Entrevista

"Como dijo Perón, el que critica a un compañero se pasa al bando contrario"

Marcelo Lewandowski se propone ganar las primarias peronistas y llegar en la general Senado de la Nación. Reivindica el acuerdo con el gobierno nacional

Miércoles 28 de Julio de 2021

Marcelo Lewandowski | Bio | Actual senador provincial y precandidato a senador nacional por el Frente de Todos

Marcelo Lewandowski se ha convertido en el talismán de un sector importante del peronismo. Empezó su carrera política derrotando a la dos veces intendenta de Rosario y alcanzando la senaduría provincial. Dos años después, el cisma peronista lo ubica al frente de la lista oficial para ser primer postulante a la senaduría nacional.

Por el cuerpo del periodista deportivo pasan cosas, como cuando Marcelo Araujo le dijo que tenía que comentar a la Selección Nacional. Lewandowski no quiere arrancar la campaña tirando tiros en la interna, aunque recuerda a Perón: “El que critica a un compañero se pasa al bando enemigo”.

¿Qué sintió cuando le dijeron que sería candidato a senador nacional?

Una sensación parecida a cuando Araujo me llamó y me dijo que iba a comentar la Selección Argentina. Un cimbronazo muy grande, porque si bien teníamos la posibilidad de encabezar Diputados esta síntesis, y encabezar senadores, es un gran orgullo. Y más, cuando me ven desde el Estado provincial y nacional con el suficiente valor. Es una emoción y una responsabilidad muy grande.

Con su paso a la política es como que inauguró el traspaso de periodistas a la política. Este año ha sido un aluvión. Como una moda. Usted ya es un político.

No sé si me considero un político. Di un salto a la política, pero trato de tener la misma frescura que con la que me incorporé. Hago lo que debería hacer toda la política: tener cercanía con la gente y no perder ese contacto cuando voy a los barrios y la gente se me acerca como todavía estuviera trabajando en el canal. Quiero seguir trabajando para resolverle los problemas a la gente

Se lo referencia como proveniente del sector de María Eugenia Bielsa. ¿Influyó a la hora de la negociación?

María Eugenia siempre sabía cómo estaba, qué estaba pasando. Siempre respaldó el crecimiento de Encuentro por Santa Fe con la generosidad que tiene y con la que me dio la posibilidad de incursionar en un cargo público. Ella me transmite conocimientos y experiencias.

Se abre un proceso cismático en el peronismo, a partir de que el propio gobernador es candidato a senador suplente en una interna. Y del otro lado está Agustín Rossi, líder de una franja importante.

Sería el gran error del peronismo. Cuando fue dividido, el peronismo perdió, por eso tantos años de gobiernos socialistas. Quizás a algún sector le fue bien, al peronismo no. Cuando uno recorre la provincia se da cuenta de que los compañeros no la pasaron nada bien con los doce años del socialismo. Por eso, pensar en una ruptura es el peor error. El conjunto pierde.

Rossi dijo que Perotti se quería robar al peronismo santafesino para ofrendárselo a Schiaretti. Y que ellos abortaron esa maniobra.

Sinceramente, no quiero entrar en polémicas. Que cada uno piense lo que quiera. En nuestra fórmula hay unidad de criterios tanto del gobierno provincial como nacional. La sintonía fina primó en el momento de las negociaciones. Se llegó a un consenso que habilitó la lista que encabezo. Respeto la mirada de otros compañeros, pero no la comparto.

Hay una novela de Osvaldo Soriano que se llama No Habrá Más Penas Ni Olvido donde desde un avión le tiran excrementos a un grupo de peronistas al grito de “Viva Perón”. ¿Puede pasar eso en Santa Fe?

Depende de la inteligencia que tengamos para construir esta interna. No va a encontrar en mí agresiones para con compañeros de la otra lista. Se buscarán los mejores representantes, pero como decía Perón, cuando uno agrede a un compañero se está pasando al bando contrario. En la provincia gobierna el peronismo por la unidad del peronismo. Si le quedamos legitimidad al gobierno de Perotti no le va a ir mal a Perotti en el 2023, le va a ir mal al Frente de Todos. Lo mismo pasa con el gobierno de Alberto y Cristina. Si alguien le quiere socavar el poder a Perotti, es equivocado.

¿El apoyo a usted es de Alberto y Cristina?

El acuerdo es bien concreto. Wado De Pedro señaló cuál es la idea del gobierno, y él es el ministro del Interior. Hay una unidad de concepción del gobierno nacional y provincial para la unidad en la acción.

¿Qué voz necesita la provincia en el Senado?

Le envidio a los cordobeses el poder de lobby que tienen. Nosotros tenemos una provincia que tiene todo, una riqueza que sólo se puede comparar con Buenos Aires. Nunca hubo un poder santafesino fuerte con empresarios y comerciantes. Tenemos que pensar en ese lobby provincial para tener una presencia mayor en todos los sectores de poder.

Si gana las elecciones se le abre un futuro para intentar gobernar la ciudad o la provincia. ¿Cuál de las dos le gustaría?

Vísteme despacio que estoy apurado. Siempre cito Bauman, el filósofo polaco que habla de la modernidad líquida. Esto es cambiante. En dos años no sabemos adónde vamos a estar parados. Tenemos que vivir el momento. Yo me levanto y pienso en lo que tengo que hacer, y hacerlo bien. Quiero ser serio en lo que hago. Ahora hay que ganar las Paso y luego las generales. Pensemos en la gente, pensemos que estamos viviendo el peor momento de la humanidad. Las elecciones son una circunstancia que hay que pasar. El fuego artificial en los medios hace descreer en la política.

¿Con Javkin se miran de reojo?

Tengo una muy buena relación con Pablo. Podemos discrepar en cómo hacer las cosas, pero no me va a escuchar haciendo ataques personales. Tengo una muy buena relación con él. Y tenemos que trabajar y ayudar a Rosario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario