En Voz Baja

Rebelión en la granja socialista

Al socialismo parece que se le abre un frente de conflicto interno cuando aún ni siquiera comenzó a digerir la dura derrota electoral en la provincia del domingo pasado.

Jueves 20 de Junio de 2019

Al socialismo parece que se le abre un frente de conflicto interno cuando aún ni siquiera comenzó a digerir la dura derrota electoral en la provincia del domingo pasado. Es que la decisión de la cúpula partidaria de sumarse a nivel nacional a la coalición Consenso Federal y darle su apoyo a la fórmula presidencial Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey comenzó a hacer ruido al interior del socialismo. Por lo bajo son muchos los militantes de esa fuerza política que impugnan fuertemente la alianza con Urtubey por sus posturas conservadoras, pero algunos ya comenzaron a hacerlo público. Es el mismo gobernador de Salta que en 2008 impulsó la obligatoriedad de la educación religiosa en todas las escuelas públicas de esa provincia y que sostuvo un protocolo de los más restrictivos respecto de la interrupción legal del embarazo. El primero que expresó este malestar fue el subsecretario de la provincia de Santa Fe de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón. En Twitter posteó la foto del primer acto conjunto de la fórmula Lavagna-Urtubey y escribió un escueto pero contundente texto: “No cuenten conmigo”. Este mensaje disparó varias respuestas en esa red social, como la de la directora de Epidemiología de la Municipalidad de Rosario, Analía Chumpitaz, quien señaló: “Tampoco seré testiga de esa boda”. Y a partir de allí se encadenaron mensajes de una decena de militantes socialistas muy molestos por la fórmula presidencial que apoyará su partido en las próximas elecciones nacionales. “Los socialistas no somos soldados de nadie”, advierte uno de los tweets.

Verdura y pescado podrido para todos

El gobierno quedó enredado en una insólita polémica interna por la posibilidad de un acuerdo con Carlos Menem para llevar a su hija Zulemita como candidata de Cambiemos en La Rioja. Desde la Casa Rosada tuvieron que salir a desmentir la información que surgió tras una reunión que mantuvieron el ministro Rogelio Frigerio, el candidato a vicepresidente macrista Miguel Pichetto y el embajador en Perú, Jorge Yoma. Como se trata de una posibilidad más que incómoda para el radicalismo de esa provincia, apenas se conoció la versión desde la Rosada se apuraron a desmentirla a través de la agencia Télam y se la atribuyeron a Yoma. Furioso, el embajador negó en duros términos la información emitida por la agencia del gobierno que él mismo integra. “La Agencia Oficial de Noticias distribuidora de verdura y pescado podrido que inunda las redes, medios de difusión y desinforma a los argentinos. Una vergüenza”, escribió enfurecido Yoma, que logró que Macri le diera un cargo muy importante por una gestión de Pichetto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario