Frente Progresista

Fein: "Los que cuestionaban al Frente por la inseguridad, la dejaron peor"

Mónica Fein Bío | Nació el 3 de junio de 1957. Fue dos veces intendenta de la ciudad de Rosario, diputada nacional y secretaria de Salud. Es primera candidata a la Cámara baja en una de las listas del Frente Progresist

Domingo 29 de Agosto de 2021

Tras un paréntesis de dos años luego de su gestión al frente de la Municipalidad de Rosario, Mónica Fein vuelve al ruedo de la campaña, esta vez como candidata a diputada nacional. Asegura que tiene la experiencia necesaria para saber qué necesita Santa Fe y se compromete a trabajar por una agenda común que involucre temas cruciales, como la seguridad.

  Fein reclama el voto para sí, pero también para Clara García al Senado nacional y Verónica Irizar al Concejo rosarino. “Los mismos que cuestionaban al Frente por la inseguridad son los que empeoraron la situación. Los que vinieron con un eslogan (orden y paz) y terminaron peor que lo que estaba”, argumenta Fein, en una entrevista con La Capital.

  —¿Qué cosas es necesario plantear para la provincia desde la Cámara de Diputados?

  —Santa Fe estuvo discriminada durante muchísimos años con ambos gobiernos. No sólo no le han pagado su deuda histórica (100 mil millones, 50 mil viviendas), sino que en la suma de políticas públicas nos han marginado. Por ejemplo, subsidios al transporte, defensa de la producción, Hidrovía, producción de carnes. En obra pública le dieron ocho mil millones a Córdoba y dos mil millones a Santa Fe. Y los legisladores nacionales han sido más defensores del gobierno nacional que de Santa Fe. Con Clara García estamos convencidas de que hay que defender a la provincia, por encima de los intereses de los partidos nacionales. Esta discriminación tiene decisión política requiere de una voz que la enfrente y eso queremos hacer desde nuestra lista del FAP. Vamos con convicción y pasión a defender a Santa Fe desde el Parlamento.

  —Desde algunos sectores lo único que dicen es que van al Congreso “a frenar a Cristina”. ¿No cree que antes hay que defender a Santa Fe, por ejemplo reclamando que el gobierno nacional se ocupe de la inseguridad?

  —Es muy pobre la propuesta que va en contra de otros. Con nuestra experiencia de gobierno sabemos que vamos a defender a Santa Fe,porque sabemos en qué nos discriminan. Si hay un proyecto que defienda a la provincia, lo votaría. Además, terminaríamos haciéndole al juego a un gobierno como el de Macri, que también nos discriminó profundamente. Macri firmó una adenda con Lifschitz sobre el Pacto Fiscal, se comprometió, incluyó la deuda con Santa Fe, y al año siguiente lo cambió. Cambió las reglas de juego y nunca pagó la deuda. Clara García representa lo mejor de la provincia, sus valores, sueños, capacidad productiva, innovadora. Cuando uno ve el lobby de otras provincias se nota una falta de conocimiento y defensa de Santa Fe. Y eso vamos a cambiarlo.

FEIN-71.jpg

  —La ministra de Seguridad de la Nación hace mucho tiempo que no viene a Rosario. ¿No es hora de reclamarle al presidente, que se limita a decir que le manda plata a Perotti?

  —Los mismos que cuestionaban al Frente por la inseguridad son los que empeoraron la situación. Los que vinieron con un eslogan (orden y paz) y terminaron peor que lo que estaba. Yo voy a ir con un proyecto de ley a nivel nacional para coordinar los tres estamentos, porque sé que la seguridad debe ser una política de Estado. Hay que hacer una mesa institucionalizada con los diferentes sectores. Los que hablan de la seguridad pensando solo e las próximas elecciones les hacen el juego a los sectores del delito. El gobierno actual sacó políticas fundamentales, como el Plan Abre, el Vuelvo a Estudiar, desarticularon la profesionalización de la policía, confrontar con el Ministerio Público. Sin el mínimo plan. El narcotráfico es una necesidad de coordinación. Ni Bullrich ni Berni resolvieron nada. Pero, fundamentalmente, necesitamos un gobernador que tenga un plan, pero Perotti destruyó lo que había.

  —Usted fue intendenta ocho años. ¿Qué le dice la gente en la calle?

  —Encuentro mucho afecto, mucha alegría de verme. Siento que me respetan, porque viví momentos buenos y momentos difíciles. La gente tiene que entender que votar a Clara García vale la pena, es una mujer preparada, que pasó un momento de mucho dolor, pero eso se transforma en sueños colectivos. La gente tiene razón en estar enojada con la política, pero le pido que el 12 de septiembre vaya a votar. Clara García representa la honestidad, el trabajo. El FAP tiene el desafío de construir una alternativa política, porque Santa Fe está en una crisis de representación muy grande.

  —¿Le sorprendió la disolución de la GUM?

  —No. Cuando Pablo Javkin fue mi secretario general lo habíamos hablado, me lo había planteado. Cuando hay un problema, hay que abarcarlo desde un nuevo lugar.

 —¿Cómo es la relación con su sucesor?

  —Pablo fue mi secretario general, lo conozco desde hace mucho. No tenemos conflictos salvo miradas sobre cómo transitar el camino político del FAP.

  —¿No es hora de ejercer una política de lobby entre los legisladores nacionales para que el gobierno nacional le pague a Santa Fe lo que le debe?

—Son cien mil millones de pesos. Esto no es de un gobernador, es para todos los santafesinos, para los municipios. Construir 50 mil viviendas representaría dar trabajo, mejorar el estado de vulnerabilidad de los niños. Me comprometo a no votar ningún presupuesto que no contemple algún plan de pago para Santa Fe y las obras. El gobernó nacional se lleva en recursos por la soja, más de lo que Santa Fe recauda en materia de impuestos. ¿Qué vuelve a Santa Fe de todo eso? Nada.

—¿Imagina que el Frente Progresista, sectores del radicalismo y del PRO hagan un acuerdo para 2023, cuando se defina la elección a gobernador?

—Perotti se va del gobierno provincial en el 2002, y se retirará después de esta confrontación que tiene adentro de su partido, que demuestra que la “unidad en la diversidad” tiene patas cortas si no hay un programa en común. La unidad tiene que ser para un proyecto común, porque ganar una elección es muy bueno, pero gobernar es más complejo. Y nosotros queremos gobernar la provincia de Santa Fe. Muchos tomaron otro camino y pueden volver, y puede llegar gente nueva.

—¿Qué espera de la campaña de Verónica Irizar?

—Representa a la nueva generación de dirigentes. Nosotros quedamos para llevar la antorcha que nos dejó Miguel Lifschitz. Y debemos abrir paso a lo nuevo, y lo nuevo es Irizar. Tiene fuerza, recorrido y la experiencia de la juventud.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario