En Voz Baja

Una pelea entre dos referentes de peso

Algunos cortocircuitos internos encendieron las alarmas en la Casa Rosada.

Miércoles 10 de Abril de 2019

Algunos cortocircuitos internos encendieron las alarmas en la Casa Rosada. La cuestión no es menor, ya que se habla de un distanciamiento claro entre el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el asesor estrella Durán Barba. De ser así es un problema serio ya que ellos han sido durante muchos años los máximos referentes de la arquitectura electoral de Cambiemos. A tal punto fue creciendo la desconfianza entre ellos, que Durán Barba sospecha que fue el propio Peña quien hizo trascender que Macri ya no lo escucha como antes, algo que él niega de manera enfática. Y, de acuerdo a lo que se dice, la diferencia entre ellos es clave: Peña cree que el PRO debe abrir la fórmula presidencial a sus aliados, mientras que el ecuatoriano sostiene que debe priorizar a su propio partido. Macri parece inclinarse por la primera opción, pero también anunció que recién en junio se definirá a su vice. Mientras tanto, la pelea seguramente seguirá entre bambalinas.

En busca de un lugar menos expuesto

Después de varios años de altísima exposición pública, parece que Daniel Angelici está pensando en correrse a un lugar más tranquilo. Por lo pronto no puede ir por la reelección en Boca y tampoco será candidato en las próximas elecciones, una opción que se barajó en algún momento por su amistad con el presidente Macri. Claro que en este repliegue no piensa ceder los lugares de poder que supo conquistar, por ejemplo la presidencia de Boca, donde intentará dejar a Daniel Gribaudo, uno de sus delfines. Tampoco está claro si resignará espacios en la Justicia, donde mantiene aceitados contactos con buena parte del establishment. Quizás a tono con estas cuestiones es que se pronunció públicamente a favor de que Macri no vaya por la reelección, una definición que sorprendió a muchos. Hasta hora no dijo nada de Lilita Carrió, su enemiga dentro del gobierno.

Subió el menú en la Casa Rosada

De la inflación y los aumentos no se salva nadie en la Argentina, aunque en algunos casos el impacto es mucho menor que en otros. Pero en la práctica no se salva ni siquiera el menú que se ofrece para los empleados de la Casa Rosada, que subirá 12,5% a partir del 15 de abril. El plato del día con agua y fruta de estación pasará de $ 80 a $ 90, y la opción con gaseosa y postre subirá a 110 pesos. Y con tarjeta de débito, habrá un descuento del 10 por ciento. De todas maneras estos precios serían la envidia de buena parte de los rosarinos que almuerzan en el centro cualquier día de semana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});