En Voz Baja

Un asado que permitió el reencuentro entre Miguel&Miguel

En 2015 compitieron por la Gobernación de Santa Fe y en esos comicios el socialista se impuso al candidato de Cambiemos por un estrecho margen.

Viernes 13 de Diciembre de 2019

En 2015 compitieron por la Gobernación de Santa Fe y en esos comicios el socialista se impuso al candidato de Cambiemos por un estrecho margen. Pese al resultado electoral y a la tensa campaña previa, Miguel Lifschitz y Miguel Del Sel se reunieron pocos días después en dos ocasiones, primero en un hotel de la capital provincial y después en un domicilio privado en el que el rosarino invitó a un asado. Pasaron cuatro años y ahora hubo reencuentro. Esta vez fue en la casa del humorista y ex embajador argentino en Panamá, en la ciudad de Santo Tomé. Otra vez hubo asado y buena onda entre ambos, y también entre quienes los acompañaban. Y esta vez también hubo una foto que sirvió como testimonio del encuentro y que alguien hizo circular por las redes sociales.

El encuentro que derivó en una decisión

Sucedió hace algunas semanas en la capital provincial. Un hombre llegó en auto a un barrio Fonavi de la ciudad de Santa Fe, buscó un departamento y tocó timbre. Abrió otro hombre que en ese momento tomaba mates con su esposa como todas las mañanas. El dueño de casa hizo pasar al visitante y lo primero que le salió fue disculparse porque no tenía café para ofrecerle. “No se preocupe, me sumo a los mates”, fue la respuesta. A este episodio inicial le siguió una larga conversación entre ambos sobre la inseguridad, la policía y temas aledaños. Cuando el primer hombre se despidió de su anfitrión, ya había tomado una decisión: el dueño de casa desempeñaría desde el comienzo de su gobierno una función muy importante para la seguridad pública.

Se fue del Congreso con muy buenos números

Llevaba años en la función pública (exactamente, desde 2007), primero como intendente de su ciudad, después como secretario de Transporte de la Nación y finalmente como diputado nacional por Santa Fe. Sin embargo, desde hace tres días Alejandro Ramos volvió al llano y hoy ya no se desempeña en ningún cargo. En su paso por el Congreso en los últimos cuatro años, el hombre de Granadero Baigorria fue uno de los legisladores más activos, al punto que presentó 324 proyectos de leyes o declaraciones y participó en algunos de los debates más trascendentes (en 2018 votó a favor de la frustrada ley que proponía despenalizar el aborto). Apartado de la actividad política en su ciudad y de perfil bajo en los medios de comunicación, nada se sabe sobre sus próximos pasos. ¿Volverá a ejercer su profesión de abogado?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario