En Voz Baja

Un intendente en problemas

Con muchas complicaciones termina la gestión de León Barreto en el municipio de Funes.

Lunes 09 de Septiembre de 2019

Con muchas complicaciones termina la gestión de León Barreto en el municipio de Funes. El candidato de Cambiemos llegó con la promesa de cambiar viejas prácticas políticas, pero la derrota en las urnas y las críticas de los funenses marcan a fuego el final de su gobierno. Ahora, Funes, como muchas otras localidades santafesinas, enfrenta serios problemas financieros; en este momento los trabajadores municipales llevan adelante una medida de fuerza por cuatro días porque cobraron solo una parte de sus salarios. El mes pasado sucedió lo mismo. “Entiendo a los trabajadores pero no comparto la decisión”, dijo amargamente Barreto, y sentenció: “Así es muy difícil seguir”. Lo cierto es que el mandato de Barreto termina el 10 de diciembre, pero desde hace un tiempo los problemas se suceden y las soluciones no aparecen. Un mal final para una película que, en sus comienzos, había generado expectativas en Cambiemos.

Encuentro en la iglesia

El resultado de las Paso sigue golpeando con fuerza en la estructura interna del PJ cordobés. Es que pese a las presiones de algunos intendentes y del propio peronismo, el gobernador Schiaretti apostó a la boleta corta y se despegó de los candidatos presidenciales. Sin embargo, el aplastante triunfo del Frente de Todos marcó un quiebre; quizás por eso, la semana pasada el mandatario cordobés eligió seguir con sus recorridas por la provincia para apoyar su lista a diputados y de paso evitó cruzarse con Macri, que relanzó su campaña en Córdoba. El gesto no pasó inadvertido. Y como el próximo domingo se realizará una misa en conmemoración por el primer aniversario del fallecimiento de José Manuel de la Sota y se anuncia la presencia de Alberto Fernández, varios dirigentes locales quieren que Schiaretti muestre señales concretas de apoyo. ¿Lo conseguirán?

Lo alejaron y ahora quieren que vuelva

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se ganó la confianza y el respeto de todos los bloques de la oposición, pero paradójicamente fue perdiendo espacio en la mesa chica del gobierno nacional. Sus cuestionamientos a algunas decisiones de Marcos Peña y Durán Barba lo eyectaron de ese lugar. Ahora algunos sectores de Cambiemos creen que la vuelta de Monzó sería de gran ayuda para Macri de cara a las elecciones de octubre, pero primero deberían cerrarse algunas heridas. Si lo van a buscar, ¿podrán convencerlo para que regrese en este momento?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario