan profesional. Sos tan amor...", le dijo Verónica Lozano al entrevistarla luego en televisión sobre ese episodio.

"Sí, soy todo lo profesional que no fueron ustedes boluda. Me hicieron salir al escenario y nunca me dijeron que había un agujero. Yo no me tropecé, me caí a un agujero de un metro y medio, ¡me podría haber matado!", respondió enojada Natalia. "Lo que pasa es que había tantos chicos y emoción por verte", quiso excusarse Lozano. "Sí, había muchos chicos menos en el lugar en el que me caí, que tendría que haber habido chicos y no había nada", retrucó la actriz y cantante.

"Menos mal que estoy viva. Toda rota pero viva", sostuvo Oreiro, "En el momento, con la adrenalina, salí, me sequé la sangre con una toalla y volví para agradecer. Después me fui a un cirujano plástico para que me reacomodara la cara. Tengo cuatro puntos", sostuvo.

Natalia Oreiro - Caida en los Kids' Choice Awards 2018 (Argentina)

La acusación de robarse el papel de Evita

Natalia Oreiro fue contratada por la empresa Fox para interpretar a Evita en una serie basada en el libro de Tomás Eloy Martínez llamado Santa Evita, de hecho se filtraron unas hermosas fotos de su transformación para encarnarla. Pero hay quienes aseguran que le robó el papel a una colega. La actriz Carla Quevedo, quien interpretó a Alicia Muñiz en la película Monzón y estuvo en la serie El maestro junto a Julio Chávez, recibió en redes un comentario de una seguidora que le decía que ella hubiera sido ideal para Evita y su respuesta sorprendió: "La iba a hacer hasta que Natalia Oreiro me lo robó", dijo. Poco después borró el mensaje, quizá para evitar conflicto.

Lo cierto es que en Santa Evita, Natalia interpretará a una joven Eva Perón durante sus comienzos como actriz, pero también como primera dama y en sus últimos años de vida. La uruguaya estará acompañada por Darío Grandinetti y el español Francesc Orella, conocido por su papel en Merlí.

NATI-OREIRO-EVITA.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario