En Voz Baja

¿Se fueron todos de vacaciones?

Estados Unidos. El autor, premio Nobel de Economía, asegura que aún no se ha visto lo peor del gobierno republicano y descalifica por incapaz al entorno del presidente.

Martes 22 de Enero de 2019

El mes de enero suele ser la mejor fecha para hacer cosas pendientes y ponerse al día con las obligaciones, sean privadas o públicas. El motivo: hay poca gente en todas las oficinas donde aún hay que dirigirse cuando es imposible concretar el trámite vía internet. Lo que sucede es que en las reparticiones públicas, por ejemplo, se sabe que el caudal de personas que requieren asistencia caerá considerablemente durante la temporada estival y a veces se les va la mano y dejan vacíos puestos de importancia. Es lo que sucede desde hace varias semanas en el Centro Municipal de Distrito Centro, donde nadie atiende telefónicamente las consultas de los ciudadanos. El teléfono del conmutador funciona correctamente pero a la hora de requerir atención personalizada, no hay respuesta del otro lado de la línea. ¿Habrá que esperar a marzo?


Sufrir y perder por los créditos UVA

En la Argentina, los más pesimistas siempre dicen que en este país siempre hay oportunidades, pero para resultar perjudicado. No importa si se logró zafar del corralito, de las distintas hiperinflaciones u otros sacudones de la economía doméstica. Ahora, los tomadores de créditos hipotecarios para la vivienda, planes de ahorros de autos y otros, ajustables por el índice UVA, están en problemas. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, tras confirmar hace unos días la cifra de inflación del 2018 del 47,6%, precisó que los tomadores de créditos fueron uno de los sectores más perjudicados por el alza de los precios. La Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), con la que ajustan los créditos indexados valía a comienzos del año pasado $21,15, y cerró el 31 de diciembre en $ 31,06. Quienes tomaron esos préstamos sufrieron un incremento de 46,9% en las cuotas. Y seguramente sus ingresos no aumentaron en esa proporción. Quienes accedieron, por ejemplo, a un crédito por $ 1.000.000 en enero de 2018, deberán afrontar ahora el pago de casi $ 1.500.000. No hay límite para las injusticias.

Sorpresa extranjera

Un turista europeo que visita la ciudad por estos días quedó maravillado por los espacios públicos en la costa central de la ciudad y su majestuoso río, pero también sorprendido por la falta de semáforos para peatones en la mayoría de las esquinas. "Son los contrastes de Rosario", le explicaron.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});